“Quien se dope, que lo pague"

Entrevista a Ángel Mullera.
Albert Caballero -
“Quien se dope, que lo pague"
“Quien se dope, que lo pague"

En el pasado mundial de Moscú, y en una prueba, los 3.000 metros obstáculos, feudo inexpugnable de los atletas de origen africano, un español, Ángel Mullera, logró inmiscuirse en la final. Allí logró una meritoria decimoprimera plaza, pero un mes después su nombre saltó a la palestra por un, inicialmente, presunto positivo, aunque al final el de Blanes pudo demostrar su inocencia en este affaire. Desde Runner’s World hemos querido acercarnos al atleta entrenado por Isidre Jiménez para conocer, entre otras cosas, y de su propia voz, la versión de estos hechos.

Ya más tranquilo, y días después de que pudiera demostrar, tras presentar la documentación pertinente, que ese presunto positivo no era tal, el de Blanes nos recibió en las pistas de Lloret de Mar a última hora de la tarde. Con la tranquilidad de quien ha dejado atrás la tormenta nos dio su versión de los hechos: “Cuando salió lo de la noticia del positivo en la prensa yo me sentí tranquilo porque sabía de mi inocencia, pero claro, aparecer en los medios de comunicación por un tema así es desagradable. Ahora mis abogados están llevando todo el tema jurídico y yo ya me he vuelto a centrar en lo que me corresponde, o sea, en mis entrenamientos. Estoy mentalmente bien y motivado ante la nueva temporada que está a punto de empezar”.

El obstaculista español nos narra que se enteró de la noticia aparecida en prensa cuando “me llamó mi entrenador por la mañana. Yo me quedé sorprendido porque sabía que la bunesonida, sustancia de la cual se me acusaba de dar positivo, es un glucocorticoide que se encuentra en el Pulmicort, un medicamento para tratar el asma que yo utilizo desde que tenía 8 o 9 años, cada noche, con la correspondiente autorización médico-federativa, por supuesto. Llamé a la Federación Española y desde los servicios médicos del Comité Antidopaje me dijeron que no me preocupara, que era un error, y que todo se aclararía una vez se presentara la documentación oportuna. Mis abogados iniciaron los trámites para hacer las alegaciones correspondientes y, sorprendentemente, se filtró luego en la prensa que yo había dado, presuntamente, positivo. Un falso positivo”. Ángel quiere aclarar que “todo éste embrollo se debió a que la AEPSD (Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte y Lucha contra el Dopaje), en la primera temporada que tenía competencia en la realización de los controles antidoping, no pidió la autorización que me permitía tomar el Pulmicort a la Federación Española de Atletismo. Además la AEPSD tampoco consultó con la RFEA si yo tenía algún permiso expreso, tras haber detectado bunesonida en mi organismo, para ingerir este componente. ¡Y eso que yo declaré que había tomado el medicamento al pasar el control antidoping en el Campeonato de España!”.

Publicidad

JUEGOS OLÍMPICOS DE LONDRES

En esta ocasión el atleta del Club Atletismo Lloret-La Selva pudo escapar fácilmente de la sombra del dopaje, pero un año antes, poco antes de viajar a los Juegos Olímpicos de Londres, la vía de escape tardó más en aparecer. En aquella ocasión Ángel fue apartado de la selección española tras haber sido convocado para la cita olímpica porque así se aconsejó desde el Consejo Superior de Deportes y el Comité Olímpico Español. ¿El motivo? Unos correos electrónicos, de dudosa y nunca aclarada procedencia, en los que aparecían presuntas conversaciones del atleta catalán con una tercera persona sobre asuntos relacionados con la práctica del dopaje. Ángel, tras conocer la noticia de su exclusión, recurrió al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo), que le dio la razón y le habilitó para competir en la cita olímpica londinense.

El obstaculista lloretense lo explica así: “el CSD y la RFEA recibieron los mencionados correos electrónicos. Todo surge a raíz de que una persona que contacta conmigo primero a través de Facebook, y después vía e-mail. Esta persona me ofrece un plan de trabajo ‘diferente’, según me anuncia, para mejorar mi rendimiento. En la primera conversación que tengo con esta persona yo estaba contestando otro correo distinto. Mi primera respuesta es un intercambio de información, donde yo le aclaro mi plan de trabajo y mi proyecto de calendario deportivo. Yo deduzco que esta persona me quiere ofrecer algo distinto y, en principio, la escucho de buena fe, pensando que puede aportar algún trabajo físico que me haga mejorar. Me presupongo que debe ser una planificación novedosa en el gimnasio, o algo así”. En los sucesivos correos, este presunto preparador físico ya le habla a Ángel “sobre un plan de trabajo que incluye la toma de sustancias como Dynepo, y yo le contesto que estas sustancias de las que me habla no las puedo tomar porque yo paso controles antidoping periódicamente”, en clara referencia por parte del atleta catalán a que están fuera de la legalidad.

