La Behobia-San Sebastián lanza el proyecto 50/50/25 para visibilizar a las mujeres

El ambicioso plan de la organización de la carrera guipuzcoana es alcanzar un 50% de participación femenina en el año 2025.
Álvaro Rodríguez -
La Behobia-San Sebastián lanza el proyecto 50/50/25 para visibilizar a las mujeres
Proyecto 50/50/25: alcanzar un 50% de participación femenina en 2025

La Behobia-San Sebastián es mucho más que una carrera con casi 100 años de historia. Mucho más que las más de 30.000 personas que año a año se calzan las zapatillas, se cuelgan un dorsal en el pecho y emprenden su particular viaje hacia el disfrute agónico. Más que los 20 kilómetros que separan la orilla del río Bidasoa del Boulevard donostiarra. Más que los interminables ascensos a Gaintxurizketa, Capuchinos y el Alto de Miracruz. Más que los 12 grupos de música que amenizan y acompasan la candencia de millones de zancadas. Más, mucho más que la multitudinaria afición apostada en cada rincón del recorrido que da vida a los corredores y corredoras cuando ésta parece escapar de los cuerpos que la custodian. Más que el sinfín de voluntarios y voluntarias sin los cuales la más clásica de entre las clásicas no sería factible. Es sobretodo la ilusión de un club, el C.D. Fortuna, enraizado en una tierra que entiende y valora el deporte como ninguna otra.

Y una organización pionera e inconformista quiere seguir abriendo camino, de manera que han puesto en marcha el ambicioso proyecto 50/50/25. Como algunos ya sabrán, se trata de la aspiración de elevar el porcentaje de mujeres inscritas en la carrera hasta alcanzar el 50% de la participación en el año 2025. Pero no a cualquier precio ni de cualquier manera.

La verdadera intención de una entidad organizadora siempre comprometida con diversas causas a las que merece la pena contribuir es impulsar un cambio social. Convertir a la Behobia en una referencia para que las mujeres hagan deporte a lo largo de toda su vida. Cambiar la tendencia de las niñas y jóvenes a abandonar la práctica deportiva tras la adolescencia, como queda reflejado en el hecho de que en la Behobia Txiki (destinada a menores de 14 años) y la Behobia Gaztea (de 14 a 18) sí existe una paridad real en el número de participantes de uno y otro sexo.

Si las jóvenes tienen modelos reales, los seguirán. Para eso tienen que ver mujeres corriendo, entrenando y compitiendo. El hecho de que entren en meta un porcentaje similar de hombres y mujeres querrá decir que se ha conseguido una situación normalizada, dado que tanto hombres como mujeres compiten y dedican su tiempo también al deporte.

Pero además, con ese porcentaje equilibrado estaremos enviando un mensaje válido en todos los ámbitos de la vida, en el profesional, el familiar y, por supuesto, en el deportivo: los hombres y mujeres son iguales cuando tienen la mismas oportunidades reales.

La verdadera intención del proyecto 50/50/25 es impulsar un cambio social para que las mujeres practiquen deporte durante toda su vida.

El éxito de la idea por la que llevan ya tiempo trabajando y que seguirán potenciando de aquí a los próximos siete años no se compra. Consiste en llevar a cabo medidas que den mayor visibilidad a las mujeres desde todos los frentes.

Así, el Club Deportivo Fortuna, organizador de la Behobia-San Sebastián, ha aunado fuerzas con una empresa de antropología social para que les asesore y ayude a materializar esta declaración de intenciones y llevar a cabo soluciones tangibles a los escollos que aun a día de hoy prevalecen en el deporte en cuestiones de igualdad.

Acciones concretas para este año, además de la comunicación del proyecto, serán:

  • La habitual 'Feria del Corredor' pasará a denominarse 'Feria de la Carrera'.
  • Se ampliará el cupo de liebres femeninas de 4 a 11, de las 29 existentes.
  • Se potenciarán los cuatro grupos de entrenamiento para mujeres dependientes del C.D. Fortuna en San Sebastián, Tolosa, Irún y Hondarribia.

Además, uno de los símbolos de los que se valdrá la carrera en su próxima edición, el 11 de noviembre, será la presencia de una leyenda del deporte y del feminismo como Kathrine Switzer, la primera mujer que completó un maratón con dorsal, hace medio siglo.

En definitiva, si en el año 2025 la participación femenina en la Behobia-San Sebastián ha alcanzado la mitad de la cuota de inscritos, el éxito será rotundo, pero más aún si la inercia para llegar a ello ha propiciado un cambio de mentalidad en miles de mujeres que se sientan partícipes de este y otros eventos deportivos.

¡BSS ya ha movido ficha, ahora nos toca a todos secundar esta iniciativa!

También te puede interesar

La primera mujer que rompió con lo establecido y corrió un maratón con dorsal participará a sus 71 años en la 54ª edición de la carrera guipuzcoana.

El número de corredoras asciende al 23,41% con victoria de la canaria Aroa Merino

Visitamos al equipo organizador de la legendaria prueba vasca.