El problema de ser un Fórmula 1...

Antonio Alix -
El problema de ser un Fórmula 1...
El problema de ser un Fórmula 1

El problema de ser un Fórmula Uno es que si te sales del asfalto te quedas atascado y te rompes. Eso es lo que le pasó a Hamilton en el GP de China, ¿no? Estaba comenzando a saborear el título mundial, un despiste le hizo salirse a la tierra en la entrada al repostaje y ahí se quedó el McLaren varado.

La frase del título es la que empleo yo como excusa ante familiares y amigos que no pertenecen al mundillo del “machaque salvaje” cuando me preguntan si quiero hacer con ellos alguna actividad supuestamente suave y lúdica. Porque mi organismo puede aguantar 3 horas seguidas de carrera a pie o 7 de bici, pero se resiente, incuso rompe, con actividades que a personas sedentarias no les suponen castigo.

Intenté hace años el pádel por aquello de compartir algo más que comilonas y mus con mis cuñados; suplía mis lagunas técnicas con las facultades físicas y acababa fundido, con agujetas y dolores lumbares de tal calibre que no he vuelto a intentarlo.

Ellos, fumadores y con sobrepeso, se parten de risa al recordarlo: “¿Y tú nos quieres hacer creer que has hecho varios Ironman?”. Como dolores me salen en las piernas cuando he echado algún partidillo de fútbol con mi hijo y sus amigos en el campo del colegio. Y hasta la consola Wii me ha cascado estas navidades: la primera (y última, lo prometo) vez que la he tocado, en concreto al golf, me reapareció un pinchazo en el glúteo izquierdo del que ya me había olvidado.

El original me dio en la primavera de 2005 y me tuvo todo el verano parado, con tal dolor que hasta me inyectaron corticoides para reducirlo. Lo paradójico es que entonces no me lesioné en pleno entrenamiento, sino en la manzana interior de mi casa alzando en vilo a un sobrino para que metiese canasta.

Soy el máximo defensor del entrenamiento cruzado para evitar lesiones pero resulta que una zapatilla de ciclismo me provocó una que me dejó sin correr una carrera para la que me había entrenado a tope: la Behobia 2006.

Los días previos llovió bastante en Madrid y usé en bici zapatillas que llevan membrana contra frío y lluvia. Tapan el tobillo, con lo que el aquiles va oprimido y eso me inflamó uno.

Lo noté repentinamente, corriendo el martes antes de la cita. El resto de la semana no di ni una zancada, me puse pomadas y fui al fisio. Creyéndome curado me presenté en la salida (con número de primer cajón), troté para calentar y a los 5 minutos reapareció el cabrón; ahí se acabó mi Behobia. Y también el dolor, porque el siguiente día que salí a correr no apareció, ni ha vuelto hasta hoy; como tampoco he vuelto a pedalear con esas zapatillas.

Pero incluso tumbado y anestesiado me he llegado a lesionar: en el sillón del dentista. Fue una vez que me reclinaron tanto que los pies quedaron más arriba que cabeza. “Así trabajo mejor” me dijo la dentista; pero en esa postura algún nervio recibiría un peso para el que no está preparado, y estuve varios días con un molesto cosquilleo en los femorales que me impidió correr. No veáis la cara que pusieron en la consulta cuando se lo conté y eso que les dejé claro que no se lo reprochaba, que el problema no estaba en su sillón sino en mi cuerpo de Fórmula 1.

La puntilla

NO ME LLAMES ILUSO PORQUE TENGA UNA ILUSIÓN

El Pressing Catch vuelve a estar de moda en España gracias a la TV. Eso sí, hasta mis hijos de 10 y 6 años saben que los puñetazos son falsos (no así saltos y caídas, en eso sí demuestran ser atletas los luchadores).

Pero, dado el fervor que demuestran, parece que el público si cree que son verdaderas peleas. Pero no sólo en EE.UU. hay ilusos, porque aquí mucha gente cree que por comprar la Lotería de Navidad en un sitio hay más posibilidades. O que hay números más o menos agraciados, cuando en el bombo las 85.000 bolas son iguales y tienen las mismas opciones de salir.

(Publicado originariamente en 2008 en Runner's World)

Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

Analizamos las Skechers GoRun Ride 7...

La velocidad del escolta y la potencia del ala pívot. Dos de nuestros grandes jugador...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Nos ponemos en la muñeca el Suunto 9 y os contamos "cómo rueda" uno de los grandes gá...

Porque de la importancia de la hidratación los runners estamos más que concienciados....