El BMW Lurauto Maratón de San Sebastián se queda sin récord

Triplete keniata en el podio masculino, con Hosea Kiprono como justo vencedor de la prueba.
Pablo Vázquez | FOTO: Félix Sánchez -
El BMW Lurauto Maratón de San Sebastián se queda sin récord
Sin récord en Donostia

Catorce años van ya de la consecución de la mejor marca histórica del BMW Lurauto Maratón de San Sebastián EDP, cuando el keniata Timothy Cherigat destrozaba el crono con un registro de 2:09:34 en la edición de las Bodas de Plata. Tras la celebración del trigésimo noveno aniversario, este récord seguirá vigente al menos un año más, con un Hosea Kiprono muy alejado del tiempo de su compatriota al completar los 42 kilómetros y 195 metros en 2:11:51.

El keniata ha estado acompañado en el podio por sus dos compatriotas David Barmasai, principal favorito a la victoria antes del pistoletazo de salida, que terminó la prueba en 2:15:02, y Paul Kimeli, con un crono de 2:15:56. En la categoría femenina, la española Marisa Casanueva tampoco pudo conseguir su objetivo, el de la mínima mundialista, con una nota de corte de 2:33, al concluir la carrera en 2:35:22, dos minutos y 22 segundos por encima de lo establecido. Sus compañeras en el podido fueron Yolanda Gutiérrez (2:38:50) y Sebastiana Llobres (2:47:29).

Asimismo, en el Campeonato de Gipuzkoa, celebrado de forma paralela al BMW Lurauto Maratón de San Sebastián EDP, el oro ha sido para Mikel Rodríguez, con un crono de 2:31:02, superando a los atletas Jon Iturralde (2:34:52) y Andoni Sudupe (2:35:32). Y, entre las féminas, la gran campeona ha sido Izaro Rubio, con una marca de 3:03:28, que se ha impuesto con solvencia a Alazne Mujika (3:11:41).

El ansiado récord de velocidad de la prueba se vio truncado desde el comienzo de la carrera, con las dos liebres galopando a ritmos inferiores a lo previsto, y los grandes favoritos bien asentados en su 'cobijo'. No obstante, allá por el kilómetro 9, el eritreo Habtegebriel intentó dar la campanada, propiciando un ataque con un fuerte cambio de ritmo que sus compañeros africanos no pudieron aguantar. Poco a poco iba abriendo brecha con sus perseguidores, pero terminaría abandonando ante la incomprensión de los allí presentes al paso por el medio maratón, con un tiempo de 1:05:38, con un promedio 51 segundos más lento que el récord.

Ya sin el eritreo en juego, el keniata Hosea Kiprono, que se presentaba a la cita como una de las dos liebres de cabeza de carrera, iba a protagonizar su mejor actuación en Donostia, tras el tercer puesto cosechado el pasado año, alzándose con la txapela como ganador del BMW Lurauto Maratón de San Sebastián EDP 2016. El africano, además, corrió en solitario los últimos siete kilómetros de carrera, tras asestar un fuerte cambio de ritmo en el segundo paso por 'La Concha'. 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...