Reflexiones sobre el maratón más icónico del mundo del primer español clasificado en la última edición

Asier Cuevas nos cuenta cómo ha sido su relación con el TCS New York City Marathon.
Alberto Hernández -
Reflexiones sobre el maratón más icónico del mundo del primer español clasificado en la última edición
Asier Cuevas en el TCS New York City Marathon 2017 | Jordi Anguera

Es el mejor ultra fondista español sobre asfalto de todos los tiempos. Medallista mundial y europeo, estajanovista del coleccionismo de kilómetros, desabrido embajador de una modalidad que templa cuerpo y mente hasta dejarlos reducidos a la mínima expresión.

En otoño 2017, de la mano de uno de sus patrocinadores, New Balance (la firma deportiva de la prueba), redujo un poco su campo de acción y pasó de 100 km a los 42 de la Gran Manzana. Un hombre como él, apasionado del atletismo en todas sus versiones, no podía colgar las zapatillas (algo con lo que amenaza cada año y los que le admiramos estamos seguros que nunca sucederá) sin darse un garbeo por la madre de todas las manifestaciones populares del trenzado de zancadas. Y resulta que al cruzar la meta tras 2:30:00 de machaque (su mejor crono data de 2009, 2:14:23), en la 31ª posición, ningún español había arribado delante suyo. No es ni de lejos el hito más destacado de su palmarés, pero oye, ilusión hace. Esto es lo que nos cuenta sobre lo acontecido hace 365 días…

“Mi primer recuerdo de un maratón se remonta a un año olímpico, 1984, Los Ángeles. Me aficioné viendo ganar el oro a Carlos Lopes y, poco después, conocí el de Nueva York…”

“Había corrido otros Majors antes pero este es totalmente diferente, súper popular, en pocos sitios del mundo se vive de esta manera el running y la propia distancia. No se puede describir el ambientazo que hay dentro y fuera de la carrera”.

“Toda la fama que tiene el evento es merecida. Suena a tópico pero, si no vives, no lo puedes llegar a creer”.

¿Y cómo asumen la cabeza y las piernas pasar de preparar 100 km a quedarse ‘solo’ en 42? “¡Solo! Ja,ja,ja… ¡Te voy a dar! En esta caso lo cierto es que no fue ningún problema… Salí simplemente a disfrutar de esta gran experiencia sin ninguna pretensión cronométrica ni de puesto”.

“Mi consejo para los primerizos es que disfruten de la mística de esta prueba, del circuito, de la ciudad y, sobre todo, el ambientazo que se respira a cada paso; antes, durante y después de los 42 km”.

“Las comparaciones son odiosas pero, si hiciésemos una extrapolación el Nueva York del ultra fondo en asfalto sería Comrades, en Sudádrica, donde 22.500 ‘locos’ paralizan un país para correr 90 km”.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...