Saúl Ordóñez: “Lo primero que pensé al cruzar la meta fue: ‘A tomar por culo’”

Hablamos con el nuevo campeón de España de 800 metros.
Nacho Barranco | Foto: Sportmedia -
Saúl Ordóñez: “Lo primero que pensé al cruzar la meta fue: ‘A tomar por culo’”
Saúl Ordóñez: “Lo primero que pensé al cruzar la meta fue: ‘A tomar por culo’”

Es uno de los mayores talentos del atletismo español. Lo ha demostrado en esta semana de ensueño, donde se ha proclamado campeón de España en Barcelona y en la que también ha firmado una marca soberbia ayer en Pamplona: 1:45.28. Y además de todo eso es un hombre que habla claro, con las palabras justas y necesarias para mostrar una determinación que se eleva al máximo exponente cuando sus zapatillas de clavos pisan el tartán. Así es Saúl Ordóñez.

¿Qué sentiste en esa recta de meta en Barcelona?

Lo primero que se te pasa por la cabeza es un “a tomar por culo”. Y mucha alegría porque no me lo esperaba. Sabía que estaba para ello, pero los rivales eran muy duros. Cuando vi que pasaba a Kevin y que Álvaro no estaba en el otro lado me di cuenta. Me sentí muy conforme conmigo mismo y con mucha satisfacción.

Y después, ¿pasadas las horas y días?

Antes tenía más dudas de mí y ahora me valoro mucho más. Antes pensaba que sí, que corría bien, pero no estaba satisfecho del todo conmigo mismo.

Siendo sinceros, ¿te veías con opciones de ganar?

Antes de competir yo hablé con Uri (Uriel Reguero, su entrenador) y le dije que quería ganar. A veces sales para rascar una medalla, pero yo a Uri le dije que quería ir a ganar. Me dijo que tranquilo, que primero había que ir a por una medalla. Pero yo corrí con ambición y salió bien.

Publicidad

¿Cuál crees que fue la clave de la carrera?

Para mí la clave, además de no desgastar nada, fue esperar a tener un pequeño cambio para los últimos 50 metros. Eso es lo que te da la victoria, llegar con una pequeña reserva que intenté guardar durante toda la carrera. No correr un metro de más e intentar pensar en tener ese cambio.

No es casualidad, porque ya fuiste subcampeón de Europa Sub23 en 2015, pero es verdad que en estos años, con la progresión de Dani Andújar y Álvaro de Arriba (ambos, junto a Ordóñez de 1994), tu figura se había ensombrecido. ¿Cómo has vivido ese proceso?

Yo para este tipo de temas siempre he sido muy individualista, sin mirar en los demás y pensando en sacar mi máximo rendimiento. Cuando veía que no avanzaba era porque no podía aspirar a más, así de simple. Tampoco me frustro con eso.

Es verdad que verles a ellos crecer me ha hecho centrarme y hacer las cosas bien para aspirar a más. Sobre todo con Dani Andújar, en el que siempre me fijo desde pequeño y que sabía que iba a llegar a la élite.

Y ahora, ¿vas a seguir compitiendo en esta temporada?

Estábamos buscando algo para correr esta semana o la siguiente. Algo que nos montemos nosotros, porque ahora no hay ninguna reunión importante al estar el mundial de Londres. Estamos tratando de buscar una buena liebre hasta el 600.

¿Cuál crees que es la marca que vales a día de hoy?

Me gustaría intentar correr por debajo de la mínima del mundial (1:45.90) y ver que podía estar en esa internacionalidad. Si lo que consigo es bajar mi marca y acercarme al 1:46.00 estaría muy satisfecho. (Pregunta realizada antes de competir en Pamplona el 27 de julio, donde consiguió una marca de 1:45.28).

Publicidad

El 800 es muy complicado en campeonatos, pero ahora estamos viendo también que lo es en mítines, donde resulta complicado entrar en las series buenas ¿qué se siente cuando no encuentras carreras de nivel?

Es algo que llevamos hablándolo mucho tiempo en mi grupo de entrenamiento. Cuando estás a un nivel cerca de la élite es difícil encontrar carreras de nivel medio y alto. Sientes bastante impotencia, porque tú te dedicas a entrenar y cuando has cogido ese punto de forma dices: “ahora a competir, que estoy como un avión”. Y resulta que corres pruebas que no te hacen sacar todo lo que llevas dentro y eso genera un poco de frustración e impotencia.

