El reto de Robert Young: 365 maratones en un año

Este inglés fue víctima de malos tratos cuando era un niño y ahora corre para ayudar a los demás.
Ezequiel Bellido Verdú / Foto: Lakeland Trails -
El reto de Robert Young: 365 maratones en un año
Robert Young y su reto, correr 365 maratones en 365 días

Comenzó su reto un día después de la pasada maratón de Londres. Alucinado por las historias que escuchaba sobre fundaciones de caridad o similar que escuchó como espectador en este famoso evento, no se lo pensó dos veces, se puso las zapatillas y comenzó su proyecto, salir de casa y completar un maratón, sin más. El día después hizo lo mismo y al otro igual, y a día de hoy lleva acumulados casi tres cientas distancias de Filípides. El motor que moviliza su motivación es una razón de peso, ayudar a los demás y concretamente a los niños desfavorecidos.

Tiene claro que asociaciones como ‘Sueños hechos realidad’ o el primer hospital para niños de Inglaterra, el ‘Great Ormond Street Hospital’ serán algunas a las que vaya a parar lo que recaude en este proyecto.

Y es que el ahora llamado ‘Hombre maratón del Reino Unido’, sufrió mucho cuando era niño. Su padre le maltrataba hasta tal punto de ser extremadamente violento con él. Young se considera un superviviente y sentencia que:

“Nadie se merece pasar por lo que yo pasé”.

Su motivación es tal que al principio de su reto se levantaba a las 3:00 de la mañana para completar sus 42km. Aproximadamente a las 7:00 finalizaba y dos horas después entraba a trabajar hasta las 17:00 horas. Tras varias semanas se dio cuenta que no aguantaría ese ritmo por mucho tiempo por lo que decidió dejar su trabajo y vivir de sus ahorros y de la ayuda de algunos patrocinadores. Eso sí, Robert no toca el dinero recaudado y tiene claro que todo tendrá un sentido al final, cuando complete los 365 maratones en un año. Si todo le va bien esto lo conseguirá tras completar la edición de este año del maratón de Londres.

Pero todo no ha sido bonito: levantarse, correr, alimentarse bien, descansar, buscar apoyos, estar en contacto con asociaciones y encima sufrir algunas lesiones, gajes del oficio de corredor que le han llevado a acumular hasta más 100km en alguna jornada para recuperar algún día perdido.

En este sentido, seguro que muchos de vosotros recordareis la figura de Serge Girard, corredor francés que además de cruzar corriendo y en tiempo récord todos los continentes del planeta establecía entre el 17 de Octubre de 2009 y el mismo día del año siguiente, la plusmarca mundial de correr durante 365 días a una media de 74km al día, o lo que es lo mismo, completar 640 maratones en un año. En su caso es cierto que no tenemos claro si además le movía una razón solidaria.

Del que sí que tenemos constancia de que correr fue la herramienta para que tras cada una de sus zancada se albergara altas dosis de bondad, es de Ricardo Abad. Este navarro, de Tafalla, no ha parado de recaudar fondos para ANFAS, una asociación navarra para personas con discapacidad intelectual. Abad es conocido por haber sido capaz, entre otros proyectos, de completar 607 maratones en 607 días. Sí, has leído bien, más de año y medio saliendo a dar una zancada tras otra hasta completar la distancia de Filípides. Según parece, y tras completar este año pasado su reto de 52 Ironmans en un año, este 2015 quiere llegar a los 100.

No hay duda que el boom del running que estamos viviendo hoy día está trayendo hechos tan relevantes y positivos para ‘la humanidad’ como estos, además de por ejemplo: dejar de fumar, perder peso, ver la vida con mayor claridad o afrontarla con más vitalidad. En resumen mejor calidad de vida para todo quien se propone practicarlo y por extensión y en general, mejores ciudadanos para este mundo.

Por cierto, Robert Young no siempre corre con la indumentaria del runner sino que en algunas ocasiones le gusta hacerlo vistiendo la típica falda escocesa.

 

Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...