Ardiente San Fermín Marathon

Más de 3.500 runners y el sol se encargaron de encender la segunda edición de la prueba.
Pablo Vázquez -
Ardiente San Fermín Marathon
Ardiente San Fermín Marathon

Calor, mucho calor, y no sólo el que nos regala nuestro amigo sol, encendieron la segunda edición del San Fermín Marathon. Y es que más de 3.500 runners, venidos de 20 países y procedentes de todas las Comunidades Autónomas de España, se citaron en las calles de Pamplona para vivir una gran fiesta del running popular. Tres distancias eran las opciones, 42, 21 y 10 kilómetros, todas ellas con más de 1.00 participantes.

26 grados marcaban los termómetros cuando sonó el pistoletazo de salida en el centro de la capital navarra, se convirtió en el rival añadido para los corredores participantes. Un condicionante tan negativo como positivo, ya que la subida de las temperaturas también animó a miles de personas a echarse a las calles para animar a todos los valientes desafiantes de los kilómetros y el calor.

En el desafío a Filípides, el atleta local Iñaki Rey volvió a reinar por segundo año consecutivo, situándose con una notable ventaja desde los kilómetros iniciales. El crono se congeló en meta a su llegada marcando un tiempo discreto, acuciado por el calor, de 2:41:5, seguido de Alfonso Serrano (2:51:29) y Fernando Morales (2:51:41). Y, entre las féminas, la corredora pamplonica Miriam Malón (Hiru Herri) se colocó en lo más alto del podio con un tiempo en la Plaza de Toros de 3:19:25, relegando a la segunda y tercera posición respectivamente a Anna Riera (3:20:25) y Marlene Homate (3:23:07).

La media distancia, que contó con la participación de más de 1.300 runners, tuvo como ilustre vencedor al corredor tarraconense de Bikila Eduard Queralt, con un tiempo en meta de 1:16:31, seguido de Miguel Larrayoz (1:18:44) y Xabier Mandagaran (1:21:02). Por su parte, la corredora local Alejandra Arribas se alzó con la victoria gracias a un crono de 1:29:01, seguida de la vitoriana Gemma Pérez (1:31:31) y la pamplonesa Inma Sainz (1:32:13).

En la prueba corta, la de los 10.000 metros, más de 1.700 corredores se situaron bajo el arco de salida, pero sólo uno se llevó la gloria al cruzar la línea de meta situada en el interior de la Plaza de Toros. Se trata de Alberto Rodríguez (Beste Iruña), que repitió triunfo en la prueba navarra con un crono de 33:44, dejando atrás a Iván Álvarez (34:46) y Miguel Etxamendi (35:40). La mujer que se llevó la gloria en esta distancia fue Amaia Melero, con un tiempo de 38:26, por delante de la finlandesa Maria Miettinen (41:30) y Egipto Flamarique (41:45).

¡A prepararse para la de 2016!     

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...