Soy corredor: David Muñoz

De los fogones a los maratones.
Maikel Gómez | Foto: César Lloreda -
Soy corredor: David Muñoz
Soy corredor: David Muñoz

MI APETITO por el deporte se cocinó de pequeño. Compaginaba el yudo y el fútbol. El running llegó después para saciar la necesidad de exprimirme con un deporte aeróbico.

ADMIRO A cualquier deportista con una historia de superación dentro, da igual la disciplina. Desde Michael Johnson o Fermín Cacho a Pau Gasol, Rafael Nadal… Todos tienen ese punto de esfuerzo personal que me recuerda a mi filosofía de trabajo.

CORRIENDO libero adrenalina, pero me falta la competición cuerpo a cuerpo. Aunque en cada rodaje me enfrento a mí mismo, echo de menos el roce del fútbol o del yudo.

ES BRUTAL la sensación de triunfo personal cuando tu cuerpo sufre mientras corres y tu cerebro, con un punto de concentración, consigue superarte. Todo el poder está en la mente, no sólo en el deporte, sino en mi día a día.

DIVERXO, el restaurante, es lo que es porque siempre he pensado que podríamos ir más allá y superarnos, aunque ya tuviéramos muchos premios. Una filosofía inherente al running.

NO ME GUSTA ponerme objetivos, aunque este año haré el Maratón de Madrid. Quiero correr como superación personal. Me gustar exigirme, pero sin una meta numérica.

CREO QUE hay una obsesión excesiva por los tiempos y ritmos. Tengo un Garmin pero lo utilizo poco. Me gusta más la sensación de deporte libre que la de ir mecanizado todo el tiempo “a cinco el kilómetro”.

CORRO AL acabar la jornada laboral en el restaurante, por salud mental. Aunque todo este trabajo y lo que me pasa ahora es indudablemente bueno es difícil convivir con la presión y correr me ayuda a manejarlo.

HACE SEIS años, al abrir el restaurante, dejé de hacer deporte y engordé como una vaca. Desde que corro he adelgazado quince kilos, duermo mucho menos y me siento más productivo y feliz. Era algo que había perdido.

DE DOMINGO a miércoles, correr por Madrid a partir de la una de la mañana es la bomba. La Plaza Mayor sin un alma, el Palacio de Oriente con un único coche de policía… Me motiva muchísimo esa imagen vacía de lugares normalmente llenos.

LA CIUDAD Universitaria de noche es como un pueblo desierto. En invierno hay facultades iluminadas con luz blanca: rodar ahí es mágico.

A VECES me reconoce la gente cuando corro de madrugada. El otro día lo hizo un tipo desde un coche y me hizo una foto para colgarla en Twitter.

PREFIERO CORRER de noche en invierno a hacerlo en verano. La sensación de frío, de soledad, de cruzar una ciudad fantasma… no hay nada como eso.

DESPUÉS DE trabajar quince horas y correr 19 kilómetros no hay adrenalina que valga: hay noches que me caigo de sueño en la ducha.

LLEVO MÚSICA muy intensa cuando corro. Eminem, Macklemore, Prodigy, Wally Lopez… Ritmo, fuerza y motivación sin pensar mucho. Muy alta para ayudarme en el máximo esfuerzo.

EN EL RESTAURANTE no hay lujos ostentosos. Un público muy heterogéneo y somos muy democráticos al tratarlos, da igual la clase social. Algo que también pasa en el running.

HE CORRIDO la San Silvestre Vallecana y la Media Maratón de Latina. En esta última me sorprendió gratamente la marca en meta, porque no llevaba reloj [hizo 1:37].

ME GUSTA mucho el feeling de las carreras: las calles vacías, el sonido de las pisadas. Voy mirando a la gente: tipos y edades diferentes. Es alucinante ver cómo me adelantan corredores mucho más mayores que yo.

ES DIFÍCIL que corra menos de diez kilómetros. Me siento mal. No logro soltar toda la adrenalina hasta que si no paso de los catorce.

SINGAPUR ES un gran lugar para correr. También Londres, salía por Hyde Park a menudo cuando trabajaba allí. Me encantaba hacerlo con nieve.

TRABAJO MÁS que nunca, no descanso ni un día a la semana y duermo menos, pero tengo la sensación de estar menos cansado. Me siento más vivo que nunca.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...