A partir de ahí, Mullera mantiene que los posteriores correos electrónicos en los cuales él, presuntamente, aparece en la conversación, “están manipulados. Parece que yo esté haciendo preguntas a esta persona y sí, es cierto que yo nombro la sustancia de la que él me habla, aunque es para decirle que no me la puedo tomar. Él sigue hablándome de que ese producto lo está experimentando con piragüistas españoles e incluso me manda un plan de trabajo que yo nunca le he pedido. Le acabo contestando que no quiero saber nada de todo esto. Ese último mail no sale por ninguna parte”. Actualmente todo este turbio asunto está en los Juzgados.

Publicidad

CONTROLES, Y MÁS CONTROLES

Lo que sí nos aclara Ángel es que pasó “dos controles antidoping en diciembre. Al principio me pareció raro, pero luego lo atribuí a que ese año se disputaban los Juegos Olímpicos y que a mí, tras haber corrido la temporada anterior mi prueba en 8:16, mejor marca española de la temporada, era lógico que quisieran controlarme”. Mullera alega que, tras esos dos controles, pasó unos “siete u ocho más, y cuando me clasifico para la cita londinense, estas personas que habían” presuntamente, “enviado éstos mails al CSD y a la RFEA, los reenviaron al diario AS”. ¿De quién se trata? Ángel contesta que “me han dicho que fueron dos atletas quienes lo enviaron a la RFEA y al CSD y personalmente no tengo claro quien los pudo mandar finalmente al diario AS, sólo tengo hipótesis”. En cualquier caso el tema se encuentra en los tribunales, y, suponemos, algún día un juez dictará sentencia.

Las secuelas de todo ese asunto fueron, en el plano personal, muy duras para el gerundense: “pasé dos semanas hundidísimo, pero al tercer o cuarto día me dije a mi mismo que tenía que levantarme y seguir entrenando porque tenía unos Juegos Olímpicos a la vuelta de la esquina y yo no había hecho nada malo”. En todo esto hay cosas que, según la opinión de Ángel, “no cuadran. Como un mail supuestamente enviado por mí y que se supone que viene encabezado con angelmullera@gmail.com. Un mail con ese doble punto no puede circular en la red”. Al final de todo éste vodevil el atleta logró correr su semifinal en Londres, quedando eliminado con una marca de 8:38.07, y acabando en undécima posición. Respecto al doping, Ángel tiene clara su postura; “quien se dope, que lo pague. Yo he pasado todos mis controles limpios. Con el dopaje tolerancia cero”.

EL SECRETO ESTÁ EN LA FUERZA

A inicios de la pasada temporada un amigo de Ángel y también atleta, Francisco Tugores, licenciado en INEFC, le propone al obstaculista el trabajar con un plan de fuerza novedoso. A Mullera, al principio, le costó asimilarlo, pero “finalmente dio sus frutos. En París hice la mínima para el mundial estando a mi noventa por cien. Llegué al Campeonato de España tras acumular entrenos muy buenos pero un poquito cansado porque me había programado mis sesiones pensando, ante todo, en el mundial moscovita. En la capital rusa noté que mis piernas habían asimilado todo el entrenamiento y pensé que ese iba a ser mi año”. Acabó la final en undécima posición y piensa que incluso estaba para hacerlo mejor. Ángel cree que “me lastró, de cara a la final, el haber tenido que correr una semifinal a las 10 de la mañana en 8:19, que es como correr por la tarde en 8:13 o en 8:14. En aquella 'semi' tuve que pasar el segundo kilómetro en 5:32”. Una vez en la final, que completó unas pocas centésimas por debajo de 8:21.00, el catalán acusó algo el cansancio y se vio incluso con opciones de ser noveno, pero concluyó en una decimoprimera posición que, en sus propias palabras, “no se puede decir que esté mal”.

