6 errores comunes que pueden originar grandes males

Elimina esos pequeños fallos que pueden desencadenar en problemas más graves.
runners.es -
6 errores comunes que pueden originar grandes males
¡No lo hagas!

Intentas hacer lo correcto para sacar el máximo partido de tus entrenamientos, acatas rigurosamente un plan de entrenamiento, te pones hielo allí donde te duele y cuidas tu dieta pero –incluso cuando crees que lo tienes todo bajo control– siempre hay pequeños errores que pueden sabotear todo tu esfuerzo. Te ayudamos a evitar esos errores.

Nudos fuera

Ponerte y quitarte las zapatillas sin deshacer el nudo de los cordones día tras día, semana tras semana, mes tras mes… Todos esos pequeños giros de tobillo pueden dañar ligamentos y tendones y acabar generando una lesión.

Solución

¡Desátate los cordones! O utiliza los diferentes sistemas que hay en el mercado que permiten ajustar y desajustar la zapatilla sin nudos ni cordones.

Publicidad

Con el agua a cuestas

Llevar una botella de agua en una mano durante un entrenamiento largo puede causar una falta de equilibrio, cambiar tu zancada y derivar en una lesión.

Solución

Un cinturón para llevar el agua sitúa el peso de la botella cerca de tu centro de gravedad y evita los desequilibrios.

Publicidad

Hasta el límite

Puede que pienses que la cura para los isquiotibiales cargados sea estirar… y hacerlo de manera intensa y frecuente. Pero si fuerzas puedes causar roturas en los tendones.

Solución

Estira tus músculos en caliente y de manera progresiva. Nunca fuerces demasiado ni mantengas posiciones que causen dolor. Revisa otras posibles causas para tus problemas de isquiotibiales: unos flexores de la cadera tensos son a menudo responsables de cuestiones relacionadas con los isquiotibiales.

Publicidad

Saltarte las sentadillas

A menudo muchos corredores sufren falta de equilibrio en los músculos de las piernas que sólo un trabajo de fuerza específico puede corregir. Además, los trabajos de fuerza pueden contribuir a estabilizar músculos previniendo así lesiones.

Solución

Haz trabajo de fuerza en todo el cuerpo Se puede conseguir sin pasar más tiempo en el gimnasio haciendo ejercicios combinados para trabajar los trenes superior e inferior a la vez.

Publicidad

Tu gota cuenta

Pero donar sangre antes de una carrera no es la mejor de las opciones. Puedes tardar hasta 8 semanas en volver a tu volumen normal de glóbulos rojos. Puede que no notes la diferencia durante tus entrenamientos pero sí notarás cómo baja tu rendimiento.

Solución

Date un período de ocho semanas para recuperarte totalmente antes de volver a competir.

Publicidad

Las zapas, también de calle

El calzado no sólo tiene que ser el correcto en los entrenamientos, también el de calle ha de ser el adecuado. Unos zapatos que no proporcionen el soporte adecuado y que estén muy gastados pueden causar una distensión de la fascia plantar. Y unos tacones altos aumentan la tensión sobre los gemelos y el tendón de Aquiles.

Solución

Observa tus zapatos desde detrás. Si se inclinan hacia dentro o hacia fuera o la suela está gastada, deshazte de ellos. Elige calzado cómodo con un buen soporte en el arco. En el caso de las mujeres… mejor si evitas los tacones.

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...