Mike Wardian el Rey del World Marathon Challenge

El ultrafondista americano corrió a una media de 2h45’ en 7 maratones uno cada día y en los 7 continentes.
Ezequiel Bellido Verdú / Foto: Org. World Marathon Challenge -
Mike Wardian el Rey del World Marathon Challenge
Mike Wardian vencedor indiscutible del World Marathon Challenge

31 participantes, 22 hombres y 9 mujeres fueron los privilegiados que el pasado 29 de enerofinalizaban una delirante vuelta al mundo atlética, el World Marathon Challenge. Esto es no parar de viajar para correr 7 maratones en 7 días y en los 7 continentes del planeta. Desde luego que se trata de un reto cuyo componente geográfico global tiene tanta dificultad como el puramente deportivo, con el añadido de que los participantes han de disponer de un patrocinador solvente o de suficiente presupuesto para completarlo, aproximadamente unos 35.000€, un proyecto que no es fácil ni barato.

El origen de esta maratoniana vuelta al mundo se sitúa en el año 2012 cuando el irlandés Richard Donovan era capaz de completar 7 maratones en los 7 continentes en un tiempo récord de 4 días, 22 horas y 3 minutos. Donovan, además de ser responsable hace más de una década del North Pole Marathon y del Antarctic Ice Marathon, es el organizador de este World Marathon Challenge, que ha cumplido su tercera edición.

Procedentes de Gran Bretaña, Estados Unidos, Noruega, Chile, Irlanda, China, Tahití, Canadá, Cuba, República Checa, Singapur y Eslovaquia, la treintena de corredores tuvieron que que emplearse a fondo pues disponían de 168 horas ininterrumpidas para completar el desafío. Siempre haciendo frente al Jet Lag -descompensación horaria al viajar a través de diferentes husos horarios-, a la falta de sueño y descanso, a las diferentes climatologías según los cambios de hemisferio, a los trastornos propios de los vuelos de larga distancia y a la improvisada alimentación sobre la ruta.

Publicidad

La primera parada, la Antártida

Los corredores iniciaron su frenético periplo en La Antártida -Base Polar Union Glacier-, saltaron a América del Sur -Punta Arenas, Chile-, cruzaron a América del Norte -Miami, Estados Unidos-, continuaron en Europa pasando por Madrid, Madrid, siguieron en África -Marrakech, Marruecos-, enlazaron con Asia para correr en Dubái, y finalizaron en Sídney, Australia.

Durante los siete días consecutivos de carrera contra el mapa, la distancia, el cronómetro y el calendario, los corredores cubrieron alrededor de 40.000 kilómetros de la geografía terrestre. Para ello necesitaron un vuelo especial en La Antártida y un avión alquilado para el resto de los destinos, siempre en dirección Este y contabilizando las siete jornadas según el horario GMT. De las 168 horas que los maratonianos dispusieron para realizar el reto, alrededor de 50 horas fueron empleadas en los vuelos intercontinentales, siendo 8 horas el tiempo límite para cubrir cada maratón. Aun así, en algunas etapas los participantes pudieron dormir en una cama de hotel, además de en el propio avión. Todo un engranaje logístico que incluso admitía cierto margen de actuación frente a retrasos o imprevistos.

Desde el inicio de esta carrera global en el continente antártico, el conocido  ultrafondista Mike Wardian fue quien se impuso en cada uno de los maratones, además de cumplir con su objetivo de bajar de las 3 horas en cada uno de ellos. No conforme con esto, el estadounidense, quien posee una mejor marca personal de 2:17:49 y en su día fue capaz de promediar 2h31’ en los Six Majors que completó en un año –maratones de: Tokio, Boston, Londres, Berlín, Chicago y Nueva York- conseguía correr a una media superior a los 15km/h para completar estos 7 maratones en 2:45:57 de media, un excelente registro si tenemos en cuenta todos los condicionantes de una aventura como esta. Lejos de la estela de Wardian, fue el checo Petr Vabrousek y el británico Luke Wigman, quienes con 3:08:36 y 3:09:32, le escoltaron en el podio como 2º y 3er clasificado, respectivamente.

Por su parte, la corredora chilena Silvana Camelio sumaba a su extenso currículo deportivo el World Marathon Challenge 2017, venciendo en seis de las siete etapas a un promedio de 4:12:36. Junto a ella subieron al pódium la corredora china Xie Gouping, vencedora de la última etapa, 4:13:37 de media, y la fondista británica Georgina Acons, 4:38:39 de media.

Un sub-2h05’ en maratón y una enferma de cáncer entre los inscritos

Destacar que entre los participantes de esta edición del World Marathon Challenge se encontraba el atleta estadounidense, ya retirado, Ryan Hall -mejor crono personal en maratón 2:04:58- que volvió a calzarse las zapatillas para este evento, terminó quinto. En sexto lugar finalizó el desafío la corredora ciega Sinead Keane, ganadora de una etapa ex aequo con Silvana Camelio, acompañada de su guía John O'Regan, ambos de Irlanda. Además, la corredora Beth Ann Telford, en tratamiento por cáncer cerebral, empleó su participación en el World Marathon Challenge para recaudar fondos dirigidos a la investigación en este campo. En general la mayoría de los participantes han asociado su participación a una causa benéfica.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...