Gran éxito en la Desert Run

Raquel y Juan superaron el Desafío Crivit
Álex Calabuig / Fotografía: Jordi Anguera -
Gran éxito en la Desert Run
Gran éxito en la Desert Run

62 kilómetros por el desierto, superando dunas, terrenos pedregosos y soportando el calor de la árida zona de Arfoud, Erg Chebbi o Merzouga, se hacen demasiado largos si la preparación no ha sido la adecuada. Afortunadamente para los chicos del Desafío Crivit, todos estos meses de entrenamiento han servido para superar con éxito el apasionante reto de finalizar la Desert Run 2013. Guiados por los planes de Luis Javier González en los que, además, han contado con los indispensables consejos nutricionales de Ana González-Madroño, tanto Raquel Gómez como Juan Vega rindieron al máximo y consiguieron finalizar las tres etapas de las que se componía el evento.

 

La primera etapa, de 15 kilómetros por las inmediaciones de la Kasbah Xaluca, a pesar de ser la más corta fue la más dura para bastantes de los inscritos. Los dos kilómetros de pronunciadas dunas, ubicadas entre los kilómetros 12 y 14, resultaron una trampa de la que se salía con las piernas temblando y una mueca de dolor en el rostro, aunque la llegada a meta, el avituallamiento y la posterior relajación en la piscina del hotel pusieron a los participantes en disposición de disfrutar una suculenta comida y de una animada tarde a lomos de dromedarios, surcando el mar de dunas de Erg Chebbi.

Tras una gélida noche en las jaimas del Bivouac de la Belle Etoile muchos corredores se levantaron algo resfriados y con la musculatura agarrotada. Había que afrontar los 21 kilómetros de la segunda etapa, con salida en Erg Chebbi y meta en Merzouga, por un terreno teóricamente menos duro que el día anterior pero con la carga de la fatiga acumulada en las piernas. La llegada en la Kasbah Tombouctou fue un rosario de runners extenuados pero eufóricos por tener más del 60% de la Desert Run en el bolsillo. Marc Hurtado, vencedor de la primera etapa, fue segundo tras Martín Fiz pero mantuvo la ventaja obtenida en las dunas. Todos disfrutaron de una fantástica tarde visitando poblados nómadas, las minas de Menfis y el poblado de origen sudanés Khamlia, donde el té a la menta y las danzas tradicionales fueron los grandes protagonistas.

La salida de la tercera etapa desvelaba el latente cansancio de los valientes participantes, muchos de ellos italianos, pero también anunciaba una progresiva ilusión por culminar el gran sueño de atravesar la línea de llegada, situada en el oasis de Tisserdimine. 26 kilómetros con interminables rectas era el postre de la Desert Run. Fiz voló de salida a meta junto a Hurtado y se hizo con el triunfo, pero el campeón del mundo de maratón en 1995 no pudo recortar la desventaja con Hurtado y se quedó a 33 segundos del ganador final de la Desert Run con 4:14:29. Por su parte, los chicos de Crivit, Raquel y Juan, concluyeron en segunda y decimotercera posición de sus respectivas categorías de la clasificación general. Raquel, con 5:56:46, sólo fue superada por la italiana Silvia Givogre (5:33:22), mientras que Juan acabó en 5:32:10. El último clasificado de la prueba, Domenico Mirra, paró el crono en 10:01:14 y vivió la emocionante situación de atravesar el pasillo realizado en meta por todos sus compañeros, que le aplaudieron hasta la saciedad. Este ex árbitro de la primera división (la serie A) del fútbol italiano, de 66 años, emocionó a todos los asistentes por su capacidad de sufrimiento etapa tras etapa.

El domingo no había carrera, la Desert Run ya había concluído, pero la visita al mercado de Rissani, con parking de burros incluido, y alguna otra sorpresa más, sirvieron de brillante colofón a un evento único que en los próximos años probablemente se convierta en un referente mundial de las pruebas por etapas en el desierto

Más información en carreradesertrun.com

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...