Benidorm, correr con los bolsillos llenos de mar

La edición del XXXIII Medio Maratón de Benidorm estrena nuevo recorrido siguiendo el curso de sus playas.
Miguel Calvo -
Benidorm, correr con los bolsillos llenos de mar
Benidorm, correr con los bolsillos llenos de mar

“Tengo todo el Mediterráneo encima de mí” (Manuel Vicent).

A los nueve años, Juan Antonio Fernández (Alicante, 01.03.1982) comenzó a correr y desde entonces, pura pasión, nunca se ha detenido. Pero con el paso del tiempo, la desmotivación terminó llegando unida a la falta de nuevos retos y metas.

Mi ciclo en la pista había terminado y, tras dos o tres años corriendo medios maratones y carreras en asfalto, empezaba a sentir que había entrado en un círculo demasiado rutinario, siempre entrenando y con victorias en las carreras de la zona, pero cada vez menos motivado”, nos cuenta Juanan, como todos le conocen, la tarde anterior al medio maratón y los 10 kilómetros de Benidorm, con toda la ciudad volcada en las carreras infantiles y familiares previas a las competiciones principales.

Pero entonces, mi amigo José Benavente me propuso correr un maratón y terminó de conquistarme con un folleto del maratón de Berlín y la idea del viaje juntos. El plan era ajustar mis entrenamientos a la preparación y, aunque siempre había visto el maratón muy lejos de mis posibilidades, aquel verano de 2012 fue el mejor de mi vida, totalmente centrado en el nuevo objetivo y absolutamente implicado: comiendo como un atleta, durmiendo como un atleta y el cien por cien del día pensando y viviendo como un auténtico atleta”, continúa relatando el propio corredor.

Disfruté muchísimo el debut en Berlín y terminé bastante cómodo (2h34:34). Conocí un montón de gente y descubrí un mundo absolutamente fascinante, hasta el punto que cayó en mis manos un panfleto de los World Marathon Majors y pensé: ¿Y si hago Londres? ¿Y si me voy a Tokio?”, en lo que supuso el definitivo inicio de su verdadera aventura de correr los seis mejores maratones del mundo en seis años.

Tras el otoño de 2012 en Berlín, la primavera de 2013 Juanan corrió en Londres (2h29:08), donde fue el segundo español que cruzó la meta, sólo superado por el élite Ayad Lamdassem y entre los 25 mejores populares. En 2014 viajó a Boston, donde finalizó entre los 100 primeros como el primer español (2h30:45). En 2015 viajó hasta Tokio donde acabó de nuevo como primer español y tercer europeo (2h36:42), tras pelear con el inicio de una lesión que le impidió alcanzar su objetivo de correr en 2 horas y 27 minutos, tal y como fue capaz de mantener hasta el kilómetro 37. Y este otoño de 2016 ha corrido en Chicago (2h49:57), en plena lucha contra una lesión lumbar que le limita cada vez más a la hora de correr, pero convencido de que, sea como sea, al año que viene culminará su objetivo de completar los seis mejores maratones del mundo en la meta de Nueva York.

Pero cambiaría todo por ganar un año aquí en Benidorm, en mi propia casa”, afirma el corredor del Club Atletismo Benidorm con el aire de melancolía que acompaña siempre a los días duros de una lesión y más tratándose de una carrera en la que acumula un segundo y dos terceros puestos y en la que este año no puede participar tras regresar muy tocado de Chicago.

Es una prueba llena de encantos – termina de contarnos -. Por una parte, el entorno permite correr por el pequeño Manhattan, tal y como llamamos a nuestro skyline, y disfrutar de las vistas del mar, siempre en paralelo a la playa. Por otra parte, es un circuito totalmente llano, ideal para salir en busca de mejor marca personal. Y por último, te ofrece la posibilidad de disfrutar en manga corta un fin de semana a finales de noviembre”.

A principios de la década de los años ochenta, un puñado de ingleses supo ver todas estas posibilidades que ofrece la ciudad al corredor y, a través del antiguo bar Los Deportistas donde se reunían grupos de británicos alrededor de la Avenida de Castellón, comenzó a disputarse la carrera popular que este año celebra su edición número 33, lo que la convierte en una de las carreras con más solera de nuestro país, tal y como nos cuenta Toni Cruaños, ligado a la prueba desde los años noventa, entrenador de base en Benidorm y un romántico del atletismo, acostumbrado a lidiar día a día con los problemas de un deporte cada vez más minoritario.

