¡Escúchame!

Pasa de auriculares y sintoniza con tus zancadas. ¡Sobrevivirás!
runners.es | Ilustración: RAMI NIEMI -
¡Escúchame!
¡Escúchame!

“Mi iPod no está cargado”. “¡Mis cascos no pegan con mi smartphone! Si alguna vez echaste mano de estas excusas para saltarte un rodaje, es hora de que reconsideres tu enfoque. Aunque la música, los podcasts y los libros en audio puedan motivarte y entretenerte, confiar en ellos hasta para la tirada más corta y sencilla entraña un objeto más que preparar y llevar; otro obstáculo entre tú y tu entrenamiento. Además, los auriculares (incluso a bajo volumen) limitan tu atención en el entorno. Prueba a hacer tiradas cortas aguzando el oído y podrás ver que…

1 Corres Más Suelto

Correr al ritmo de una canción marchosa puede hacer que aprietes el paso demasiado pronto, ralentizándolo durante el resto del entrenamiento. Conectar con tu respiración y nivel de esfuerzo activa tu consciencia, cosa que puede ayudarte a medir el ritmo. Si esto te hace estar muy consciente de lo dolorido, cansado o aburrido que estás, correr con un amigo o en grupo te distraerá mejor. En tal caso, podrás hacer la “prueba de la conversación” para asegurarte de que no vas muy rápido; tienes que ser capaz de sostener fácilmente una conversación mientras corres. Por supuesto, esto sólo funcionará si tus compañeros también están dispuestos a renunciar a sus auriculares.

2 Te Fijas En Más Cosas Si te centras en la manera que percibes la naturaleza, verás el paisaje y oirás los sonidos de la vida mejor. Advertirás detalles arquitectónicos que antes obviabas, sentirás la energía vibrante de los demás y olerás el café del bar de la esquina. Si “advertir” los sonidos de la vida te parece de chiflados, recuerda que puede ayudarte a esquivar a conductores distraídos, perros díscolos y otros peligros.

3 Incluso Te Puede… ¡Gustar! Si eres un principiante, puede que hasta hace poco pensaras: “¿Correr? Muy aburrido. ¿Por qué tendría que hacerlo?” Si es así cómo te sientes ahora sin tu distracción auditiva favorita, considera la posibilidad de preferir correr sin cascos a la menor oportunidad. Prueba a dejarlos en casa un par de veces por semana al menos durante un mes. Si esos rodajes te resultaran deprimentes, bueno, al menos lo intentaste. Pero probablemente comprenderás que no necesitas tantas distracciones como pensabas.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...