El día de los récords

El EDP Rock´n´Roll Madrid Maratón logra el récord de llegados a meta en una edición marcada por la lluvia.
Carlos Delgado -
El día de los récords
Madrid, ciudad de los récords

Fue un día para todo menos para correr un maratón. Y aún así se corrió, porque Madrid es mucho Madrid, una ciudad con tantas cicatrices que no parpadea ante las cuatro gotas de la línea de salida ni bajo el aguacero de la meta. Fue una jornada para corredores diplomados, así que todos (y eran muchos) los que el 26 de abril del corriente debutaron en 10, 21 y 42km pueden pasar a recoger su carnet de runner tan pronto como estimen oportuno. Una mañana gris, no tan fría como desapacible, ideal en cuanto a temperatura pero abominable si tenemos en cuenta la tromba de agua que por momentos sacudió la voluntad de los herederos de Filípides. Un día propicio para las gestas, para la proclamación de héroes, tantos como fondistas vocacionales llegaron al Parque del Retiro con las piernas empapadas y el corazón echando fuego; 12.043 en el maratón, 7.346 en la media, 5.408 en los 10km y 14 finishers en la modalidad de silla de ruedas (en el momento de redactar estas líneas el número de descalificados superaba los 500).

Fue, en definitiva, un día de esos en los que aparcar las expectativas de grandes marcas y limitarse al noble ejercicio de sobrevivir. Así lo entendieron los hombres y mujeres fuertes de los 42.195m, que lucharon contra los elementos de forma inteligente, consiguiendo registros de alabar en un circuito empapado que cada día se perfila más adecuado para coleccionar cronos de postín, desterrando de una vez aquella vieja leyenda urbana que decía que en Madrid no se podía correr deprisa. "Nunca por debajo de 2:10", se oía por ahí hasta que el año pasado el debutante Ezequiel Kiptoo cerró bocas en 2:09:15. Hoy el joven (24 años) keniata, de correr desgarbado, agónico, volvió a entrar en la historia del EDP Rock 'n' Roll Madrid Maratón & 1/2 consiguiendo ser el primer atleta que reedita título. Lo logró en 2:12:00, treinta segundos antes del compatriota que le inquietó hasta los últimos dos kilómetros, el único con zancada suficiente para hacer temblar su hegemonía en la cita, Koech Stanley Kipchirchir (dándole un buen bocado a su marca personal, que en Cibeles, a las 9:00, era de 2:15:21). Tercero, de nuevo podio en un maratón español tras su victoria en Bilbao 2014, arribó el último eslabón del podio keniano, Pharis Kimani (2:12:57). El primer español en meta fue Pablo Rodríguez (2:28:02).

Las chicas vivieron en la tranquilidad hasta el último tercio de la carrera, cuando la camaradería se fue al garete y gota a gota, como metáfora de la cruel meteorología, fueron descolgándose las candidatas al cajón. A la hora de la verdad, es decir, el Paseo de Coches, llegaron literalmente pegadas la keniata Mónica Jepkoech y la etíope Marta Tigabea, protagonistas de un sprint para el recuerdo, uno de esos en que cada segundo parece que va a ganar una distinta. Finalmente fue Mónica la que, en 2:33:42, llevó su nombre hasta el libro de honor de la carrera. La etíope Meseret Legesse ocupó la vacante de bronce (2:34:32).

Si hubo récord de la prueba, además de nuevo triplete keniata, en los 21km. Ganó Gochovi Silas con 1:03:29, seguido por Enmanuel Bett (1:03:41) y Edwin Kipsang (1:04:10). Fernando Oñorbe fue el primer español merced a un excelente registro: 1:04:26.

Entre las chicas agrandó su leyenda Vanessa Veiga, la única persona que ha logrado la victoria en las tres distancias de la prueba. Sumó un nuevo triunfo en la media (1:19:29), a pesar de competir lesionada y aguantarle dolor como la atleta de casta que es, porque "para mí, aunque la gente no se lo crea, Madrid es como los Juegos Olímpicos y nunca me lo quiero perder". La secundaron Lucía Peregrina (1:27:25) y la sueca Karin Arthursson  (1:28:22).

En los 10km se invirtieron los papeles del año pasado y fue José Manuel Abascal (31:52) el que impidió la tercera victoria del campeón de Europa de 1.500 Arturo Casado (32:13). Tercero entró Julio del Val (32:16), uno de los más conocidos populares madrileños. Entre las chicas no hubo oposición para Diana Martín, que necesitó solo 34:59 para interpretar a la perfección su condición de favorita. Su compañera del equipo adidas, Isabel Macías (defendía el título) ocupó la segunda plaza (37:29), mientras que la francesa Frederique Fisel fue tercera con 39:48.

Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...