Aún hoy, las raíces británicas de la carrera siguen latiendo muy fuerte y la zona de salida es un hervidero de clubes llegados desde todas las partes de las Islas, especialmente de Liverpool y Manchester, con sus equipaciones de aire retro y un innegable aroma a los años ochenta, la mayoría incluyendo en los nombres de sus equipos palabras con tanto sabor a historia del atletismo como Milers, en referencia a la clásica milla, y Harriers, como se llamaba a los perros que se utilizaban para las cacerías de liebres a pie que, posteriormente, dieron origen a las primeras carreras de campo a través y los primeros clubes que surgieron su alrededor.

No en vano, la participación internacional ronda el 50% de los inscritos totales”, tal y como nos confirma el organizador Pepe Brotons, mientras que el entrenador Toni Cruaños nos cuenta lo mucho que ha cambiado la carrera en los últimos años, por donde han llegado a pasar maratonianos de la talla de Abel Antón y Martín Fiz, y el trabajo que se está haciendo para elevar el nivel de la prueba, con un circuito homologado que ha llegado a cambiarse, recientemente, hasta en cuatro ocasiones en busca de un mayor atractivo.

Desde uno de los extremos más altos de Benidorm, desde una habitación del hotel Bali, el más alto de Europa y donde cada mes de mayo se celebra la carrera que sube sus 52 pisos y 924 escalones dentro del sello Tower Running World Association que reúne a rascacielos tan emblemáticos como el Empire State, el amanecer de una mañana de finales de noviembre muestra la vocación de la ciudad hacia las alturas.

Visto desde arriba, mientras la oscuridad aun envuelve todo, el sol, tan anaranjado que parece dispuesto a prender fuego al horizonte, comienza a asomarse por detrás de la Sierra Helada y a iluminar la bahía donde se dibuja la ciudad en vertical gracias al revolucionario plan de urbanismo que puso en marcha, desde mediados de los años cincuenta, Pedro Zaragoza, “el hombre que embotelló el sol”, tal y como lo define un documental que se estrena estos días.

En contraste con esa búsqueda interminable de la verticalidad, el medio maratón se ha encerrado en una continua persecución de la horizontalidad, en un intento de ofrecer un trazado totalmente plano que potencie una de sus grandes virtudes, junto al sol de invierno y el mar.

Y el resultado ha sido un rapidísimo nuevo recorrido, siempre horizontal y pegado al mar a través de las playas de Levante y Poniente, aprovechando el colorido paseo del arquitecto Carlos Ferrater, lleno de Mediterráneo.

Benidorm es un paraíso para el corredor, con un gran potencial – nos apunta de nuevo Juanan Fernández-. Por una parte, el paseo marítimo permite correr junto al mar desde un extremo a otro de las dos playas. Por otro lado, nada más terminar la ciudad se unen rápidamente el mar y la montaña, con muchísimos caminos hacia Finestrat, con el Puig Campana y la sierra de Aitana”.

En busca de esas posibilidades, el día antes de la carrera nos adentramos en el parque natural de la Sierra Helada, nada más terminar la playa de Levante, donde descansa el Benidorm menos turístico en busca de pequeñas y tranquilas calas, miradores sobre la ciudad, senderos que desembocan al otro lado del parque en el faro del Albir, acantilados e historias de piratas bereberes junto a la torre vigía medieval de la punta del Cavall, recuerdo de la vida de la ciudad que transcurría apegada a la pesca, mucho antes de que se cerrasen las últimas almadrabas.

La mañana del domingo en el que se disputa la carrera, los corredores toman la salida junto al nuevo ayuntamiento de la ciudad con el corazón de la mano tras el homenaje al joven Daniel Juárez que falleció en la meta de hace un año, mientras que sus amigos y familiares corren en su recuerdo con su número siete a la espalda.

A la vuelta, tras dejar atrás las playas y sus paseos marítimos, después de dos curvas y un paso por debajo del puente de la Avenida de Emilio Ortuño, la llegada se encamina hacia la recta final, en subida y flanqueada por palmeras, con la meta situada debajo del emblemático edificio del ayuntamiento de la ciudad, justo antes de entrar al parque de L’Aigüera donde descansa el recuerdo del festival de la canción.

