Soy Corredor: José Carlos Jaenes

Psicólogo deportivo y runner.
Dani Quintero | FOTO: JJ Úbeda -
Soy Corredor: José Carlos Jaenes
Soy Corredor: José Carlos Jaenes

- Soy de Sevilla, atleta desde 1972, desde que vi correr a Lasse Viren en Munich; eso me cambió la vida.

- Hace años me proclamé campeón absoluto andaluz de cross, he ganado carreras populares y fui el primer sevillano en la primera edición del maratón hispalense. Mi mejor marca es 2:33:55 en San Sebastián.

- Soy profesor de Psicología de la Actividad Física y del Deporte y de Psicología para el Rendimiento en la UPO; responsable de Psicología del Centro Andaluz de Medicina del Deporte; Presidente de la Asociación Andaluza de Psicología del Deporte y vicepresidente de la Federación Española de Psicología del Deporte.

- Soy el psicólogo que más ha estudiado y escrito sobre maratón en todo el mundo. Sigo siendo atleta como cuando tenía 15 años. Soy un atleta con canas.

- He corrido 18 maratones entre Nueva York, Boston, Washington, Londres, Madrid, Sevilla, Jerez, Valencia y San Sebastián. Ahora la gente se prepara mejor que en los años 80 gracias a la información de los libros, revistas, internet…

- En aquella época éramos menos y le teníamos mucho respeto al maratón. Hoy lo corre sin problemas hasta gente con mucho sobrepeso.

- Era rápido y ganaba carreras a 3:05 el kilómetro, ritmos que ahora casi no se corren en las populares. La Vuelta a Sevilla de 1984 la gané haciendo 13 km a 3:06.

- Entreno a populares. Ahora se hace mucho trabajo de gimnasio, y nosotros antes no hacíamos ni un abdominal. Los corredores sólo corríamos, los lanzadores sólo lanzaban…

- Un error grave es no trabajar el ritmo de carrera. Un maratoniano que va a hacer 2:48 no necesita hacer series a 3:20, va a correr a 4 minutos. El volumen de series debe intentarlo hacer entre 3:50 y 4, porque es la vía metabólica, psicológica y adaptativa que necesita.

- Lo más importante en los 42,195 km es llegar bien a la media maratón; si vas a correr en 2:48 no se puede pasar la media más rápido de 1:24.

- No corro por correr. Cuando alguien ha corrido 60 maratones es que hace mucho tiempo que las marcas no le importan y sólo quiere correr maratones. Es algo muy loable. Pero yo sólo he corrido 18 en 30 años porque todavía intento buscar mis límites.

Publicidad

- Quiero saber en Nueva York cuánto valgo con 52 años, espero que menos de tres horas, y para eso sé que tengo que entrenar. Esa es mi motivación.

- Psicológicamente es más duro correr el maratón en 4:20 que en 2:45. Es cuestión de sentirse y estar bien entrenado. El maratón empieza en el kilómetro 25 para el que está bien entrenado. Para el que no lo está empieza en la salida.

- El deportista que no cree en sus posibilidades no consigue sus objetivos, no es capaz de dirigir su conducta. Si yo creo que no voy a poder ser capaz de ser campeón del mundo no lo seré. El ‘no creer’ hace que uno sienta que no está preparado, se asusta.

- Uno debe saber bien cuánto vale, qué es capaz de hacer y ser capaz de intentar hacerlo. Hay que ser realista.

- Trabajo mucho la autoconfianza y la concentración en carrera. Es fundamental estar concentrado en la competición, en el entreno diario, en tomar decisiones continuamente, desde cómo trazar una curva (esto es un fallo entre los populares), hasta cuándo atacar o ir a cola de grupo.

- El entrenamiento invisible es planificar que uno sea capaz de controlar una situación emocional. Les pido que provoquen esas situaciones (que nos adelantan, que pinchamos...) durante los entrenos y que aprendan a controlarlo. Ese ritual precompetitivo es esencial. Saber controlar los pensamientos negativos y crear pensamientos positivos, tomar decisiones.

- Cuando entreno en grupo intento aprender a ir en cabeza. Igualmente, entreno ir en cola y luego me mentalizo y “en la próxima vuelta me pongo en cabeza del grupo y aumento el ritmo”. Veo cómo mi organismo responde a la situación.

- Está demostrado que el ejercicio aeróbico ayuda en pacientes con problemas mentales moderados porque moviliza endorfinas, los cannabinoides del cerebro… No conozco a ningún atleta de larga distancia que sea depresivo. El trabajo aeróbico tiene efectos positivos para controlar la ansiedad, estrés, fobias...

- Hay trucos psicológicos: dejar de mirar el reloj en el km 30 y empezar a contar los miles de dos en dos, o contarlos al revés (“sólo me quedan seis kilómetros para acabar”) y hacer comparaciones (“lo que me queda es como cuando salgo a correr desde la puerta de casa hasta el parque”).

- Para mí es positivo dar dos vueltas a un mismo circuito en el maratón, como en San Sebastián. También correr en millas, se hace más llevadero que en kilómetros.

(Publicado originalmente en el número de septiembre de 2008 de Runner's World). 

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...