Soluciones para todos tus problemas

Encuentra una solución sencilla.
Jeff Galloway -
Soluciones para todos tus problemas
Soluciones para todo

Problema: PÉRDIDA DE MOTIVACIÓN 

Solución sencilla: DIVIÉRTETE 

Haz que el entrenamiento sea divertido uniéndote a otros corredores que vayan a tu ritmo o un poco más lento. Busca una carrera para entrenarte pensando en competirla (5 km, 10 km o medio maratón) y márcala en el calendario. Pon tus objetivos por escrito y verás cómo eso te ayuda a centrar tu entrenamiento. 

Problema: TE FALTA EL AIRE CUANDO CORRES 

Solución sencilla: EMPIEZA DESPACIO 

Muchos corredores se equivocan al querer ir demasiado deprisa. Basta con que el ritmo inicial sea sólo unos pocos segundos demasiado rápido para que vayas muy incómodo. Si te falta la respiración incluso en un entrenamiento a ritmo lento, empieza más despacio en los primeros kilómetros la próxima vez, por ejemplo, entre 40 segundos y 1 minuto 20 segundos más lento por kilómetro. No pasa nada por empezar demasiado despacio al principio. 

Problema: RITMO LENTO 

Solución sencilla: AJUSTA TU RITMO 

Si empiezas a un ritmo lento pero después no logras ir más rápido, la culpa puede ser del calor: es mucho más difícil correr a medida que la temperatura asciende, porque el cuerpo consume energía intentando refrigerarse, y el oxígeno y la sangre no fluyen a los músculos con la misma eficacia. Reduce tu ritmo unos 20 segundos por kilómetro por cada 4 grados de aumento de temperatura por encima de 16 ºC. 

Problema: CAMINAR CUANDO ESTÁS CANSADO 

Solución sencilla: CAMINA MUCHO ANTES 

Las pausas caminando eliminan casi toda la fatiga de un entrenamiento de carrera si empiezas a aplicarlas en los primeros 1-2 minutos. Usa la estrategia de correr-andar-correr antes de que ya estés cansado y podrás seguir con fuerza hasta el final. Las pausas caminando reducen la degradación muscular, por lo que los músculos se recuperan más deprisa.

LA EXCUSA Y CÓMO VENCERLA

“HACE DEMASIADO CALOR”

Añade un poco de agua y sigue mejorando tu estado de forma en verano. Prueba a hacer varias sesiones semanales de aqua-running en la piscina. Utiliza un cinturón flotador y comienza corriendo unos 10 minutos para llegar al mismo tiempo que corres en asfalto. Otra posibilidad es correr cerca de casa y parar con frecuencia para beber agua. Cuando lleves 10 minutos corriendo, mójate con las mangueras de los jardines o pasa al lado de los aspersores. Repítelo varias veces para evitar un sobrecalentamiento.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...