La edición del medio maratón de Benidorm de 2016 termina con los triunfos de Mohammed Boucetta (1h09:33) y Yamilka González (1h26:01), campeona de España de 10 kilómetros en ruta en 2010.

Tras el arco de meta, a uno de los primeros que acierto a reconocer es al propio Juanan Fernández, debajo de su chándal y bromeando sobre si a él ningún juez le tacha el dorsal. Antes de comenzar la carrera, también fue a uno de los últimos que vi, aguantando hasta el último momento detrás de la línea de salida junto a sus compañeros. Y, precisamente, según seguía el recorrido entre las dos playas, también me lo encontré aplaudiendo a pie de circuito. Tantas son las ganas de correr cuando el cuerpo no deja competir, como el jugador que no puede saltar al campo y al que sus compañeros casi tienen que retener a la fuerza en el banquillo.

Tal y como escribió Manuel Vicent, “hay dos tipos de hombres: los que han soñado con aventuras a través del mar y los que no”. 

Mientras, a medida que nos dejamos llevar y corremos una mañana de invierno redescubriendo el Mediterráneo al que se abre la ciudad de Benidorm, es muy fácil saber a cuál de las dos clases pertenecemos.

Calendario de carreras en Benidorm (2016):

14.02.2016 – III Carnaval Run Benidorm (5.340 metros)

06.03.2016 – XXXVII Cross Popular “Festa El Calvari” (3.875 y 7.750 metros)

08.05.2016 – V Subida a la Cruz de Benidorm (9.500 metros)

14.05.2016 – XIII Subida Vertical Gran Hotel Bali (52 pisos / 924 escalones)

12.07.2016 – III Xtrem Running Benidorm

31.10.2016 - IV Carrera Popular de los rascacielos (10 kilómetros)

12.11.2016 – III Desafío Lurbel Aitana (Finestrat) (40, 86 y 120 kilómetros)

27.11.2016 – XXXIII Medio Maratón y 10 kilómetros de Benidorm

06.12.2016 – II Carrera Solidaria Fundación Terra Mítica (5 y 10 kilómetros)

18.12.2016 – VII San Silvestre de Benidorm (6.300 metros)

Otros servicios en Benidorm para el corredor:

IMED LEVANTE (C/ Doctor Ramón y Cajal, 7): Unidad de cardiología deportiva: chequeo integral con la cardióloga deportiva María Dolores Masiá (CSD), Alter-G, fisioterapia y traumatología deportiva, podología y estudios biomecánicos.

SANDOS MONACO BEACH HOTEL & SPA (Av. Emilio Romero, 11): Atención especializada y personalizada al corredor, con posibilidad de paquetes de preparación muscular y nutrición más amplios o de recuperación y relajación específica, individual o para equipos.

TAO BIKE (Av. Mediterráneo, 62): Alquileres de bicis eléctricas y rutas ecológicas por la ciudad y Sierra Helada, en un local muy cuidado con una filosofía propia muy marcada.

Dónde comer en Benidorm, más allá del todo incluido:

TAPEO EN LA ZONA DE LOS VASCOS (Calle Santo Domingo y alrededores): Tradicionales pintxos vascos en el centro de Benidorm, con La Cava Aragonesa y los locales de la cadena Aurrerá como referencia.

SOLOTÚLA (C/ Esperanto, 16): Gastrobar en las antípodas del ruido turístico. Su mayor secreto está en la cocina y su jovencísima y prometedora chef, Sara Gómez.

MAL PAS (C/ Mal Pas, 1): Taberna levantina de arroces y pescado, en un local rehabilitado con mucho sabor mediterráneo junto al Castillo de Benidorm.

RESTAURANTE ULÍA (Av. Vicente Llorca Alós, 15): Gran materia prima en mariscos, pescados y arroces en primera línea de la playa de Poniente, con cocina tradicional regentada a través de varias generaciones.

LLUM DE MAR (Plaza San Jaume, 1): Restaurante gourmet dentro del hotel Villa Venecia, con unas de las mejores vistas de Benidorm.

PORTUS MASSAI (Av. Vicente Llorca Alós, 22): Comida informal y cocktails en un local Chill-Out al fondo de la playa de Poniente, lejos de las aglomeraciones.

Te recomendamos

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Participa en nuestro sorteo y gana una de estas dos magníficas chaquetas de cuero Ind...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...