El medio maratón en España, camino de la historia

Reflexionamos sobre los 21,097 kilómetros en nuestro país.
Javi Moro -
El medio maratón en España, camino de la historia
El medio maratón en España, camino de la historia

<

div style="text-align: justify;">

Ayer se batió en Barcelona, por segundo año consecutivo, el récord del mundo de medio maratón femenino. La autora, Florence Kiplagat (1:05:09), se superó a sí misma en un día algo ventoso en la ciudad Condal. El día en Barcelona amaneció con 8 grados centígrados, y con ellos comenzaron a correr los 21 kilómetros.

¿Tiene algo esta carrera para que Florence consiga dos años seguidos esa marca tan espectacular? Porque se podría pensar que quizá sea sólo cuestión de las cualidades de la talentosa atleta keniana, pero resulta que ellos también están corriendo rápido, los últimos años rozando los 60 minutos.

Si intentamos tener una visión global de la carrera, para que se consigan estas grandes marcas en media maratón hacen falta que ciertos parámetros actúen a favor, por ejemplo el conjunto de atletas de élite, un buen circuito con pocas curvas y apenas cuestas, escasa altitud respecto al nivel del mar, una temperatura fresca y, por qué no, unos buenos premios que estimulen a correr más rápido o batir los mejores tiempos de la carrera. Barcelona tiene casi todo lo mencionado. Cuenta con 15 giros de 90 grados (menos de un giro por kilómetro), largas rectas de unos 3 kilómetros, se corre a nivel del mar y el ascenso es de 20 metros (en negativo y en positivo) siendo la parte final la más favorable.

Esta media maratón indudablemente está entre las que hay que considerar como ‘de las mejores’. Pero en la clasificación masculina no es la más rápida; el honor lo tiene Valencia, donde se ha corrido cinco veces por debajo de 60 minutos, con una mejor marca en territorio español de 58:48. La temperatura no es la más ideal, ya que en el mes de octubre (que es cuando se celebra la prueba) las mínimas no bajan de 12 o 14 grados y la máxima puede llegar a pasar de los 20 (nada favorable para las largas distancias). Valencia cuenta con menos giros que Barcelona (sólo 10 de 90 grados) y un ascenso y descenso imperceptible. Su circuito también presenta largas rectas que pueden llegar hasta culminar 4 kilómetros. ¿Podría Florence Kiplagat correr más rápido en Valencia?

Pero estas dos medias maratones no son las únicas referencias en nuestro país. Granollers, Santa Pola, San Sebastián o Sevilla-Los Palacios (por poner varios ejemplos) cuentan con circuitos que han permitido correr en una hora escasa (Granollers en 59 minutos) la distancia. De estas, a cada una se le podría dar una puntuación muy alta en alguno de los parámetros que hemos mencionado al principio. Por ejemplo, Granollers posee un circuito muy lineal con pocas curvas y los últimos 10 kilómetros son prácticamente rectos y en descenso, y la temperatura es bastante fresca (algún año fría); Santa Pola es completamente llana, a nivel del mar y con buena temperatura; San Sebastián tiene pocas curvas (10 giros), rectas de más de tres kilómetros y a nivel del mar; y Sevilla-Los Palacios es casi en línea y sin giros de 90 grados. Pero a todas les falta algún detalle para ser el circuito perfecto: o menos curvas, menos cuestas, o menos temperatura, etc…

Publicidad

Quizás la carrera perfecta podría ser a nivel del mar, completamente llana, con menos de 8 giros, una temperatura aproximada de 8 grados y un gran bloque de atletas corriendo a ritmo constante (sin hablar de los premios, cuestión que no nos hemos metido a analizar). Pero el caso, tras este pequeño análisis, es que tenemos grandes medias maratones en España, con buenos circuitos y que apuestan e invierten porque haya calidad y cantidad, y que nos hacen disfrutar como corredores, de su buen hacer o como espectadores, de esas grandes marcas. Y ese circuito perfecto quizá sea imposible que se dé, y posiblemente le quitaría ese atractivo que tienen las dificultades de las carreras de larga distancia que nos hacen luchar contra nosotros, los elementos y la situación.

Pero desde Runner’s World seguiremos deseando que año tras año sigan viniendo los mejores atletas africanos a nuestro país, batan récords, y estimulen cada vez más a organizadores, atletas y corredores a seguir elevando la calidad de nuestro deporte.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...