Soy corredora: Samantha Vallejo-Nágera

Prestigiosa chef española y fiel amante de la carrera a pie.
Esther B. Soto -
Soy corredora: Samantha Vallejo-Nágera

Empecé a correr ya de pequeña. Me acuerdo cuando tenía 12 años que me iba a participar en carreras por toda España, con un amigo mío. He sido siempre de fondo más que de velocidad, y lo cierto es que lo hacía por hobby.

- Casi siempre suelo salir a correr yo sola, con la única compañía de mi iPod. Pero reconozco que me encanta cuando quedo con gente para correr porque me parece más divertido, ya que quedas en sitios diferentes a los que vas habitualmente, se hace otro itinerario, podemos incluso subir a una montaña, o hacer un plan original; me divierte mucho.

Llevo una mezcla “brutal” de músicas. Puede saltar una canción de ‘bakalao’ de ese que me gusta a mí, que son “cantaditas” y de repente la siguiente es un tema flamenco, o latino… Pero todo muy marchoso, me ayuda y me motiva muchísimo.

- Suelo estirar después de correr, pero antes poco o nada. Luego lo que intento es compaginarlo con el yoga para relajar todo el cuerpo, por lo menos una vez a la semana.

- Voy al doctor Hernán Silván. Tengo mucha confianza en él, arregla muy bien las contracturas deportivas. Estuve lesionada, de hecho hice el maratón de Nueva York coja casi todo el recorrido, y luego me costó casi un mes recuperarme.

Me encanta llevar las zapatillas en la maleta cuando viajo. Así puedo salir a correr. Estar por ejemplo en París e irme a correr debajo de la torre Eiffel. Estas cosas me gustan mucho, me parece una manera divertidísima de hacer turismo.

- Miami me ha encantado, me parece genial para correr. Ahora mismo estoy embarazada y no puedo entrenar pero estoy deseando dar a luz para irme para allá porque es una maravilla la playa, el paseo que tiene especial para entrenar, gente corriendo por todos lados y un ambiente de deporte espectacular.

 

 

 

 

El maratón de NYC es mi carrera favorita con muchísima diferencia. Es el primer maratón que he hecho. También he participado en carreras populares, la Carrera de la Mujer, la Media de Madrid,... Vamos, cosas muy sencillas, pero la experiencia de correr por la Gran Manzana me ha encantado.  

- Vives una película por toda la ciudad. Es un fenómeno social y deportivo. Disfruté de todos los entrenamientos días antes con amigos, luego me encantó ver Nueva York a la carrera. Hacer los 42 km por una ciudad en la que recorres sus barrios en cuatro horas. Totalmente recomendable.

- Así como en el trabajo soy meticulosa, no soy nada “tiquismiquis” con la equipación que llevo para correr. De hecho, hasta hace poco, yo corría con unas zapatillas que no son de running, y ahora tengo unas mejores pero normalitas.

- Cuando tenga mi último hijo, que nacerá en abril, me volveré a poner en forma y con las ganas que tengo (sonríe) voy a acabar vigoréxica perdida. Me veréis de nuevo por la zona de Canal en Madrid que es donde vivo, o si hace mucho frio me cogeré la moto y me iré al Retiro. Eso sí, los fines de semana por Segovia respirando aire puro.

(Artículo publicado originalmente en el número de enero de 2011)

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...