Crónica del Maratón de Malta 2014

Malta es la perfecta mezcla mediterránea. Antes de lograr su independencia fue fenicia, romana, árabe, española, francesa, italiana e inglesa.
David Plaza -
Crónica del Maratón de Malta 2014
El genuino sabor mediterráneo

Malta es la perfecta mezcla mediterránea. Antes de lograr su independencia fue fenicia, romana, árabe, española, francesa, italiana e inglesa. El idioma maltés recoge influencias de todas las lenguas, por lo que es imposible de entender, de ahí que todos los malteses sean multilingües. Por las calles del país, el más densamente poblado de la Unión Europea, conviven en armonía los coches con el volante en la derecha, cabinas telefónicas rojas y pintas de cerveza tan típicamente inglesas, con teterías, trattorias y hasta bares de tapas.

La salida de las dos distancias estaba situada a la entrada de Mdina, una milenaria ciudad fortificada, que recordaba a diversos lugares: el interior medieval de Cáceres, el privilegiado emplazamiento de Toledo, y la orografía de Segovia. Casi nada. El ambiente fue caldeado por dos voluptuosas monitoras de aerobic. Tras la salida, a 225m. sobre el nivel del mar, los que optamos por la distancia semi-filipídea (nunca te acostarás sin haber inventado una palabra), pudimos disfrutar de un desnivel francamente favorable, puesto que la meta estaba a nivel del mar.

Lo más destacable de la carrera fue el apartado musical. El recorrido fue amenizado por multitud de bandas de música idénticas a las que pueblan la Comunidad Valenciana. De hecho sonaron varios pasodobles, cuyos nombres desconozco para no traicionar mi pasión por los míticos Ilegales (¿quién no recuerda su tema “Odio los Pasodobles”?). Sólo faltó el olor a pólvora. También me llamó la atención que varios de los grupos más rockeros del recorrido utilizaban el cajón peruano que el dios Paco de Lucía llevó al mundo del flamenco a finales de los años 70. Como decía al principio, Malta es pura mezcla, y bien hecha.

La meta estaba situada en la zona turística de Sliema, enfrente de la capital Valletta. El ganador del Medio Maratón, Ibrahim Hussen Ahmed, es un refugiado sudanés de padres eritreos que llegó a Malta vía Libia. Eso sí que es una carrera dura, no lo que hacemos los populares para sentirnos mejor.

Si os ha resultado apetecible el viaje a la isla, también existe el Medio Maratón de Gozo (isla hermana de Malta, a tan solo 8km.), con 38 años de antigüedad, y el Trail de Gozo (56km.), ambas el último fin de semana de abril.

Malta, 23 de febrero – 513 (Maratón) y 2.816 (Medio Maratón) llegados

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...