9 buenos propósitos para el corredor

Fíjate objetivos y empieza a cumplirlos poco a poco.
runners.es -
9 buenos propósitos para el corredor
9 buenos propósitos para el corredor

POCO A POCO

Ante todo, no te des un atracón de deportes el primer día del año. Si vuelves de la más absoluta inactividad, con realizar 20 minutos será más que suficiente. Aumenta progresivamente la distancia a partir de la primera semana, y trata de descansar uno de cada dos días. Después de un mes podrás subir los días de entrenamiento. Si te metes un palizón el primer día, acabarás reventado y no seguirás con el entrenamiento. Es conveniente que, como señala Don Álvaro García Timón, “tus planes también sea lo más realistas posibles. Si los objetivos no lo son será más difícil que los cumplas.”  

ESCRÍBELO

Si la motivación es tu asignatura pendiente, lo mejor es que anotes tus objetivos en un papel, agenda, libreta o similar. Es conveniente que distingas entre metas a corto plazo (el plan de entrenamiento semanal), a un par de meses vista (conseguir aumentar el ritmo o distancia del entrenamiento medio) y a largo plazo (una marca en una carrera corta o terminar una carrera larga en el año entrante). De este modo si fallas en el propósito inicial el resto de los objetivos te ayudarán para seguir motivado.

NO SÓLO ES CORRER

Aprovecha para darle una “limpieza” total a tu vida, no únicamente a tu entrenamiento. Si quieres mejorar de un modo completo, pégale un repaso a tus hábitos generales, tanto en cuanto a comidas como a descanso y estilo de vida. Si cuidas la dieta y haces algo más de ejercicio, como pasear en vez de coger el coche o subir escaleras en vez de usar el ascensor, ayudarás a tu entrenamiento de un modo muy silencioso y casi sin darte cuenta.

Publicidad

COMPARTE

Es mucho más difícil esquivar un propósito si lo exteriorizas. Puedes compartirlo con un amigo que entrene contigo, escribirlo en la pizarra de la nevera, hacerte un blog en Internet para resumir tus progresos y la evolución, comentarlo con tu pareja… Si eres la única persona que conoce tu objetivo, te será más sencillo abandonar que si tu entorno es consciente de tus propósitos, ya que, cuando te fallen las fuerzas, te motivarán para continuar.

DIFERENTES OBJETIVOS

Los psicólogos deportivos estimulan a sus atletas en tres tipos de objetivos: pueden ser de un proceso técnico (correr la segunda mitad de una carrera más rápido que la primera, o mejorar la técnica), de recompensa (quedar entre los 100 primeros, ganar en tu categoría) o de rendimiento (bajar de una marca). Diferentes objetivos aseguran que consigas al menos uno de ellos.

EN LA VARIEDAD ESTÁ EL GUSTO

Es más difícil conseguir motivación si todos los días sales a correr solo por el parque una hora a ritmo trotón. Si tienes una mínima base, alterna ejercicios, haz alguna serie o cuestas. El fi n de semana aprovecha y conoce otros lugares para correr. Invita a un amigo para hacerlo más ameno. Cambia un día por natación o bicicleta. Todo vale para seguir con tu propósito. Como bien señala Don Álvaro García Timón, “hay que echarle muchas ganas para salir a entrenar en los días difíciles por frío, lluvia o cansancio”.

Publicidad

PARA SI DUELE

No te pases si te encuentras cansado. Tu cuerpo es el mejor aliado a la hora de decirte cuándo parar. Puede que te hayas pasado de rosca al principio y, si quieres conseguir tu propósito, esto no servirá para nada. Para un par de días si las molestias musculares típicas (que son completamente normales) varían y pasan a un dolor insoportable. Aquí no funciona lo de “sin dolor no hay recompensa”, porque para alcanzar una meta no hay nada como la sucesión de entrenos.

EQUÍPATE

No hablamos del consumismo puro y duro: si ya tienes material deportivo específico de running en buenas condiciones será más que suficiente. Pero unas zapatillas específicas para correr son básicas para evitar lesiones. Si quieres completar, aprovecha las rebajas de enero para adquirir alguna equipación técnica. Las prendas específicamente diseñadas para correr son más cómodas y adecuadas. Además, vestir de estreno siempre motiva.

DIVIÉRTETE

Aunque tu propósito tenga nombre y apellidos (acabar un maratón, perder 10 kilos, correr por debajo de 45 minutos un 10km), no debes olvidar que lo mejor está en el proceso. Diviértete mientras entrenas, no pienses siempre en la meta, porque si no perderás el subidón de energía que supone salir a correr y mejorar día a día. Las endorfinas liberadas te ayudarán a conseguirlo. 

(Publicado originalmente en el número de enero de 2011)

 

 

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...