Disfruta sin prisas en Palma de Mallorca

El pasado domingo, 16 de octubre, lo hicieron 10.000 corredores en su cada vez más internacional y femenino maratón.
Javier Lázaro -
Disfruta sin prisas en Palma de Mallorca
Disfruta sin prisas en Palma de Mallorca

Ganar un maratón en dos horas y 40 minutos y que la victoria corresponda a un atleta blanco  anglosajón parece un logro de otra época. Pero es lo que ocurre cada año en el maratón de Palma de Mallorca. El domingo 16 de octubre el afortunado ha sido el británico Richard Waldron, en 2:38:31 exactamente. La primera mujer ha sido la alemana Sabine Stadler, en 3:07:49.

Palma de Mallorca organiza un maratón diferente, peculiar, donde no hay atletas africanos ni premios en metálico, donde hay más corredores alemanes que españoles (este año por primera vez ha habido más nacionales que británicos, que solía ser el segundo grupo más numeroso), en el que participan atletas de 48 nacionalidades diferentes y en el que los organizadores presumen de alcanzar una de las mayores participaciones femeninas de toda España (un 40% entre las 3 carreras: maratón, medio maratón y 10K).

Y se trata de una prueba dura, con dos vueltas a un mismo recorrido, primero por el paseo marítimo (10 kilómetros muy llanos) y después con continuas subidas y bajadas por el centro de la ciudad (con tramos no cortados al tráfico en los que la carrera transcurre por el carril bus, sin autobuses, obviamente) y con numerosas esquinas y curvas de herradura. No es un recorrido sencillo ni rápido, desde luego, asumiendo además los 480 metros de desnivel acumulado a lo largo de la prueba.

Los organizadores tienen claro que se podía hacer un recorrido más llano, más rápido, con más nivel deportivo. Pero desde el año pasado, cuando se hicieron cargo de una prueba que acaba de alcanzar 13 ediciones, han apostado por una carrera absolutamente amateur, sin profesionales, familiar, turística, para disfrutar sin prisas de Palma y de la isla de Mallorca.

El maratón de Palma (PMM Marathon) es el segundo acontecimiento de mayor impacto económico para la ciudad, detrás de la veraniega Copa del Rey de vela. Y la idea es mantenerlo en el calendario internacional de maratones a final de temporada (octubre), ofreciendo un recorrido oficial y homologado, una temperatura más que agradable (más de 20 grados este año, de hecho la Expo o Feria del Corredor es al aire libre junto a la famosa catedral), disfrutar del sol en familia en pleno otoño, una prueba bien organizada, con varias distancias para que todos los miembros de la familia que lo deseen puedan correr (el sábado se celebran unas preciosas carreras infantiles en las que participan cerca de 2.000 niños), un lugar absolutamente seguro y tranquilo, de fácil acceso (una hora de vuelo desde Madrid), con riqueza turística, cultural y gastronómica. El citado impacto económico, ya probado, hace que el ayuntamiento y numerosas empresas ayuden a financiar la prueba como patrocinadores.

Publicidad

No hay publicidad de la carrera en grandes medios de comunicación. Todo es fácil y sencillo en Palma y en el maratón de Palma, es lo que se vende a los clubes de atletismo en España, Alemania, Gran Bretaña y hasta en los países nórdicos, donde la idea es muy bien aceptada y vienen grupos numerosos para disfrutar de su hobby junto a sus familias.

Se podría hacer de otra manera, con una carrera plana junto al mar, una prueba rápida que explote además los beneficios turísticos de la isla de Mallorca, pero según David Thompson, el director del evento, prefieren un crecimiento ordenado y una prueba deportiva familiar y amateur. 6.651 atletas han entrado en meta en la decimotercera edición, 1.058 en el maratón, 2.308 en los 10 kilómetros y 3.285 en el medio maratón, la prueba más popular.

Por hacernos una idea, el ganador del medio maratón ha hecho una marca de 1:11:06 (la ganadora ha entrado en 1:22:10) y el vencedor de los 10 kilómetros ha necesitado 32:28 (37:15 para la campeona femenina). El último clasificado del maratón ha cruzado la meta a las 3 y cuarto de las tarde, después de 6 horas y 14 minutos de esfuerzo recorriendo las calles de la capital balear. Un recuerdo y un saludo especial a Javier, un atleta local que ha corrido el medio maratón descalzo, terminando en 1 hora y 46 minutos. Nos contaba que después de más de 60 maratones corriendo con zapatillas, ahora a los 50 años se ha puesto a correr descalzo y es más feliz, a pesar de que a veces hay que superar el calor del asfalto. Un aplauso para este valiente.

Este año el diez mil ha servido como campeonato autonómico de la distancia y en 2017 el maratón será Campeonato de España en la categoría de veteranos. Un maratón en definitiva (con dos distancias añadidas) en el que no haremos la marca de nuestras de vidas, pero en el que disfrutaremos sin prisas de nuestra pasión corredora en un precioso lugar de la geografía española, soleado, de buen yantar, y si así lo deseamos en compañía de nuestra pareja y nuestros hijos. Esa es la idea, ese es el objetivo de los organizadores de la prueba.

Publicidad
Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...