¿Crees que con este título nacional podrás tener más oportunidades en carreras en España? 

No lo sé. Sé que con marcas de 1:45 sí que podré, por eso queremos intentar correr algo ahora y evitar problemas de este tipo en la temporada que viene.

Probablemente el 800 sea la prueba con más nivel ahora mismo en España, ¿te ves muchos años en esta distancia o pasando al 1.500m? Porque tú vas muy bien por arriba y este año has hecho 3:40.39 en esa distancia.

El 800m está muy entretenido e interesante. Tenemos buen presente y futuro y yo creo que vamos a seguir mejorando todos, también porque vienen jóvenes muy buenos. A mí me gusta mucho esta prueba y me gustaría seguir corriéndola. De momento no me voy a cambiar pero me gustaría compaginar el 800m, el 1.500m e, incluso, el 3.000m. Siempre me ha gustado tocar un poco todo.

Publicidad

¿Este año te has tomado tu preparación más en serio? Sabemos que has estado en Kenia entrenando en altitud.

Más o menos el método ha sido similar. El año pasado por circunstancias personales tuve mucho jaleo y no es que no entrenase, pero todo fue menos estructurado. Este año lo he hecho todo según lo indicado y desde cubierta estoy mucho más centrado, algo que ha provocado que ahora esté tan fuerte.

Y del tema de Kenia puedo decir que me ha aportado muchísimo, tanto psicológica como físicamente. Ver que no tienen de nada y aguantan lo que les echen, que no tiene planificación, ni infraestructura, ni material,… Cuando vuelves a casa piensas en eso y te das cuenta que allí se dejan la piel haciendo cualquier ejercicio y que tú aquí tienes todo de tu parte para hacerlo.

Físicamente también me ha venido bien porque a mí me viene muy bien hacer más carga en determinados momentos de la temporada y allí, en altitud, es más fácil hacer ese tipo de trabajo. Todo ello ha hecho que haya llegado bien a las competiciones importantes.

¿Cómo trabajáis en tu grupo de entrenamiento, dirigido por Uriel Reguero?

Nosotros nos hacemos llamar ‘Track Is Back’. Quedamos todos los días entre semana las 19.00h en las pistas Río Esgueva en Valladolid porque por las mañanas todos estudiamos. Solemos hacer dos o tres días de series y uno o dos de gimnasio, en función de la época del año. El grupo siempre lo ha dirigido ‘Uri’ para que nosotros seamos amigos y es lo que intentamos trabajar, porque estar solo es un coñazo. Además es un entrenador muy riguroso con su trabajo.

Por ejemplo, con Saúl Martínez yo entreno casi a diario y a él le agradezco mucho mi estado de forma actual porque me ha hecho crecer mucho este año al volver de Kenia, que yo estaba un poco más lento que él. Y me ha hecho crecer tanto a nivel personal como físico.

Publicidad

¿Qué tienes que decir a aquellos que dicen que no entrenas?

Que tiene que saber que nadie puede llegar a nada si no ha entrenado y se ha disciplinado. Los que están arriba lo saben. Eso de que eres bueno y entrenas cuatro cosas y llegas a lo más alto… mentira. Y si alguien lo ha conseguido que venga y me lo explique. Si no machacas, no vas a llegar.

Eso sí, no eres un corredor normal. ¿Qué crees que te caracteriza?

Creo que es la polivalencia. Me suelo defender muy bien por arriba y por abajo desde el 400m al 3.000m. Y luego también es muy importante cómo me he criado, en Salentinos, un pequeño pueblo del Alto Sil, y cómo me he educado, que me ha hecho crear esa ambición que tengo.

¿Disfrutas con este deporte?

El atletismo siempre ha sido una pasión desde pequeño. Y ahora mismo es lo que más me apasiona. He conseguido algo que siempre quise, que era estar con los mejores. Esto es algo que lo vi reflejado perfectamente en el Meeting de Bilbao, donde competí contra gente de muchísimo nivel y me veía a mí con mi camiseta de New Balance como uno más de ellos, además con mis padres en la grada.

¿Dónde pones tu límite?

A largo plazo quiero seguir a este nivel e intentar correr al nivel que he conseguido ahora y luchando en la élite española. Y poder correr de forma internacional, no solo en el 800m, sino también en el 1.500m. 

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...