Los 12 minutos de los futbolistas

(Publicado en agosto de 2007) Cada deporte tiene sus características, sus necesidades y su manera de entrenarse para la competición.
Antonio Alix -
Los 12 minutos de los futbolistas
Los 12 minutos de los futbolistas

Entre los deportistas de fondo (atletas, ciclistas, triatletas) se suele tener la percepción de que los futbolistas son unos vagos, que se entrenan poco, que no se cuidan, en definitiva que no llevan vida ejemplar. Datos, como que solamente tres de la plantilla del Real Madrid fuesen capaces de hacer más de 3 km en 12 minutos alimentan esa creencia; me parece que el que más lejos llegó, unos 200 m más, fue Rubén Bravo, jugador que no es uno de los célebres “galácticos”.

Antes de sentenciarles por este dato habría que estar seguros tanto de la medición del circuito (creo que se hizo en un campo de fútbol, no en una pista) como de que se esforzaron a tope. Exacta o no la distancia, lo que yo tengo claro es que si la mayoría no es capaz de ir a menos de 4 el mil es porque no les hace falta; que si para jugar en Primera División hubiese que correr no a menos de 4 sino de 3, vaya si lo harían. Ojo, no quiero decir que los que están ahora en el Madrid llegasen a 4 km en ese tiempo si se entrenasen específicamente para ello, sino que los que suben escalones desde la cantera estarían dotados para correr a ese ritmo.

Vaya hombre, voy a parecer ahora un defensor de ese deporte (mejor dicho, de ese negocio/espectáculo de masas). Pues todo lo contrario, pienso que le quita repercusión a los demás deportes. Pero lo que no me parece bien es que se menosprecie a la ligera a los jugadores profesionales, porque ellos no son los culpables de todo el montaje, a veces asqueroso, que hay alrededor. Y si ganan esas cifras estratosféricas no es robando ni engañando, sino porque las generan. Ya sucedía en mi niñez, pero ahora por lo que veo en el colegio de mis hijos es mucho más: todos quieren ser futbolistas. Para llegar al escalón más alto un chaval ha tenido que pasar una criba mucho mayor que en cualquier otro deporte. Por cada jugador que llega a Primera se han quedado en el camino miles de niños que se han estado acostando años y años pensando que lo iban a conseguir.

¿Qué los hay que trasnochan? Vale. ¿Que frecuentan restaurantes en los que el plato del día es chuletón de medio kilo? También. ¿Que alguno fuma? Seguro. Pero resulta que luego meten goles, o hacen centros precisos de 40 metros, o palomitas de póster. Si para hacer eso no es necesario ser capaz de correr a menos de 4 el mil, ¿por qué iban a entrenarse para ello? Cada deporte tiene sus características, sus necesidades y su manera de entrenarse para la competición. En los de fondo se trata de machacar horas y horas el organismo, con el corazón saliéndose por la boca y las piernas poniéndose como piedras. Afortunadamente los que como vosotros (incluyéndome yo en ese pronombre) no os ganáis la vida corriendo o pedaleando, no tenéis que hacer eso por obligación a diario, sino porque os apetece, porque os gusta más que esos chuletones que se ventilan los “galácticos”.

Entendería si despotricarais de quien hiciese vuestro mismo deporte mucho más deprisa pero sin entrenarse ni cuidarse. Y que las críticas vengan de los que sí se ganan la vida con deportes de gran sacrificio tampoco me parece justo, sino que me suena a envidia. Porque, evidentemente no todos, pero sí la mayoría en su niñez se fueron a la cama muchas noches con la ilusión de llegar a ser futbolista profesional.

¡PARECE QUE VAN DESPACIO!

Casi más que las marcas que hacen, lo que me impresiona de los atletas de élite es lo despacio que, por televisión, parece que van. Me refiero a carreras de medio fondo y fondo, no a las cortas, ya que en estas sí que hay impresión de ir “a toda mecha”. Ves un 1.500 en el que el paso del 1.000 es en 2:40 y comentas, “van parados”. Y es que eso es lo que parece, dada la eficacia de zancada que tienen los angelitos. Joder, 2:40, es decir, 1:02 cada vuelta. ¿Cuántos de vosotros sois capaces de hacer esto último? Yo creo que sí... pero con patines en los pies.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...