Óscar Pasarín: “Lo sufrido en mi récord del Camino de Santiago no es comparable con lo que padecen los refugiados”

Entrevistamos en profundidad al nuevo recordman de esta famosa ruta. Seis días, 14 horas y 49 minutos le bastaron para completar sus casi 800km.
Ezequiel Bellido Verdú / Foto: Óscar Pasarín -
Óscar Pasarín: “Lo sufrido en mi récord del Camino de Santiago no es comparable con lo que padecen los refugiados”
Óscar Pasarín: “Lo sufrido en mi récord del Camino de Santiago no se puede comparar con el drama de los refugiados”

Es posible que el nombre de Óscar Pasarín no os sea muy conocido pero seguro que su figura comienza a crearos interés si os dijéramos que desde la semana pasada es el ser humano que más rápido ha completado el mítico Camino de Santiago desde Sant Pied de Port.

El pundonor y el esfuerzo que este runner bilbaíno pone en sus gestas atléticas siempre tienen un sentido una prioridad: hacer el mayor ‘ruido’ posible para que autoridades y ciudadanos se enteren del drama de los refugiados. Su compromiso con ellos es firme y por esta razón a finales del mes pasado se planteó intentar recorrer en el menor tiempo posible los casi 800km de esta mítica ruta jacobea. Finalmente su motivación así como su calidad física y humana le dieron la razón al conseguir llegar a Santiago en tan sólo 6 días, 14 horas y 49 minutos, 1 hora y 40 minutos menos que el anterior récord que databa de 2007 y cuyo autor fue Alfredo Uría, conocido ultrafondista vasco.

Con este registro Pasarín ya forman parte de la historia del ultrafondo español y no es para menos. Dar cuenta de esta kilometrada en ese tiempo récord no está al alcance de muchos. Para ello se necesita una gran motivación, una fisiología portentosa que te permita recuperar bien cada jornada y una cabeza muy bien puesta preparada para superar las innumerables crisis que se suelen pasar en este tipo de retos.

Óscar llamó a esta aventura ‘El Camino más duro’ y este tiene su sentido:“Lo más importante es recordar que realmente el Camino más duro es el que emprenden a diario las personas refugiadas”.

Por esta razón era prioritario aprovechar esta proeza para recoger fondos - está cerca de recoger casi 3000€ a través de microdonaciones - e intentar que esta tuviera la resonancia mediática que sus amigos los refugiados -con algunos de los cuales corre a diario -se merecen.

Hace unos días tuve la suerte de conversar largo y tendido sobre su reto con este cocinero de 39 años. Lo encontré paseando a sus perritas y según él  “soltando piernas”. Tan sólo habían pasado 48 horas desde que llegó a Santiago y se le veía bien. Tranquilo, al tiempo que enérgico, Pasarín me contestó a todas mis preguntas en una conversación que fue intensa. Mi conclusión es que este hombre hizo aparentemente fácil una gesta que es bastante difícil y que está al alcance de muy pocos:

Publicidad

¿Cómo se te ocurrió lo del Camino de Santiago?

La verdad es que buscando algo llamativo que hacer y que hiciera el bastante ‘ruido’ para que la gente tomara conciencia del problema y el drama de los refugiados en España. En un principio quería llevar –corriendo, claro-  una carta desde Madrid a Bruselas pero al final desde CEAR- Comisión Española de Ayuda al Refugiado- asociación con la que colaboro estrechamente, me lo quitaron de la cabeza porque en Francia no podían garantizar mi seguridad al ir solo por los caminos y carreteras. Y ya ves, como al final no cuajó elegimos el Camino de Santiago, una ruta muy conocida donde si salían bien las cosas se podía hacer bastante ‘ruido’ a favor de los refugiados.

¿Y ruidos has hecho, supongo que contento?

Pues sí, al final logramos el reto de llegar a Santiago en tiempo récord y que los medios de comunicación especializados y generales se hicieran eco de la plusmarca y de las razones del reto, lo más importante para mí.

¿Creo que incluso has salido en la tele, no?

Sí, además de en los periódicos más importantes del país y en las webs de atletismo y demás, me hicieron un pequeño reportaje los de La Sexta. Espero que todo esto aporte algo a un mejor trato y bienestar de los refugiados que vienen a España.

¿Eras consciente del tiempo del anterior récord de Alfredo Uría? ¿Le viste color para bajar de los 7 días?

Lo tenía claro, el objetivo era bajarlo. Sabía que lo importante era llegar y sabía que llegar llegaría y si lo podía hacer en tiempo récord mejor ya que daría una mucha mayor difusión a favor de los refugiados.

