Soy Corredor: Francisco Rivera Ordóñez

Torero y runner
Alberto Hernández | FOTO: José Oyón -
Soy Corredor: Francisco Rivera Ordóñez
Soy Corredor: Francisco Rivera Ordóñez

Que yo recuerde, llevo corriendo desde los 13 años. Jugaba al baloncesto y mi correr era parte de mi entrenamiento.

 

Correr es una pieza importantísima en la preparación de un torero. El estar fuerte te da seguridad en el ruedo, capacidad de reacción, de recuperación y te sobrepones antes de los golpes.

 

Te puede salvar la vida. Entreno todos los días menos uno. Más o menos una hora y media de físico, pero no sólo hago carrera continua, luego sigo con otro tipo de trabajos en el gimnasio. Le dedico la mañana.

 

La tarde la reservo al aspecto técnico; entre toreo de salón, entrenar a matar y banderillas, pueden salir unas dos o tres horas, depende del ánimo. En el campo es donde más entreno y más me gusta entrenar.

 

Normalmente entreno solo. Me lleva el entrenamiento mi amigo Marcos Álvarez, preparador de fútbol. También entreno con la gente de mi cuadrilla, mi equipo, sobre todo el tema técnico.

 

Utilizo mucho el pulsómetro; tanto tiempo a tantas pulsaciones, y así.

Publicidad

Intento cuidar mucho mi alimentación. Más o menos lo consigo.

 

La verdad es que no sigo mucho el atletismo de élite, aunque el hombre que ahora impresiona a todos es Bolt, sin lugar a dudas. Es de otro planeta.

 

Siempre, antes de vestirme de luces, salgo a trotar unos 15 o 20 minutos para calentar. Soy de los pocos toreros que lo hacen. Creo que es fundamental.

 

El miedo y la tensión son buenos cara a un día tan importante como aquel en el que hay que torear. Lo que sí hay es que controlarlos, pero eso lo da la persona.

 

Desde que estaba en el colegio no participo en una carrera popular.

 

¿Correr un maratón? Es algo serio. El problema es que no me gusta nada hacer el ridículo y esto suena a petardo gordo. Yo entreno para, en 20 minutos de pura tensión, tener capacidad de reacción. Los 42 km los respeto mucho, quizás algún día… Muchas veces me he pegado buenas palizas corriendo. Me gusta ver el límite y ganarle, porque de vez en cuando se le gana.

 

El correr te libera, te centra y permite conocerte a ti mismo. Puedes llegar a necesitarlo. Ya es algo que está dentro de mi vida como algo que necesito.

 

(Publicado originalmente en el número de agosto de 2009 de Runner's World)

Publicidad
Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...