Crónica del Campeonato de España de Pista Cubierta de Gallur

Celebrado el 5 y 6 de marzo.
Álex Calabuig -
Crónica del Campeonato de España de Pista Cubierta de Gallur
Brotes verdes en el atletismo nacional

La nueva pista cubierta de Gallur albergó un emocionante fin de semana de atletismo en el que la actuación más sobresaliente fue la de Ruth Beitia. La cántabra, que superó con apuros el listón situado en 1,93 metros, se concentró a medida que era preciso volar más alto, para elevarse majestuosamente, primero por encima del desafío de los 195 centímetros, para finalmente sobrevolar con solvencia la barra situada a 1,98 metros de altura, consiguiendo la mejor marca mundial del año y un nuevo récord mundial en la categoría M35. La discípula de Ramón Torralbo, considerada por los expertos como la mejor atleta española de la historia, sigue firmando páginas doradas tras anunciar su retirada al término de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. ¿Os imagináis que Ruth no hubiera vuelto a saltar? Nos hubiéramos perdido una preciosa historia de superación personal, talento, longevidad deportiva y medallas internacionales.

Una vez reconocido el mérito de Beitia, llega el turno de analizar las pruebas más relacionadas con Runner’s World: 800, 1.500 y 3.000 metros; seis vibrantes carreras en las que la veteranía y la juventud se dieron la mano sobre la tarima flotante, con un esperanzador resultado para el atletismo en nuestro país. En estas líneas, más que analizar las obvias carencias de nuestro medio fondo y fondo, trataremos de resaltar los brotes verdes, las pepitas de oro encontradas en un río de escaso caudal pero, crucemos los dedos, con perspectivas de recoger muy pronto las suficientes gotas de la lluvia del talento que tanto necesitamos…

800 metros (hombres): Kevin se vino Arriba

Una maldición sobrevolaba la pista de Gallur. Jamás en la historia un atleta había sido capaz de ganar cinco títulos consecutivos de 800 metros en pista cubierta. Colomán Trabado (1980-1983), Roberto Parra (1998-2001), Luis Alberto Marco (2008-2011) y Kevin López (2012-2015) habían logrado cuatro medallas de oro seguidas y a éste último le correspondía la complicada tarea de romper el maleficio. El sevillano tenía como máximo rival a la gran revelación de la temporada, el salmantino Álvaro de Arriba, que el 13 de febrero había logrado colocarse sexto en el ranking español de todos los tiempos, con 1:46.63. El atleta de Nike, mucho más experto que el del C.A. Fent Camí Mislata, se marchó en solitario desde la primera vuelta, para evitar problemas. Kevin acertó en la estrategia de salir muy rápido, conseguir unos metros de ventaja y rematar la faena en la última vuelta con una velocidad punta envidiable. Álvaro de Arriba, consciente de la superioridad del favorito, no quiso entrar en una guerra suicida y se limitó a controlar al resto de rivales para asegurar una plata que debe saberle a gloria. La emergencia de nuevos talentos es una excelente noticia para el 800 en nuestro país y la generación del 94, a la que pertenecen tanto Álvaro de Arriba como Daniel Andújar (bronce) y Saúl Ordóñez (eliminado en semifinales) promete darnos grandes alegrías. Otro atleta que nos impresionó fue Pol Moya, que con 19 años recién cumplidos logró su mejor marca personal en las eliminatorias (1:49.84). Ojalá el atleta del Club Atletisme Valls d’Andorra continúe su interesante progresión.

El protagonista de la nota más emotiva de la prueba fue Antonio Reina, quinto en la final, que vivió su último campeonato de España de pista cubierta como atleta profesional y que se marcha con un palmarés envidiable y el cariño del público y sus compañeros. Reina venció en los campeonatos de 2004 y 2005 y se retira con el récord de España (1:45.25) en su poder.

Publicidad

1.500 metros (hombres): Olmedo se aferra al poder

Olmedo había ganado el título de 1.500 en pista cubierta en 2011 y 2014 y, ausente el vencedor en 2015 (Adel Mechaal), sus grandes rivales iban a ser Marc Alcalá (campeón de Europa sub 23 en 1.500m al aire libre en 2015) y David Bustos (oro en el campeonato nacional en 2013). Sólo Olmedo (3:38.25) y Alcalá (3:39.33) habían bajado de 3:40 esta temporada y el duelo estaba servido. Once años de diferencia entre ambos pero una misma ilusión, proclamarse vencedores de la gran cita anual indoor en España.

Los inicios de la prueba fueron muy lentos (1:15.20 el 400 y 2:23.98 el 800), con lo que la gran traca final estaba asegurada. Lo que nadie había previsto es que el portador de la dinamita que reventaría la prueba sería David Lorenzo, un atleta de 22 años cuya mejor marca personal es 3:46.12 (3:47.04 esta temporada) y cuyo brutal cambio de ritmo puso en jaque a las vacas sagradas de la distancia. Lorenzo soñó con la plata hasta el final, pero en los últimos metros, ya crispado, miró hacia el interior mientras Marc Alcalá le arrebataba por el exterior la segunda plaza del podio. Delante de ellos, con garra y rabia, había entrado un Manuel Olmedo pletórico, capaz de correr en 37 segundos los últimos 300 metros para alzarse con el título honorífico de campeón masculino más veterano de la historia del 1.500 español en pista cubierta, cerca de cumplir los 33 años.

