Soy corredor: Antonio García

Piloto de automovilismo y runner.
Vicente Capitán | FOTO: Alicia Ruiz -
Soy corredor: Antonio García
Soy corredor: Antonio García

Empecé como muchos niños, haciendo de todo, pero no era fan del fútbol. Con cinco años ingresé en las escuelas municipales de tenis en San Sebastián de los Reyes. También hacía natación.

 

Mi padre era aficionado al motor y me metió el gusanillo. Con siete años me empieza a llevar a los karts y así se divierte él y yo. Con ocho años me federo y acabo tercero en el Campeonato de España cadete.

 

Mi primer kart era uno normal, valían entre cincuenta y cien mil pesetas. Lo llevábamos en la baca del coche a todos lados y así estuvimos desde el 88 al 91. El coche lo preparaba mi padre con ayuda de mecánicos, lo que veíamos en las carreras, hablando con otros padres, expertos…

 

Era todo muy puro, sin mayores intereses que el pilotaje y el divertimento. Pero con 11 años gané el campeonato de Madrid, el de Cataluña y el de España, y al pasar a júnior ya a mi padre se le queda grande poder mantenerme.

 

La gente piensa que éste es un deporte de ricos y nosotros somos una familia normal. Mi padre era programador informático y se gastaba un poco de dinero en mí para divertirse él también. Cuando das el salto de calidad necesitas estar en equipos porque los gastos se disparan, y eso hicimos. 

 

En 1994 di mi gran salto al profesionalismo. Conocí a Genis Marcó y me puso en contacto con las principales fábricas de Italia, que eran las más fuertes. Conseguí soporte para salir fuera y correr el Campeonato de Europa e hice de los mejores cronos y gané alguna clasificatoria. Meses más tarde gané el Mundial de Karts.

 

En los karts se gana mucho dinero y puedes seguir sin límite de edad. Pero Adrián Campos me propuso pasar con él a la Fórmula Nissan, creada para ser lanzamiento a la F-1.

 

Estuve con Marc Gené y gané dos carreras. Al año siguiente compartí equipo con Fernando Alonso. Estuvimos pelando por la general muy igualados hasta que tuve un accidente a falta de dos carreras y perdí mis opciones. Un año después la gané. Con Alonso sigo teniendo buen trato.

 

Mi peor momento llegó después en la Fórmula 3.000. No tenía sponsor propio fuerte y a mitad de temporada el equipo apostó por otro piloto y me dejó fuera. Es lo que hay, se me cerró la puerta de la F-1 pero me introduje en el Mundial de Turismos con BMW en 2003.

 

Empecé con las carreras de resistencia y gané las 24 horas de Spa. Desde entonces he disfrutado con Aston Martin en las Le Mans Series culminando en 2008 con la victoria en las famosas 24 Horas de Le Mans.

 

Ese año empecé a compatibilizar con el campeonato americano, en este caso con Porsche, y el pasado 25 de enero gané las 24 Horas de Daitona (primer español que lo consigue), la prueba más importante de resistencia allí.

Siempre he corrido a pie dentro de mi preparación física, aunque hubo años que por problemas articulares me decanté más por la bicicleta. Cuando más fuerte me ha dado ha sido los últimos cinco años.

 

Antes hacía más condición física, más gimnasio, pero ahora con las pruebas de resistencia necesito más trabajo aeróbico.

 

Entreno unos seis días a la semana, haciendo dos de calidad, tipo series, cuestas… alternando velocidad y medio fondo con rodajes de no menos de una hora. Tengo 1:23 en media maratón y este año hice 39:15 en la San Silvestre Vallecana.

 

Mi gran problema es la continuidad porque cuando tengo competiciones lo tengo difícil para rodar todos los días, aunque las zapatillas van siempre conmigo. Si puedo encadenar entrenamientos creo que podría bajar de 1:20 en media maratón. Ahora me ayuda a entrenar Manolo Capitán.

 

Quedamos en la Dehesa Boyal y me fortalece el ir acompañado, porque casi siempre he corrido solo. Además me aconseja sobre mis objetivos atléticos, que me motivan para mejorar mi estado de forma.

 

Me considero un afortunado y espero seguir en la brecha hasta los 40 porque aquí la exigencia física te lo permite, no como en el atletismo.

 

Admiro a los grandes maratonianos. A mí me cuesta bajar de 3:15 haciendo series y cuando pienso al ritmo al que va la élite durante 42 km... Conduzco coches de 700 caballos y muchas veces supero los 300 km/h, pero lo de los maratonianos es alucinante. 

 

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...