Una gran empresa

Sociedad en expansión busca corredores.
Aurora Pérez -
Una gran empresa
Una gran empresa

Se busca corredor, se busca corredora. No importa que corra despacio o que corra deprisa, poco o mucho, bien o mal. No importa el color de la piel, la edad, el país que le vio nacer, ni el lugar en el que habite. No importa que sea alto, ni que sea bajo, que pese mucho o que pese poco, que sea rubio, que sea moreno. No es necesario tener experiencia, la formación correrá a cargo de la empresa y será impartida por los trabajadores más veteranos. Solo buscamos que sepa juntar zancadas con alegría, ser uno más del equipo, o trabajar en solitario.

Ha de defender su oficio con entusiasmo, no temer a la competencia. No ha de tener miedo al fracaso, por ello no evitará las posibles decepciones sino que sabrá aprender de ellas. Se requiere que en verano disfrute corriendo bajo el sol y en invierno ponga buena cara al frío. Se valorará el entusiasmo, la actitud positiva y dialogante, el interés por los compañeros y rivales (aunque sobre todo amigos).

Queremos que busque la complicidad con sus contrincantes y disfrute de los éxitos ajenos como propios, mientras comparte sus logros con los demás. Se pide que a pesar del sufrimiento mientras corre, su rostro no abandone la sonrisa. Que sus metas sean elevadas y su vanidad pequeña. Que viva de sus ilusiones, que dé forma a sus sueños sin perder de vista la realidad. Se ofrece integración en equipo serio pero divertido de trabajo, con intereses comunes y también particulares.

El contrato será indefinido, para toda la vida, aunque cada año se firmarán nuevas ilusiones. Se fijarán nuevas metas siempre flexibles, elaboradas y estudiadas por un equipo de trabajo asesorado por expertos. El horario no será rígido, se buscará la conciliación de la vida privada, y la familia estará abierta la empresa desde el principio. Se admitirá a los padres, a los hijos, hermanos, primos, tíos, sobrinos, abuelos y amigos. Todos ellos tendrán cabida en la organización en iguales condiciones. No se escatimarán los descansos y no habrá que justificar las ausencias. Creemos en la responsabilidad de las personas.

Buscamos su crecimiento tanto deportivo como personal, y por ello trabajamos. El sueldo será estipulado por cada corredor según sus deseos y anhelos. En las carreras que organizaremos habrá igual trofeo para el primero y para el último, pues consideramos que el esfuerzo de ambos es el mismo.

Al final del año se entregarán diplomas a todos aquellos que con su actitud demuestren valores importantes en un corredor, como el juego límpio, la ilusión, la humildad, la motivación y las ganas de mejorar. Y se dará una gran fiesta en la que todos, jefes y trabajadores, seamos iguales. Sin galones, sin distinciones, con el uniforme oficial: pantalón corto y camiseta de tirantes.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...