Publicidad

Mirando hacia el fututo, 2014 le depara al de Lloret de Mar un Campeonato de Europa en Zúrich en el que considera que a poco que le salgan las cosas como este 2013, “puedo estar en los puestos de medalla”. El otro objetivo es batir el récord de Cataluña, en poder de José Luis Blanco, quien detuvo en su día el crono en 8:12.86. Mullera considera que en Suiza tendrá opciones de brillar en la final “porque las semifinales no son tan duras como en un Mundial. Lo del récord de Cataluña es menos importante que la medalla; yo considero que el año pasado en Bruselas lo tenía en mis piernas pero dos atletas kenianos me obligaron a hacer cambios de ritmo inútiles en la última vuelta y eso creo que me costó el no lograr la plusmarca catalana. El año que viene volveré a intentarlo en la Diamond League de Mónaco”.

ATLETA DE INVIERNO Y ATLETA DE VERANO

Durante el invierno Ángel no suele mostrar el mismo nivel que en el verano, cosa que achaca a que “tengo una manera de correr que no va bien para el cross. Mi zancada es muy circular, y en circuitos con muchos giros se me cargan las piernas. No soy un corredor de frecuencia como Carles Castillejo, por ejemplo. El año pasado quedé 14º en el Campeonato de España de Cross en Granollers, y este año mi objetivo es acabar entre los 10 primeros en el estatal de campo a través, porque este invierno preveo incrementar los kilometrajes y estoy asimilando mejor los entrenos largos. Pero para mí el cross es un medio, nunca un fin. Yo pienso básicamente en la temporada de verano”. Fuera de la pista Ángel es persona que gusta de leer “biografías, historias reales y libros de superación. Mi favorito es Maktub, de Paulo Coelho. Cuando lo leí pensé que esa historia de superación a pesar de los obstáculos tenía que ver con todo lo que yo pasé el verano de 2012 y el actual".

EARTH, WIND, WATER AND FIRE

Otra característica que hace inconfundible a Ángel son los muchos tatuajes que luce en su cuerpo. El primero de ellos se lo hizo en la pierna, a los 18 años, en uno de esos arrebatos que nos dan al final de la adolescencia: “al principio me gustó, pero pronto me empecé a arrepentir (risas)”. El primer grabado 'a conciencia' se lo hizo en 2008 en el brazo derecho; una geisha envuelta de los cuatro elementos fundamentales de la vida (tierra, fuego, aire y agua), más una mujer, porque como dice el atleta “sin ella, un hombre no es nada”. En 2009 se tatuó un dragón en la pierna izquierda, tapando aquel primer tatoo que se había hecho a los 18 años. Es un dragón, “que significa la fuerza” (nos aclara Ángel), rodeado también de los antes citados cuatro elementos fundamentales de la vida. Aún le queda un último tatuaje pendiente, a realizar en la mitad del brazo izquierdo; “se trata de un Ave Fénix, acompañado de algún símbolo relacionado con los Juegos Olímpicos de Londres. Para mí cada tatuaje ha de tener su significado”.

Otra de las pasiones de Ángel Mullera es comer yogures con frutas o chocolates en la franquicia de Lloret de Mar de la marca Llao Llao. Ése es su “pequeño pecado, pero no pasa nada porque después al entrenar lo quemo todo”, nos reconoce entre risas. En su localidad es una persona bastante conocida, aunque él admite que le gusta “ir a lo suyo”. Se siente muy apoyado por su gente y el año pasado, por ejemplo, cuando surgió todo el affaire antes mencionado, poco antes de viajar a Londres, “unas 400 personas se manifestaron ante el ayuntamiento dándome apoyo. Estoy contento porque mis vecinos me demostraron su estima, me sentí querido”. Su actual marca deportiva es Brooks, a la que llegó después de que Asics le retirara su apoyo tras todo lo acaecido antes de los Juegos Olímpicos de Londres. Lo hizo gracias a la intermediación del también atleta Javier López Villarrubia, hijo de Isidro López, el dueño de la conocida cadena de tiendas de atletismo Bikila.

¿Y después del atletismo? Cuando se retire Ángel quiere “terminar mis estudios de INEF y acabar dando clases en un instituto o en un colegio. También me gustaría trabajar en el Ayuntamiento de Lloret en algo relacionado con el deporte”. En la actualidad tiene pensado poner en marcha un grupo de entrenamiento personalizado junto a su entrenador, Isidre Jiménez, con el objetivo de estar dirigido fundamentalmente “al atleta popular, desde el que hace 37:30 en 10km hasta el que recorre esa distancia en una hora”.