3.000 metros (hombres): Mokhtar, la juventud al poder

Mientras la mayor parte de los expertos hablaban de un duelo entre Carlos Alonso, Víctor García y Roberto Alaiz, un joven de 19 años, nacido en Marruecos pero de nacionalidad española, Ayoub Mokhtar, les arrebataba el triunfo con una envidiable velocidad terminal.

Tras un primer kilómetro muy lento en 2:55.92, el soriano Dani Mateo se escapó del grupo para realizar un segundo parcial de 2:41 y generar cierta dosis de suspense en el ambiente. El grupo perseguidor fue recortando la ventaja hasta que en la parte final el valiente Mateo quedó fuera de la lucha por las medallas, que acabaron en manos del mencionado Mokhtar (8:16.29), Carlos Alonso (8:16.32, peleando hasta el último metro) y Víctor García (8:18.83). Roberto Alaiz tuvo que retirarse porque los dolores en su maltrecho tendón de Aquiles no le permitieron competir en condiciones. El leonés tiene que renunciar al campeonato de España de cross, pero en las próximas seis semanas de parón espera que el tratamiento de recuperación funcione para mantener intactas sus opciones de competir en el Europeo de Ámsterdam y los Juegos Olímpicos de Río.

Publicidad

800 metros (mujeres): Esther, la gran guerrera

Ausente Victoria Sauleda y con Elian Périz y Jadilla Rahmouni probando suerte en los 1.500 metros, la prueba de 800 metros quedaba un tanto descafeinada, ya que la superioridad de Esther Guerrero sobre sus rivales era demasiado grande como para vivir un final de infarto. Efectivamente, se cumplieron los pronósticos y la luchadora atleta del New Balance Team se distanció de sus cinco oponentes y no les dio opciones de pelear por el oro en ningún momento. Con 2:05.28 y más de dos segundos de ventaja sobre Laura Valdés (2:07.62) y más de tres sobre Zoya Naumov (2:08.90), el monólogo de Esther fue abrumador. La buena noticia es que Naumov, de solo 20 años, puede darnos muchas alegrías en los próximos años. Aunque sabemos que será complicado encontrar otra Mayte Martínez, ocho veces campeona de España (2001-2008) y 1:59.52 como mejor marca bajo techo, tenemos que aferrarnos a todas las posibilidades de detección de talentos en una prueba tan necesitada de éxitos.ia carrera careció de la emocie 8.90), la carrera carecipor el oro en ningiue infarto. Efectivamente, se cumplieron los pronfue 

1.500 metros (mujeres): Solange, suma y sigue

Dos especialistas en los 800 metros prometían añadir unos toques picantes a la prueba de 1.500 metros, pero tanto Elian Périz (eliminada en semifinales) como Jadilla Rahmouni (penúltima en la final) fracasaron en su intento de éxito y despejaron el camino a Solange Pereira, que en una carrera muy lenta atacó a falta de dos vueltas para liquidar a sus rivales. Una correosa Montse Mas (36 años, 10 más que Solange), exprimió sus posibilidades hasta el final, exhibiendo una excelente fortaleza física que la llevó hasta el segundo cajón del podio (4:36.37), tras Pereira (4:36.29) y por delante de una combativa Marta Pérez Miguel (4:37.09), que, a pesar de unos problemas físicos que le impidieron entrenar al 100%, demostró que su capacidad competitiva está fuera de toda duda. En cuarto lugar, Isabel Macías (4:37.98) se desesperaba tras cruzar la meta. Esperemos que pronto recupere su forma de años anteriores y pueda seguir peleando por las medallas en los próximos campeonatos de España.

3.000 metros (mujeres): Exhibición de Nuria Fernández

El 16 de agosto cumplirá 40 veranos, pero, después de lo visto en la pista de Gallur, Nuria Fernández, madre de tres hijos, no parece conocer los límites de su ya extensa carrera deportiva. Tenía enfrente a una de las grandes joyas del atletismo español, Celia Antón. La arandina, con 19 años recién cumplidos, se presentaba como líder del ranking con 9:16.20 y desde el primer metro apostó por una carrera rápida al estilo Paula Radcliffe, tirando con fuerza para descolgar a Nuria, que, agazapada tras ella, guardaba un impresionante cambio final en sus poderosas piernas, que le sirvió para destrozar a Antón y aventajarla en más de 12 segundos en la línea de meta (9:09.29 por 9:21.58). Por detrás, meritorio bronce para Ana Lozano (9:22.12) con marca personal incluida.

El dato curioso es que en 1994, con 17 años, Nuria Fernández ya había logrado el bronce en los 1.500 metros, casi tres años antes de que naciera Celia Antón. La atleta del C.A. Adidas corre con elegancia y determinación. Es una gran joya que nos hace soñar con éxitos sin límite. Ahora es el turno de que su entrenador, su entorno y ella misma sean capaces de realizar la planificación ideal, a fuego lento, para cocinar a una gran campeona. Que así sea…

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...