Tardaste exactamente 6 días 14 horas y 49 minutos y siempre se habla de que el Camino tiene unos 800km, ¿cuántos te salieron en tu GPS?

Me salieron 790km en mi GPS on-line, esta todo publicado. Te hablo del on-line porque en el normal se me acabaron las baterías un día y no contabilizó 25km. Aún así hice una media entre los 2 aparatos y salen los kilómetros que te comento.

¿Y qué me dices del desnivel en subida?

Pues para ese kilometraje no mucho, unos 9.200 metros más o menos.

Publicidad

Y en tu caso, ¿cuándo te das cuenta que eres un corredor que asimila muy bien el kilometraje y que puedes sumar grandes distancias jornada tras jornadas?

Me di cuenta en la vuelta a Euskal Herria donde corrí casi 600km en 10 días e hice unos 60km /día, allí vi que me sobraba mucho tiempo al terminar cada etapa. Por esta razón en la vuelta a la península 1.200km en 15 días ya me propuse correr unos 80km/día pero también me di cuenta que me sobraban unas 12 horas al día y que quizás podía darle un giro y subir a los 90-100km/día. Ese fue el momento de pensar en el reto de Madrid-Bruselas -1.700km en unos 21 días- que al final no pude hacer y que cambié por este del Camino.

Cuéntanos para que la gente sepa, ¿sueles ponerte el dorsal en carreras de larga distancia, ruta o montaña etc..?

Claro que sí El año pasado corrí la Spartathlon -246km- en 34 horas. También he participado en la ultra de montaña Ehunmilak, donde tarde unas 30 horas. En media maratón creo que tengo 1:25 y en 10km sobre 35-36 minutos.

¿Entrenaste específicamente este tipo de reto o ya venías muy rodado de anteriores lances?

Siempre he llevado una rutina de mantenimiento semanal en el que casi cada día corro a ritmo constante aunque no muy rápido unas 2 horas y luego el fin de semana hago una tirada más larga. Entre 80 y 120km semana, ritmos lentos y nada de calidad. No me rompo nada no tengo lesiones. Tengo ampollas.

Pregunta para curiosos, ¿con qué zapatillas corriste el Camino?

Corrí con el modelo Olympus 2.0 de la marca Altra, son de drop 0. Me la pasaron de la tienda 4 Trail Running y me fueron de cine.

Sé que eres cocinero y que madrugas mucho para trabajar y que por este motivo comenzabas muy pronto cada una de tus etapas. Cuéntanos tu estrategia.

Así es, acertaste. Ponerme en marcha entre las 2-3 de la mañana ha sido la mejor jugada para conseguir el reto en el tiempo que lo he hecho. Avanzar en la noche y quitarme de encima 30-40km cuando se hacía de día, además de minimizar el tiempo que estaba expuesto al sol de las 3-4 de la tarde ha sido decisivo y fundamental. Te cuento como ejemplo que en la 2ª etapa me acompañó al principio un compañero de trabajo que lleva el mismo biorritmo que yo. Eran las 2:30 de la mañana, nos pusimos en marcha y nos encontramos en nuestro estado natural, de maravilla. A las 6:30 aprox se hacía de día y ya llevábamos más de 40km, toda una ventaja para la mente.

¿Y el descanso, cuántas horas eran las mínimas que te obligabas a dormir?

Normalmente dormía unas 6 horas y ya iba bien. Un día dormí 7 y lo note mucho, al día siguiente iba muy muy bien.

Publicidad

He visto que llevabas un ritmo muy ‘diesel’, muy constante de no más de 8km/hora, ¿lo programaste así porque era la velocidad justa para no gastar lo justo y no romperte muscularmente?

Si te digo la verdad fui a lo que me pedía el cuerpo y al final salieron estas velocidades. Como dices las primeras horas de cada etapa salían a una media cercana a los 8km/h. Luego en los kilómetros finales estaba bajaba por debajo de 7 por lo que al final salían poco más de 7km/h de media.

Mi rutina era ir andando rápido y trotando. Sobre todo en las bajadas me obligaba a correr pues así ganaba mucho tiempo. Se podría decir que ¾ partes del Camino las hice andando rápido.

Algún tramo especial que dijeras: “qué duro es esto, hoy no acabo en el lugar y tiempo previsto..”.

La verdad es que no hubo ningún día especialmente duro y donde me preocupara no terminar bien. Es cierto que cada día tenía mentalmente la etapa terminada pero no te voy a engañar y lo que me preocupaba más era el no poder con la del día siguiente.

Me impresionó un poco la subida a O Cebreiro, me la encontré de morros y fue por desconocimiento ya que desde León a Santiago no conocía nada del Camino. Otro tramo del que me hablaron por su dureza era el Alto del Perdón que la verdad no me pareció nada duro. La bajada hasta Ponferrada sí que me pareció algo técnica y laboriosa.

