5 motivos por los que correr el Maratón de Berlín

Te contamos las mejores virtudes de uno de los maratones más importantes del mundo.
Paula Gallego -
5 motivos por los que correr el Maratón de Berlín
5 motivos por los que correr el Maratón de Berlín

Hoy por hoy todos conocéis muchas de las virtudes del Maratón de Berlín, ese en el que cada año miles de atletas populares conviven junto con los mejores especialistas del planeta en las calles de la capital alemana. Eso sí, para aquellos que dudan si participar o no en la siguiente edición del mismo, tenemos una serie de motivos por los que hacerlo sin dudarlo.

Estos puntos positivos los hemos podido vivir de primera mano en las diferentes experiencias vividas en un maratón que, estamos seguros, dejará en ti un fenomenal recuerdo. Por eso es uno de los grandes.

1 Es el circuito más rápido del mundo.

A estas alturas poco vamos a decirte de un recorrido que ha dejado claro que es el más rápido del mundo. Cada año vemos a los mejores maratonianos conseguir marcas estratosféricas y a los atletas populares romper registros personales. Largas rectas y un trazado que nunca supera los 53 metros sobre el nivel del mar.

2 Atravesar la puerta de Brandemburgo.

Algunos dicen que la de Berlín es la meta más bonita del mundo. Recién atravesada la Puerta de Brandemburgo verás, al fondo, un arco de meta que servirá para poner fin a un camino lleno de buenos momentos. Sin duda alguna, la mejor forma de acabar un maratón.

Publicidad

3 Descubrirás Berlín.

Además de ser perfecto para correr rápido, en Berlín descubrirás la ciudad al completo. Es decir, que eso que dicen de hacer turismo corriendo lo vivirás de primera mano en las calles de una ciudad que en otoño vive una de sus mejores épocas de todo el año.

4 La organización, básica pero efectiva.

Una de las virtudes que todo participante del Maratón de Berlín destaca es la excelencia de su organización. Sin grandes estridencias pero de una calidad y perfección que provoca en el corredor la sensación de tenerlo todo hecho. Y es que de eso se trata, de que el que porta un dorsal solo se preocupe en correr.

5 La cerveza de después.

Esta necesita poca explicación. Quizá la mejor forma de celebrar la meta de Berlín es con una buena jarra de cerveza. Déjate llevar por la ciudad porque ella te llevará a algunos de los mejores lugares cerveceros del mundo.

Publicidad
Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...