Silencio, habla el mito

El atleta etíope Haile Gebrselassie acudió como padrino al DISA Gran Canaria Maratón.
Pablo Vázquez -
Silencio, habla el mito
Silencio, habla el mito

El DISA Gran Canaria Maratón no pudo tener mejor embajador. En esta edición, contó con la presencia de la leyenda de las carreras, el etíope Haile Gebrselassie, que participó en una mesa redonda. Allí, aseguró que “estoy muy contento de estar en Gran Canaria”, y aprovechó para aconsejar a todos los presentes para sus futuros entrenamientos y carreras. “He corrido todas las distancias, desde los 1.500m hasta el maratón, pasando por los 5.000m, los 10.000m y el medio maratón, y puedo asegurar que si se entrena duro, es fácil, ¿o no?, con un toque de humor espléndido.

Haile Gebrselassie aprovechó también para explicar algunos de sus proyectos en su tierra natal, Etiopía. “Ser pobre no es un regalo. La sequía y las guerras han endurecido la situación y, cuando comencé a ingresar dinero por mis carreras, decidí que debía reinvertirlo en ayudar a mi gente, a mi país. Tengo que devolverle a Etiopía lo que me ha dado. La situación infantil en Etiopía es muy dura, por eso agradezco a todos los que adoptan niños etíopes, porque si les contara como perdieron a sus padres, llorarían”. Y, además, añadió que “en España es hora de despertarse, de hacer cambios para solventar todos los problemas que está sufriendo el país”.

Sus inicios

Cuando le preguntaron por su infancia, por sus inicios en el mundillo de las carreras, recuerda con una gran sonrisa todos y cada uno de los momentos vividos. “Nací en el campo, a 10 kilómetros del colegio. Tenía que ir andando cada día, pero yo lo hacía corriendo. Corría 10 kilómetros de ida y 10 de vuelta, un total de 20km. Atravesaba ríos, bosques, montañas. Todo esto durante 10 años”.

Señores, aquí huele a campeón

Por fin, en un acto público, y ante todos los medios de comunicación presentes en el DISA Gran Canaria Maratón, la leyenda del atletismo etíope y mundial confirmó que eran ciertos los rumores que señalaban que con tan sólo 14 años había terminado un maratón en Adís Abeba en 2:48. “Se suponía que iba a correr la prueba de 10km, pero la cancelaron y sólo quedaba el maratón. En ese momento, le dije a mi entrenador que no me iría a casa sin correr. Él me dijo que era demasiada distancia, que no podría hacerlo, pero lo hice”. Y añadió que, al término, “no pude ni andar durante una semana”. Incluso, explica cómo la idea de dejar de correr sobrevoló su mente, pero “después de esa semana me recuperé y seguí corriendo”.

Cuando le preguntaron por su manager, Josephus Hermens, Haile Gebrselassie se emociona y asegura que “lo veo como a un padre. Lo es todo. Me ayuda en todo, en mis entrenamientos, carreras, viajes, en mis negocios, en lo personal. Además, son ya 22 años de relación, desde 1992”.

Asimismo, durante la mesa redonda, el etíope explicó que “puedes lavar tu cuerpo con jabón, champú o acondicionadores, pero… ¿y tu mente? La mente sólo puedes lavarla corriendo, sudando. Da igual lo que comas o bebas, pero no te olvides nunca de sudar, es la mejor medicina. Por favor, haced 30-40 minutos de running todos los días”.

Uno de los toques de humor llegó cuando Tamara Sanfabio preguntó al atleta etíope por qué nunca ha disputado los 3.000m obstáculos. Su respuesta: “demasiados obstáculos en mi vida”, una contestación que suscitó los aplausos de todo el auditorio.

Finalmente, no quiso irse sin recordar que, si las lesiones le respetan, el próximo año quizá le veamos sobre el asfalto en el DISA Gran Canaria Maratón.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...