Así que hiciste récord del Camino de Santiago sin apenas conocerlo..

Bueno para no mentirte entrené los primeros 100km, primera etapa, así como los más de 270km que hay desde Nájera a León en 3 días para ver cómo iba el cuerpo.

¿Dormías en albergues?

Descansaba en hostales que ya teníamos reservados a los cuales llegaba al terminar el día. Te cuento que mi amigo Samuel Arroyo –ultrafondista vasco- me sugirió que probara a descansar a mediodía y partir las etapas en dos. Lo probé en el tramo de reconocimiento desde Nájera a Léon y no me fue muy bien ya que me costaba mucho volver a ponerme en marcha así que tenía claro que debía hacerlo del tirón.

Hablando de hacerlo ‘del tirón’ he visto en tu GPS que en 16-17 horas de etapa no parabas más de 15 minutos, es muy poco. ¿Alguna razón especial?

Soy un poco militar para esto y sólo paraba a hacer mis necesidades y recoger agua. Solo paré un día a comer ensaladilla, tardé 7 minutos, jeje. Llevaba sándwiches en la mochila y bebía agua con sales. Luego me di cuenta que el Camino es logísticamente muy agradecido para avituallarse ya que cada muy pocos kilómetros siempre tienes un pueblo donde poder comprar o tomar algo. Cuando me di cuenta de esto dejé de llenarme tanto la mochila.

¿Cuéntanos más sobre tu protocolo de alimentación en cada etapa?

Era sencillo. Al llegar al final de cada etapa siempre pedía al albergue que tuviera preparado una lata de legumbres, leche, bollería, pan bimbo, nocilla y algo de embutido. Calentaba las legumbres en el agua caliente de la ducha y luego me preparaba los sándwiches y demás para el día siguiente.

Me dejas impresionado, llevabas una paliza de más de 15 horas en el cuerpo y al llegar tenías que prepararte tú la comida y demás ¿No tenías ayuda en tus avituallamientos?

No mucha, sólo el fin de semana vino mi amigo Gorka que me ayudó mucho. Me conoce bien y con sólo una mirada sabía lo que necesitaba.

Por lo que me estás contando veo que ha sido un reto sin muchos recursos ni apoyos y lo has hecho al más puro estilo amateur..

He contado con los apoyos de la tienda 4Trail Running, mi club de montaña S.D Korrikazaleak, la web www.latierradelroble.com/,O’ryan Sestao –una empresa de restaurantes- y de la ONG ‘Por un mundo mejor ahora’. En total me dieron 700€ que utilicé para hacer camisetas con el logo ‘El Camino más Duro’. Estas las vendimos enseguida y pudimos sacar unos 6000€ que se han destinado a CEAR.

Publicidad

¿Y ahora qué próxima hazaña te espera?

Me encantaría realizar lo que te comenté al principio, Madrid-Bruselas, unos 1.700km en unos 21 días. A ver si es posible porque me encantaría llevar esa carta con firma a Bruselas para ver si Europa se entera de una vez e la problemática de Los Refugiados.

Para terminar ¿qué opinas de los 5 días y 17 horas que dijo Quim Navarro-más conocido como Steelman- que empleó a finales de Noviembre de 2013 en tu mismo trayecto y además en autosuficiencia y por tanto llevando un peso considerable? Si recuerdas no se paró en Santiago sino en Finisterre – unos 87km más- llegando al ‘final de la tierra’ en un crono parecido al tuyo de 6 días 18 horas 22 minutos. ¿Lo ves posible? Sabrás que nunca publicó sus tracks y que aunque muchos medios publicamos lo que él nos transmitió su aventura fue poco creíble…

Yo sólo puedo hablar desde mi experiencia, me meto en mis cosas y tengo claro porque causa hago lo que hago. Lo que yo he vivido es que ya es muy duro correr durante 15-16 horas/día para hacer unos 115km/día y con una mochila ligera. También sé que el cuerpo necesita descansar al menos unas 5-6 horas al día para reponerse de este esfuerzo. La verdad es que me parece casi imposible acumular casi 30km más al día, al menos unas 4 horas de esfuerzo más, con la carga muscular que eso supone. Además esto supone un recorte de descanso  considerable, por no decir desgaste que implica llevar el peso en la mochila que decía llevar –si no estoy mal informado unos 25-30kg en las primeras etapas-. Por lo que yo sé, veo muy difícil correr-andar durante más de 20 horas y acumular más de 140km/día durante 6 días y descansar sólo un par de horas.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...