Si tú corres, tu móvil descansa

¡Te vas a caer¡ le avisé cuando pasó por mi lado...
Juan Solbes -
Si tú corres, tu móvil descansa
Si tú corres, tu móvil descansa

Tengo un problemilla en el tendón de Aquiles que hace ya unos días no me permite correr. Para no dejar de hacer deporte, salgo cada mañana a andar. Parece mentira la de cosas que me llaman la atención cuando ando en lugar de correr.

Me fijo en cómo corre cada un@, si apoya el talón, si va de lado, cómo lleva los brazos, si va relajado, si corre con tensión en el cuello… en fin, que cualquier técnico corporal se pondría las botas atendiendo a todos los que cada mañana veo pasar a mi lado corriendo. Aunque, lo mejor de todo es que sea como sea, ell@s están ahí...

Sigo andando unos metros más y la veo sentada en el suelo poniéndose la zapatilla, sacudiéndose la tierra de encima y con una visible cara de dolor. Era ella. Le avisé de que se iba a caer y quizá por el aviso, se cayó. La ayudé a levantarse y le pregunté sobre su estado, que por suerte no había sufrido un daño excesivo.

La verdadera historia es que cuando ella pasó por mi lado iba chateando con el móvil en la mano. Ese acto que últimamente es más habitual de lo esperado, lo había visto en alguna otra ocasión mientras corría, pero no me había llamado la atención hasta que la vi pasar a mi lado. Evidentemente, tropezó y se cayó.

He visto corredores que hablan por teléfono mientras hacen su rodaje, ciclistas que van sin las manos en el manillar y hablan o chatean por el móvil, corredores que se paran y teclean en el teléfono, como si el mensaje que estuvieran poniendo fuera lo más importante del mundo, o haciendo fotografías con el móvil en la mano, tanto si van corriendo como en bicicleta.

Entiendo que los tiempos están cambiando y que la técnica está a nuestra disposición. A través de los móviles podemos estar conectados con nuestras constantes, ver el recorrido, las distancias, las velocidades, las pulsaciones, pero son unas pantallas que con una simple mirada tenemos la información a nuestro alcance. Sin embargo, estos días he podido observar el peligro que supone estar chateando sin mirar el suelo y estar más pendiente del móvil que de la tarea que estamos realizando.

Publicidad

En una época en mi vida corría con el móvil encima porque creía que era indispensable para mi empresa tenerme localizado en todo momento. Si sonaba en algún momento, sin parar de correr lo cogía y mantenía una conversación. Cuando esto me sucedió en alguna ocasión más, rápidamente dejé ya el móvil en casa y me di cuenta que no pasaba absolutamente nada si devolvía las llamadas cuando terminaba el ejercicio.

Creo que cuando salimos a correr, salimos a disfrutar, a entrenar, a sentir cómo responde nuestro cuerpo, y cualquier actividad que pueda restar un minuto de nuestra atención a hacer aquello que más nos gusta, sería aconsejable que la tratáramos de eliminar, siempre que sea posible. A mí me molesta que en una reunión de amigos acabemos todos pendientes del móvil y chateando sin prestar atención a las personas que tenemos delante, pero esto, en definitiva no supone un riesgo para el cuerpo, o si...

No me imagino haciendo el amor y contestando el último mensaje que se ha colado en mi móvil, aunque visto lo visto en estos días, donde el tiempo parece que se haya ralentizado al ir andando en lugar de corriendo, todo puede llegar a ser realidad.

Desde aquí y si mi opinión puede servir de algo, creo que la mente, el razonamiento, tiene que regir en nuestra vida por encima de nuestras emociones. Eso es un signo claro de evolución del ser humano, que la mente racional, creativa, imaginativa, inteligente sea quien dirija nuestra vida y decida, sin lugar a dudas, dejar el móvil en casa cuando salimos a correr. Y si lo lleváramos por una necesidad imperiosa, que sea en un bolsillo, para que cuando suene tengamos que parar para contestar.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...