Este chico corrió haciendo malabares todo el Maratón de Chicago sin que se le cayeran las pelotas

Michal Kapral lo completó en 2:55, batiendo la anterior plusmarca no oficial del maratón más rápido haciendo malabares sin caídas.
Kit Fox -
Este chico corrió haciendo malabares todo el Maratón de Chicago sin que se le cayeran las pelotas
Corrió un maratón haciendo malabares sin que se le cayera la pelota

Michal Kapral se agachó cuidadosamente para recoger sus tres pelotas de malabares de una bolsa de plástico después de acabar el Maratón de Chicago. Mientras las sacaba una se cayó golpeando el suelo con un ligero sonido. Fue la primera vez en todo el día que una de las bolas tocó el suelo. A sus 43 años, Michal esbozó una risita mientras se agachaba a recogerla.

Esa misma mañana Kapral había hecho malabares con ellas sin que se le cayeran ni una sóla vez atravesando zonas con vasos de papel en el suelo, grietas en la carretera, público animando y grupos de música llamando su atención. Considera que pudo hacer un total de 50.000 lanzamientos consecutivos sin error. Manteniendo, además, un ritmo de 4:09 por kilómetro.

“Es la primera vez que consigo acabar un maratón sin que se me caigan”, dijo Kapral sonriente. “Es un sueño para mi.

Suscríbete a Runner’s World y llévate una camiseta de 72 kilos

Su marca de 2:55:”5 pulveriza el récord del mundo no oficial del maratón más rápido haciendo malabares “sin que se caigan las pelotas” - una disciplina pequeña pero bastante competitiva. El logro no está reconocido por ningún organismo oficial, ni siquiera el Guinness, pero recibe las alabanzas de la comunidad de malabaristas corredores.

“Empecé a hacer malabares hace 12 años, y tenía en mente el acabar un maratón sin que se me cayeran desde entonces”, dijo Kapral. Han sido necesarios ocho maratones en más de una década para conseguirlo. Mientras tanto, ha conseguido muchos logros corriendo y haciendo malabares. Posee el récord del mundo del maratón más rápido haciendo malabares (2:50:12) y medio maratón (1:20:40). El récord Guinness permite que se te caiga la pelota siempre y cuando el corredor siga haciendo malabares en el punto exacto en el que se cayó la pelota. A Kapral se le cayeron dos veces durante la plusmarca.

Este corredor nacido en Toronto es el primer malabarista que consigue un patrocinio. El año pasado protagonizó un anuncio en Estados Unidos para la cadena hotelera Fairfield Inn & Suites. Lleva su logo en la camiseta y en cada una de sus tres pelotas de malabares. 

Pero hasta el pasado domingo, corriendo alrededor de las calles repletas de Chicago, el objetivo de que no se le cayera seguía resistiéndose. “Intentaba mejorar mi anterior récord mundial pero iba un poco más lento del objetivo en la media maratón”, dijo Kapral. “Cuando me di cuenta de que me iba a costar mantenerlo, bajé un poco la velocidad y me concentré en que no se me cayera”.

Cada paso aumentaba la presión. Los espectadores y los corredores lo reconocieron y le animaron. El viento comenzaba a soplar más fuerte.

Relacionado: El monólogo del maratón de Robin Williams

“Hubo un par de veces que tuve que cogerlas con las puntas de los dedos”, dijo Kapral. “Me dio un subidón de adrenalina”.

Después de cruzar la línea de llegada en Columbus Street todo el público le dio una calurosa ovación. Paró de hacer malabares en la alfombra del chip y levantó las tres pelotas por encima de su cabeza.

“Es el maratón más estresante que jamás he corrido”, dijo después. “Nunca me había encontrado tan relajado después de correr”. Se tomó una cerveza después de meta para celebrarlo. Quizá fue por eso que, en la acera al lado de la línea de llegada, se le resbaló una pelota de los dedos y rodó por el suelo por primera vez en el día.

“Quizá me mareé un poco”, dijo entre risas.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...