Pedro Miguel Etxenike: un físico en buen estado físico

El prestigioso científico vasco nos revela su pasión por el running.
Martín Fiz | Fotos: Félix Sánchez -
Pedro Miguel Etxenike: un físico en buen estado físico
Pedro Miguel Etxenike: un físico en buen estado físico
Pedro Miguel Etxenike nació en Isaba (Navarra) en 1950 y recibió el Premio Príncipe de Asturias en investigación científica en 1998. Es uno de los buques insignia de nuestra ciencia que, a parte, aprovecha el poco tiempo que le queda para echar a correr. Como si se tratara de un juego de palabras, es un físico al que le gusta estar en un buen estado físico. Posee premios de prestigio: Medalla de Oro de Donosti, Premio Nacional de Investigación 2006. Premio Príncipe de Viana y Premio Max Plank. Es Catedrático de Física de la Materia Condensada en la Universidad del País Vasco y su nombre ocupa uno de los primeros puestos en la ciencia e investigación científica mundial. En lo deportivo, ha realizado en trece ocasiones la Behobia-San Sebastián (20 km) y los maratones de San Sebastián y Nueva York. Indagando por los lugares donde se ha movido, quizás podía habérsele ocurrido flirtear en las regatas. Vive en San Sebastián (ciudad con tradición en las traineras) y estudió el doctorado en Barcelona y en la Universidad de Cambridge, famosa entre otras cosas por los duelos regatistas con Oxford.
 
Esta es la entrevista más comprometida de las que he realizado. ¡Qué le digo yo a este hombre! Intuyo que domina de todo. Imaginen que le pregunto: “¿Qué hace entre libros, ecuaciones y discusiones con colegas de todo el mundo?”. Posiblemente piense de mí: “Este tío de qué va. ¡No es de carne y hueso!”. Pues ya está, le pongo unas bambas y el chándal del Donostiarrak, y a por él…
 
Son las 7:50 AM, hora apalabrada por el grupo Donostiarrak para comenzar a mover las piernas. La Bella Easo me recibe con un sol resplandeciente, los últimos días fueron tristes, lluviosos y muy grises.
Publicidad
¿Me puede decir una fórmula para correr a alto nivel con cincuenta y pico años?
 
Por lo que dicen, estar delgado y entrenar. Lo digo de oídas pues yo el alto nivel no lo he experimentado.
 
Le acaban de hacer una resonancia magnética y le han descubierto una rotura en el menisco. ¿Cómo lleva esto de lesionarse?
 
Mal, con tristeza. Estaba a punto de recuperar la forma y ganarles una apuesta a varios/varias del Donostiarrak.
 
Los atletas nos lesionamos en las articulaciones y los músculos. Yo pensé que las zonas lastimadas de los eruditos eran los dolores de cabeza.
 
Puede que sí, pero yo no soy ni sabio ni erudito. Los investigadores somos más que nada exploradores.
 
Dijo una vez: “Los científicos tenemos la obligación de explicar qué hacemos, por qué hacemos lo que hacemos y para qué sirve lo que hacemos”. Explique para que lo entendamos todos, y por favor en pocas palabras, qué es lo que hace y qué es eso de Materia Condensada por la cual le han dado el Príncipe de Asturias.
 
Entender el comportamiento de la materia partiendo de las interacciones entre átomos sirve, entre otras cosas, para la microelectrónica, el láser y de ahí surge también el conocimiento que lleva a la resonancia magnética que me ha diagnosticado mi lesión de menisco.
 
De repente me dice: “Dale a 4:30 por kilómetro”. Le lanzo doscientos metros y… aguanta.
 
Sé que le van las apuestas, una vez apostó con el físico alemán Helmut Winter.
 
El envite era el siguiente: había que correr cinco kilómetros por el Paseo de la Concha. Winter pesaba 16 kilos menos que yo, así que debía transportar una mochila hasta igualar mi peso. Al final, siento decirlo, me ganó…
 
Los intelectuales os encerráis en vuestro mundo, “vais a vuestro pedo”. ¿Esa es la causa por la que corre? ¿Ha descubierto algo nuevo corriendo?
 
Gracias por el cumplido. Estar en forma me hace sentir bien y pensar mejor. Muchas ideas me han venido corriendo. Me gusta mucho la compañía y el grupo. Disfruto corriendo.
 
¿Qué me dice de aquél que corre por dinero? ¿Del mangante que corre para que no le pillen o del grupo donde usted corre todos los sábados a las 7 de la mañana?
 
Del que corre por dinero, que es un buen profesional. Eso siempre es de admirar. Mangantes que corran no conozco, y del grupo con el que corro, que es un grupo espléndido tanto en lo deportivo como, lo que es más importante, en lo humano.
 
Un donostiarrak vocea: “¡Fichamos al investigador para que contribuyese deportivamente pero nos hemos tenido que conformar con su desparpajo intelectual!”. (Risas entre todos) No he visto atleta de élite corriendo a tal hora. Sabe una cosa, entrenando a estas horas nunca llegará a ser atleta de élite.
 
