¿Tu motivación en verano decae?

Hay formas de motivarte para seguir corriendo pese al calor.
Beth Dreher -
¿Tu motivación en verano decae?
¿Tu motivación en verano decae?

Los días más calurosos del verano llaman a refrescarte bajo una fuente o a tumbarte en la hamaca. Si te sientes culpable, tranquilo: no solo es holgazanería, sino un modo de auto defensa. El aumento de la temperatura hace que tu organismo no disipe el calor de un modo tan efectivo y tu cuerpo tenderá al reposo. Si añadimos otras barreras típicas de estas fechas como los catarros veraniegos, la deshidratación y el sueño irregular lo lógico es pensar en guardar las zapatillas hasta septiembre. No lo hagas. Tu rendimiento no tiene por qué verse afectado sólo porque el termómetro esté por las nubes. Devuélvele la chispa a tu entrenamiento estival.

Percance Veraniego

EL CALOR ME DESMONTA

Al entrenar con frío nuestros músculos se contraen para generar el calor necesario para mantener la temperatura adecuada. Cuando hace calor ocurre lo contrario. Nuestros músculos se relajan para evitar el aumento de la temperatura corporal. Por eso te apetece tumbarte debajo de un árbol en vez de salir a correr. No son más que las señales de tu cuerpo para evitar el sobrecalentamiento. Además, la producción de sudor estimula el flujo de la sangre desde tus músculos hacia la piel, con lo que tus sensaciones al correr serán de piernas flojas y algo más lentas.

REFRESCA TU RUNNING

Evita esa molesta sensación de sentirte vago acostumbrándote poco a poco a correr con calor. Entrena antes de las 10 de la mañana o después de las 6 de la tarde, y pasea unos 20 minutos a mediodía. Aumenta la intensidad y la duración de tus entrenamientos, a razón de 15 minutos cada dos semanas. Date un tiempo para acostumbrarte al ambiente húmedo, y recarga los líquidos que perdiste al sudar tomando bebidas deportivas. Nuestro cuerpo distribuye mucho mejor el fl ujo sanguíneo si lo aclimatamos de un modo gradual, lo que nos permite incrementar la producción de sudor. Así conseguimos mantener el esfuerzo sin sobrecalentarnos. Un buen modo de refrescarse es derramar agua sobre tu cabeza, lo que descenderá tu temperatura corporal. Un estudio reciente demostró que aquellos corredores que tomaron un granizado antes de salir a correr aguantaron 10 minutos más que aquellos que tomaron bebidas frías. Una hora antes de salir a correr mete en el congelador tu bebida isotónica favorita. Bébetela justo antes de correr. Notarás la diferencia.

Publicidad

Percance Veraniego

¡ATCHÚS!

Los cambios de temperatura bruscos (del aire acondicionado de la oficina a las tórridas calles) ponen en peligro a tus defensas y pueden hacerte sufrir un catarro de verano. El estrés, el cansancio y la mala alimentación son factores que pueden contribuir a que el resfriado tarde en curarse. Sus síntomas principales (congestión, lagrimeo, mocos, tos y dolor de cabeza) te debilitan, con lo que no te apetecerá salir a correr.

REFRESCA TU RUNNING

Trata de tener una temperatura estable tanto en tu casa como en la ofi cina para ponérselo difícil a los agentes patógenos. Entre 22 y 24 grados estaría bien. Aprovecha para reforzar con un complejo vitamínico y, si es necesario, tápate la garganta y la boca si la temperatura es demasiado baja. Después de correr puedes sentir la tentación de beber agua congelada o poner el aire acondicionado a toda pastilla. Eso debilitará tus defensas, es mejor tomar agua no demasiado fría y darse una ducha para refrescar nuestro cuerpo.

Percance Veraniego

NOCHES LARGAS SIN DORMIR

Las horas extra de luz durante el verano reducen la producción de melatonina, una hormona que te hace sentir somnoliento. A la larga te acuestas más tarde y te despiertas más temprano. Aunque sólo hayas dormido dos horas menos de lo habitual, un entreno suave te parecerá costoso. Descuidar el descanso durante el verano puede ser perjudicial, sobre todo si estás preparando un maratón en otoño, ya que el sueño es importante para la recuperación muscular después de las tiradas largas.

REFRESCA TU RUNNING

Claro que correr por la noche supone hacerlo a una temperatura más baja, pero no deberías salir demasiado tarde ya que estimularás tu cerebro y tanto tu frecuencia cardiaca como tu temperatura aumentarán durante las dos horas posteriores al entrenamiento. Si sudas durante el sueño es probable que te despiertes. Para prevenirlo los expertos recomiendan que duermas con el aire acondicionado puesto (a 24 grados). Si quieres descansar, baja las persianas y no te despertarán los primeros rayos del sol.

Publicidad

Percance Veraniego

SUDAR TANTO ME DESHIDRATA

Sólo con perder un dos por ciento de tu peso sudando tu rendimiento puede disminuir tu rendimiento entre un 20 y un 60 por ciento (dependiendo del esfuerzo y la temperatura ambiente). Hay que considerar aquellas afecciones que se agravan con la temperatura, como los calambres y el golpe de calor, que pueden acaecer con solo unos pocos grados de aumento en la temperatura. A menudo están relacionadas con la deshidratación por pérdida de sudor (ver pie de página).

REFRESCA TU RUNNING

Determina tu tasa de sudor (la cantidad de líquido perdido en una hora de ejercicio). Busca una báscula y pésate desnudo. Sal a correr una hora al ritmo habitual (hacerlo más lento o más rápido falseará el resultado). Pésate de nuevo al llegar a casa y observa la diferencia. Por cada kilo perdido debes beber un litro y medio de líquido. Bebe pequeños sorbos de agua o de isotónico si sientes sed. No ingieras una cantidad mayor a tu tasa de sudor durante el entrenamiento. Repón las sales y electrolitos perdidos con un tentempié después de la carrera. Las opciones clásicas, como los frutos secos o los plátanos, son muy efectivas y te ayudarán a recuperarte.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...