¿Competir o participar?

La diferente manera de tomarse las carreras populares.
Antonio Alix -
¿Competir o participar?
¿Competir o Participar?

La típica frase de “lo importante es participar” se suele sacar a colación cuando no se consigue el resultado esperado en todo tipo de deportes. Te has preparado para esa competición y lo has dado todo, pero ya sea porque los  rivales son más fuertes o porque tu rendimiento no ha sido bueno resulta que o te eliminan antes de lo que crías o no mejoras tus marcas o el puesto que ya habías logrado o entraba en tus cálculos.

En las llamadas carreras populares, esas en las que supongo la mayoría de lectores participáis, abiertas a todo tipo de edades y niveles no veo justo comparar el tiempo. 40 minutos en 10km o 3h en maratón para unos puede  equipararse a una medalla olímpica y para otros un fracaso o haberse dado un paseo. Por eso se establecen categorías por edad (sin que haya un reglamento igual para todas, la federación de atletismo tiene el suyo pero casi ningún organizador lo aplica) pero en ellas tampoco es justo comparar. Aunque se tenga la misma edad no es lo mismo quien lleva corriendo toda su vida o quien ha empezado hace 2 años; quien se entrena a diario en serio o quien
sale a trotar dos veces por semana; quien tiene cuerpo tipo keniata o quien va sobrado de kilos. Por eso, aunque se publique la clasificación yo no veo bien que en estas carreras se den premios. Este es otro tema de debate, porque a veces se ofrecen tantos y se ponen tantas categorías (no solo las de edad, también las de corredores locales) que se quedan algunos sin entregar. Hay carreras en las que parece que lo más importante es el dinero, copas o jamones que se dan en lugar de que haya un buen trato, medición, seguridad y otros servicios al participante. Pero vayamos al tema de hoy.

Con la multiplicación de corredores y de carreras resulta paradójico que el nivel de éstas sea mucho menor que el que había hace 20 años. Entonces, por ejemplo, en Madrid no había nunca más de una carrera cada fin de semana y los había sin ellas. Ahora raro es en el que no hay mínimo 5 entre la capital y las ciudades y pueblos de la comunidad autónoma. En aquel entonces los que corríamos íbamos a ellas a darlo todo. Ya fuese a hacer en un 10km 30, 35,  40 o 50 minutos. Cierto que si hay 8 carreras en un radio de 100km los más rápidos se reparten; pero también lo lógico sería que con el tremendo aumento de participación hubiese alto nivel en todas. Pero no es así y estamos viendo carreras de 10km en las que pocos en masculino bajan de 35 y en femenino de 45. Se supone que entre tanta gente que ha comenzado a correr en los últimos 10 años los tiene que haber  con calidad para ir muy deprisa en cuanto se entrenen bien. Pero resulta que -no sabría decir porcentaje- pero muchos de los que van, de los que vais a la carreras no se lo toman como una competición sino como una fiesta. Ojo no es algo que quiera criticar porque no puedo pedir que a todo el mundo le guste tener ese sabor a sangre en la boca o acabar a gatas tras haberlo dado todo. Digo simplemente que me llama la atención porque yo soy de los que considero que a una carrera se va a darlo todo. Vale, acepto excepciones como que ese día vayas a acompañar a alguien más lento, por supuesto habiéndote inscrito, no en plan pirata; o sea una a la que vas cada edición pero esa vez estás bajo de forma y solo vas a acabarla. Pero eso de ir de al mismo ritmo que cualquiera de los días en los que sales a entrenar es lo que me extraña. Insisto, que con esto no quiero decir que todo el mundo que vaya a una carrera sea para hacer marcas cercanas a las de la élite, sino que la marca que haga sea la mejor posible según sus circunstancias.

Ahora se están poniendo de moda la “kedadas” para correr en grupo no solo entre gente que ya se conoce sino para ir a conocer gente. Promovidas por marcas, revistas como RW o corredores (¿o digo raners?) con tirón en las  redes. En ellas si que , aunque haya momentos de pique, lo suyo es ir a pasar el rato de pachanga. Pero cuando el evento es una carrera, hay un dorsal y clasificación, a mí me gusta vaciarme, volver a casa sabiendo que lo he dado todo… aunque por supuesto volviendo a casa, no quedándote en el sitio como el legendario Filípides.

 

Te recomendamos

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Participa en nuestro sorteo y gana una de estas dos magníficas chaquetas de cuero Ind...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...