Soy corredor: Javier Veiga

Actor, monologuista, presentador y... runner.
Álex Calabuig | FOTO: Ángel Yuste -
Soy corredor: Javier Veiga
Soy corredor: Javier Veiga

De niño siempre fui un poco gordito. Aún así me pasaba el día en la calle practicando todo tipo de deportes: baloncesto, tenis, fútbol… El único en el que estuve federado fue el balonmano, durante unos diez años.

Mi hermano mayor es un yonki absoluto que le ha dado hasta al triatlón, el pequeño es futbolero celtarra y antimouriñista, y mi hermano Alberto es monitor de gimnasio y runner compulsivo. Los otros dos somos más eventuales.

Soy un corredor de oleadas. No consigo mantener el hábito todo el año. De repente lo echo de menos o necesito ponerme en forma y siempre recurro a esto para estar bien. Me puedo pasar unos meses enganchado y luego se me olvida o no encuentro el hueco.

Juego mucho al pádel, que es lo que hacemos los que ya vamos estando cascados.

Es muy evidente la diferencia, no sólo a nivel físico, también me siento mejor anímicamente cuando consigo tener el hábito y la disciplina de correr tres veces por semana.

En Valencia fue donde me enganché a correr, hace unos 9 años. Me pasé mes y medio trabajando allí en una obra de teatro. No tenía con quién practicar otros deportes y los gimnasios me aburren mortalmente. Conocí el circuito que han montado en el antiguo cauce del Turia, y la verdad es que aquello es una maravilla, sobre todo el buen rollo de ver gente corriendo ‘pacá y pallá’.

La distancia más larga que he recorrido son 15 km. Nunca he competido, ni he participado en una carrera popular.

El maratón tiene que ser un reto interesante. Supongo que es cuestión de encontrar el momento y que las rodillas no te traicionen… Pero sí me gustaría.

Cuido mucho mi alimentación, pero en el sentido sibarita. En cuanto al descanso, no creo que sean demasiado buenos los horarios caóticos que llevo. Y no te puedo decir que considero que es sufi ciente con el deporte que practico, porque tengo amigos que compran esta revista y se estarían riendo hasta el próximo número.

Los lugares más bellos por los que he corrido son la isla de La Toja y la playa de La Lanzada…

Publicidad

De pequeño a mi hermano le gustaba Carl Lewis y a mí Ben Johnson; qué chasco me llevé…

Para correr me encantan las camisetas viejas que ya son casi transparentes de tanto lavado. Soy más pijo con las zapatillas.

No escucho música mientras corro porque me resulta incómodo llevar cascos. Deberían poner hilo musical en los parques.

Nunca he tenido que correr en una actuación, ni en teatro ni en cine. En una película tenía que hacer unos abdominales mientras me fumaba un cigarrillo. Me temo que tengo más pinta de eso.

De repente te pasan un guión y ves que hay una escena en la que sales sin camiseta, te miras la panza y piensas: ¿Dónde tengo las zapatillas de correr?

Sigo con la gira teatral de Amigos hasta la Muerte; en febrero estaremos en La Coruña y por la Comunidad de Madrid. A la vez estoy ensayando El Caballero de Olmedo, de Lope de Vega, que estrenaremos en marzo en Santander. Y mientras tanto estoy preparando una serie para televisión que precisamente tiene que ver con el mundo del deporte… Pero eso ya os lo contaré cuando corra la maratón.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...