Ahora entiendo por qué no soy mejor. La culpa la tiene el madrugar. Esto es un nuevo descubrimiento. ¿Lo patentamos juntos?
 
Una recomendación, un buen descanso es un buen entrenamiento.
 
El cambio climático nos trae por el camino de la amargura. Sin agua no somos nada y el maratoniano menos. ¿Tiene usted la solución?
 
No. Todavía no entendemos el problema. La solución no estará lejos de aprender a hacer más usando menos. Necesitaremos ciencia y tecnología pero también sabiduría para darnos cuenta de lo que es realmente importante, y sobre todo respetar el entorno natural.
Publicidad
“Ahora ponte a 3 minutos el kilómetro. ¿Aguantaré cien metros?”. Aguantó, cien metros y alguno más, pero casi se desguaza. Exclama: “¡Qué sensación de velocidad!”. Pues algo más rápido va Paul Tergat cuarenta y dos kilómetros…
 
He investigado. Hay muchas mujeres trabajando en lo suyo pero pocas presidiendo los laboratorios. ¿Corren aires de machismo en el área de la investigación o son cosas mías?
 
La mujer ha avanzado pero todavía esta lejos de ocupar el lugar que le corresponde. Lo que hay que hacer es no premiar a las hormonas sobre las neuronas. Espero que la mujer ocupe el lugar que le corresponde no por ser mujer sino por su talento.
 
Usted dice: “La línea que separa a un genio de un imbécil es muy fina”. ¿Sabe una cosa? La línea que separa a un corredor de élite de un corredor popular es más gruesa. ¿A qué cree usted que se debe? A un don especial, a la ciencia…
 
Un genio, lo decía Faraday, es el que cree que su idea es verdad para todos. Un estúpido también. En la carrera, el reloj y las distancias marcan de forma más obvia la diferencia.
 
Corrió el Maratón de Nueva York y quince días después la Behobia. Terminó lesionado. Parece mentira, ¿no sabe que todo lo que sube baja? ¿Cómo comete ese error una persona de su inteligencia?
 
No fue por eso. Me lesioné por entrenar mal, con demasiadas cuestas, arriba y abajo. Subía y bajaba el Monte Igueldo.
 
(Para otra vez, me pide consejo…)
 
Es un ganador en todos los aspectos de la vida. ¿Qué entrenamientos hace un cincuentón para intentar ser el mejor de su grupo?
 
¡Bastante tengo yo para intentar no ser el peor del grupo! En días laborales, corro cuando mi profesión me lo permite. El fin de semana compagino el ciclismo y correr.
 
Las matemáticas son su fuerte pero corriendo… dos y dos no son cuatro. ¿Cómo se plantea las competiciones que realiza?
 
Mi único planteamiento es terminar ysi se puede no ser el último. Si hago un tiempo no escandalosamente malo, pues mejor. Así fui a la última Behobia y me salió bien, con la ayuda de Olga, Peralta y Lasaga, del Donostiarrak. 
Publicidad
LA MEZCLA PERFECTA
 
¿Sabe quién es el récordman mundial de maratón?
 
En mujeres Paula Radcliffe 2:15:25. No sé si en hombres sigue siendo Paul Tergat 2:06... (Nota: Es Tergat pero con algo menos 2:04:55).
 
¿Que marca tiene en maratón?
 
4:02, en Donostia.
 
¿No le da vergüenza decirla?
 
Ninguna.
 
Si se hubiera dedicado a correr, ¿hubiera echado mano de la ciencia para mejorar?
 
Sí, dentro de la legalidad, claro está. Y sin perjudicar la salud.
 
La pócima mágica para correr más deprisa está por descubrir. ¿Por qué no la inventa y se la aplica para ver si es capaz de ganarme?
 
Creo que llegaré tarde. Por otro lado, hay que saber adecuar las aspiraciones a las capacidades. Lo contrario lleva a la frustración.
 
De donde no hay no se puede sacar. ¿Qué falta por descubrir?
 
Casi todo. La buena ciencia abre nuevas puertas. Cada vez hay más caminos hacia lo desconocido, y más preguntas sin respuesta.
 
¿Sabe cuál es el animal de número irracional con un sólo ojo?
 
¿No?. Aquí le he pillado. ¿Se lo digo? El pi-ojo
 
¿Tiene ídolos? Si los tiene, ¿cuáles?
 
Muchos. En general los que dan mucho a cambio de nada.
 
¿Su apellido con “ch” o con “tx”?
 
Con los dos: Etxenike, o Echenique; pero no Echenike o Etxenique.
 
¿Se ha quedado en medio del camino en alguna de sus investigaciones?
 
En muchas.
 
Problema. Dígame, ¿cuántos kilómetros ha realizado en un entrenamiento? ¿Cuánto ha tardado por kilómetro?
 
La vez que más 30 km. Tardé 2:50 (5:30 / km).
 
¿La velocidad a la que corre un kilómetro?
 
En un sólo kilómetro el año pasado hice 3:45.
 
(Entrevista publicada en el número de mayo de 2007 de Runner's World)
Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...