Los 3 malos hábitos posturales de los corredores

Te ayudamos a corregirlos de la forma más sencilla.
runners.es -
Los 3 malos hábitos posturales de los corredores
Corrige tu postura

CORRER 'SENTADO'

Mucha gente corre con una inclinación pélvica anterior (la pelvis se inclina hacia delante, como si fueses 'sentado sobre tu zancada').

Es perjudicial porque puede acortar los flexores de la cadera y estirar en exceso los isquiotibiales. Así correrás con una postura que te hace vulnerable a la fatiga y las lesiones.

Se puede corregir haciendo un 'reseteo pélvico': al correr, entrelaza los dedos de las manos y eleva los brazos por encima de la cabeza hasta que queden rectos.

De este modo, todo el cuerpo, desde la cabeza a los pies, reacciona a cada movimiento que se produce en las caderas, que se alinean correctamente, y la pelvis para lograr una técnica de carrera más eficaz.

HOMBROS ENCORVADOS, BRACEO INEFICAZ

La mayoría de la gente tiene los hombros tensos, incluso cuando no corren. Los hombros se encorvan hacia delante, lo que impide un braceo eficaz.

Es perjudicial porque la porción inferior del cuerpo reacciona ante la postura del tronco y de la porción superior, de modo que si corres con una mala postura de los brazos, la zancada se resentirá.

Se puede corregir si antes de correr realizas un braceo simulado, llevando los brazos totalmente rectos. Esto relaja los hombros y fuerza a los brazos a balancearse hacia delante y hacia atrás.

De este modo, al mantener los hombros relajados se alivia la tensión del cuello y la parte alta de la espalda. El balanceo de los brazos hacia delante y hacia atrás, en lugar de hacer que oscilen cruzándolos por delante del cuerpo elimina los movimientos innecesarios de rotación.

CABEZA CAÍDA

Está claro que debes correr mirando por donde pisas, pero sin bajar la cabeza.

Es perjudicial porque si mantienes la cabeza caída hacia delante, el resto del cuerpo también adoptará esa inclinación.

Se puede corregir si en lugar de bajar toda la cabeza para mirar hacia abajo solo lo haces con los ojos, mientras la cabeza y la porción superior del cuerpo están orientadas hacia arriba y al frente.

De este modo, la cabeza irá nivelada y se mantendrá la alineación óptima que lograste con el reseteo pélvico.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...