Blas Serrano dirige una de las empresas españolas que más apoyan nuestro deporte

Cárnicas Serrano, fundada en 1959, factura 63,4 millones anuales y tiene una plantilla de 350 trabajadores. Su club de atletismo nació en 1988; lo integran 121 apasionados de las zancadas deseosos de que llegue el domingo para prenderse un dorsal.
Alberto Hernández | Fotografías de José Luis Bort -
Blas Serrano dirige una de las empresas españolas que más apoyan nuestro deporte
Carne de atleta

Un señor de rostro afable tras una empresa de rostro afable. Ojalá la vida fuese siempre tan contundente. Porque digan ustedes si no es bonito, en esta época de tanto talibanismo nutricional, que uno de los principales benefactores del atletismo patrio sea una entidad destinada al noble arte de meterle alegría al bocadillo. El éxito de Cárnicas Serrano es directamente proporcional a la vocación visionaria de su creador, don Blas, que puso en marcha el proyecto junto a su hermano Carlos. Hablamos de un hombre que vino al mundo en blanco y negro, la antigua España de 1933, empresario precoz, corredor tardío. En los albores de los ochenta estaba dando un garbeo por la Gran Manzana y se topó de bruces con un montón de gente ligera de ropa. Sudaban, esgrimían muecas de esfuerzo... y aun así parecían felices. La casualidad quiso que aquel domingo de otoño su estancia en la ciudad coincidiese con la disputa de los 42 kilómetros más famosos del planeta, y a él, alucinado por el espectáculo de salud y color, se le “metió en la cabeza que algún día me convertiría en maratoniano. Además, el Maratón de Valencia pasaba cada año por delante de mi casa, lo que me animó a prepararlo y correrlo en 1985, con 52 años”.

Si hay algo que le atrajo del desgaste sostenido de suela fue el sólido carácter democrático emanado de cada zancada: “Este deporte nos equipara. Puedes entrenar con un ejecutivo o con un trabajador de una fábrica, con una persona joven o un veterano, ponerse unas zapatillas nos hace iguales; de todos se aprende y te enriqueces, eso es lo más bonito”.

<

p class="allbodycircularbook8-75leftindent10-5LeadingAll">De talante generoso, Blas quiso compartir esta pasión con sus empleados, al principio de manera expontánea y después de modo totalmente organizado, lo que dio lugar a uno de los clubes de atletismo más emblemáticos del litoral levantino: “A la hora de comer o al terminar la jornada, nos juntábamos para entrenar por las inmediaciones de la empresa. Me parecía algo muy saludable tanto física como mentalmente y tuve la suerte de  involucrar a varios compañeros que tenían las mismas inquietudes. Correr mejora las relaciones humanas y eso genera un sentido de convivencia especial. En la Carrera de las Empresas de 2016 participó el 50% de la plantilla, es una satisfacción ver que treinta años después de que unos pocos iniciáramos el camino, la llama de correr sigue ardiendo entre nosotros. En cuanto al club, somos 121 y convivimos atletas profesionales con populares; esa es nuestra esencia”.

Publicidad

Los cinco pares de piernas más solventes del grupo son Marta Esteban (que al cierre de esta edición se marcó unas soberbias 2:30:47 -novena mujer del ránking español de todos los tiempos y mínima para Londres 2017- en el Maratón Valencia Trinidad Alfonso), Nacho Cáceres, Ismael Quiñones, Jaouad Oumellal y Fatima Ayachi. Junto a ellos, el alma mater del equipo destaca a vocacionales “de alto rendimiento, de los que ganan carreras, como Luis Félix Martínez o Miguel Ángel Plaza, campeón del mundo de maratón M-45. También hemos creado una camada de jóvenes talentos entre 16 y 21 años que está sobresaliendo mucho en categorías inferiores a nivel local. Más que las victorias me hace ilusión la implicación y el sacrificio de todos. A veces lo importante no es ganar una carrera si no ganarte a ti mismo. Eso es lo que más me emociona; ver al mejor atleta y al más popular luchando por objetivos diferentes con el mismo espíritu”.

<

p>En lo que respecta a su propio relato como coleccionista de millas, nos encontramos 9 capítulos dedicados al maratón (con un mejor desenlace de  3:53, a los 58 abriles) y 30 tributados a los 21.097 m (donde ostenta una personal best de 1:40): “Me retiré a los 70 años, mi despedida fue el Maratón de Valencia de 2003. No he sido un corredor de ir demasiadas pruebas. Muchas veces me ha faltado tiempo y para mí, más que competir, era importante encontrarlo y dedicarlo a entrenar correctamente. Como el trabajo a menudo no me permitía organizarme y salir a correr, en el chalet donde vivo construí una pista de cemento que rodea toda la parcela y me ejercitaba allí cada vez que encontraba un hueco”. Un anillo de diversión que mide 300 metros y todavía utiliza para pasear cada día.

Publicidad

<

p class="allbodytitling10-5LeadingAll">¡Al rescate! En 2013 Cárnicas Serrano asumió los costes de los derechos de retransmisión del Mundial de Moscú posibilitando que los aficionados españoles dusfrutasen del espectáculo a través de TVE. “Las muestras de gratitud que recibimos fueron enormes”, confiesa un hombre suyo máximo lema es: “La suerte no es más que el meditado cuidado de todos los detalles”.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...