Publicidad

TALENTO AFRICANO DESAPROVECHADO

Un entreno “para enmarcar” que Ángel ha llegado a hacer es 2 x 1500 con una valla cada 100 metros, en 4:04 y 4:01, recuperando 4 minutos. En la primera serie “pasé 17 vallas y en la segunda, 18”, nos confiesa el de Lloret de Mar. Su ídolo deportivo es Ezekiel Kemboi porque “se lleva bien con todos, es un bromista y se nota que disfruta con lo que hace”. Mullera reconoce que “si a los kenianos les entrenara mi ‘mister’, que es un preparador que trabaja mucho la técnica, creo que alguno de ellos podría hacer 7:46 ó 7:47 en la distancia de los 3.000 metros obstáculos. Si a atletas como Conseslus Kipruto, que no salta bien, les mejoras el paso del obstáculo, es posible hacerles correr en esas marcas, creo. Hay que pensar que yo en un 3.000 sin obstáculos ‘a tope’ puedo hacer, diría, 7:52 o 7:53, es decir, 20 segundos más en obstáculos respecto a la prueba en lisos. Entonces, y siguiendo esa regla, un keniano que pase bien el obstáculo y que pudiera hacer 7:26 o 7:27 en 3.000 lisos, ¿qué marca podría hacer en 3.000 obstáculos? No hay más que ver la energía que desperdician algunos atletas kenianos al paso de cada obstáculo, y los hay que ni siquiera tocan la ría, con lo cual aún se debe saltar con más fuerza y realizar un mayor desgaste físico. Sucede lo contrario si nos fijamos en los atletas de la altiplanicie africana, que en cuanto pasan el obstáculo y tocan el suelo, salen ‘disparados’, con un tobillo prodigioso, ¡parece que tengan muelles!” De hecho el atleta catalán reconoce que “los atletas blancos hemos de trabajar la técnica hasta casi la perfección para tratar de contrarrestar hasta donde nos sea posible la supremacía africana. Porque entre obstáculo y obstáculo, hay que ver lo que corren…”

Para acabar Ángel quiere agradecer el apoyo de todos sus patrocinadores (Brooks, Lloret de Mar, Llao Llao y Esports HG) y a su entrenador, Isidro Jiménez, “por ser como es y por llevarme hasta donde me ha llevado”, así como a Runner’s World, “por concederme esta entrevista”. Con éstas palabras terminamos el interviú con un atleta que está dominando una prueba tan disputada y de tanto nivel en la historia en nuestro atletismo como la de los 3.000 metros obstáculos desde, prácticamente, las tres últimas temporadas. Desgraciadamente sus apariciones en la prensa han hablado tanto o más de Ángel Mullera por asuntos relacionados con el dopaje que por sus logros deportivos, que también los ha tenido, y de postín. Desde Runner’s World no pretendemos ni condenar, ni justificar, ni, por supuesto, juzgar a nadie en estos asuntos que van más allá de lo que sucede en el tartán. No es nuestro cometido, para eso ya hay otras personas y organismos competentes en la materia. Pero creímos oportuno abrirle nuestras páginas al principal protagonista de todo este escenario para que, libremente, pudiera expresarse. Y creemos que hemos cumplido satisfactoriamente nuestro cometido.

FICHA TÉCNICA

  • Nacido en Blanes (Girona) el 20 de abril de 1984.
  • Estatura y peso: 1,75m / 62kg.
  • Entrenador: Isidro Jiménez.
  • Club: Club Atletisme Lloret-La Selva.
  • Internacional: 6 (2008-2013).

Palmarés deportivo:

  • Campeón de España absoluto en 3.000m obstáculos (2010-2012-2013).
  • Una participación en Juegos Olímpicos (Londres’2012).
  • Tres participaciones en Campeonatos del Mundo al Aire Libre (Berlín 2009, Daegu 2011 y Moscú 2013).
  • Una participación en un Campeonato de Europa al Aire Libre (Barcelona 2010).

Mejores marcas personales:

  • 1.500 m: 3:48.95 (2012).
  • 2.000m obstáculos: 5:26.45 (2011).
  • 3.000m: 8:09.23 (2009).
  • 3.000 m obstáculos: 8.13.71 (2012).

FRASES DE ÁNGEL:

  • "Los correos están manipulados. Yo le digo que no puedo tomar la sustancia de la que me habla".
  • "Mi primer tatuaje me lo hice en un arrebato a los 18 años. Al principio me gustó, pero pronto me empecé a arrepentir".
  • "Tras terminar INEF, me gustaría dar clases de instituto o en un colegio".
Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...