Guerra abierta: Hassan, Kipyegon y Semenya atentan contra el cetro de Dibaba.

Quién es quién en una de las mejores finales de 1.500 femenina de los últimos tiempos
Álex Calabuig y Alberto Hernández | Fotos: Sportmedia -
Guerra abierta: Hassan, Kipyegon y Semenya atentan contra el cetro de Dibaba.
Guerra abierta: Hassan, Kipyegon y Semenya atentan contra el cetro de Dibaba.

La favorita (1): tras lo visto en la primera ronda y en semifinales una de las dos grandes favoritas es la holandesa Sifan Hassan, campeona del mundo indoor en Portland 2016 y bronce en Pekín 2015. Además de una perfecta disposición táctica ha demostrado una excelente facilidad para negociar la última recta, no obstante este año ha batido su marca personal en los 800 m (1:56.81). Si deciden atacarla desde el principio se aferrará a otras dos personal best reventadas este año, 5.000 al aire libre (14:41.24) y 3.000 m en pista cubierta (8:30.76).

La favorita (2): mismo estatus que Hassan merece la actual campeona olímpica y subcampeona mundial, la keniana Faith Kipyegon. Solventó con claridad sus dos primeras carreras en Londres y este año se ha acercado a su marca personal (3:56.41, 2016) al correr en 3:57.51 en la Diamond League de París (1 de julio), donde solo fue superada por… Sifan Hasan.

La favorita (3): La doble campeona olímpica (2012, 2016) y oro mundial de 800 m (2009), Caster Semenya (Sudáfrica), parece en el buen camino para conseguir su primer título universal en 1.500, distancia en la que ha sido campeona de África el año pasado (y como júnior, en 2009) y ostenta una marca de 4:01.99. Aunque se enfrenta a cinco rivales que han roto la barrera de los 4 minutos si se presenta una carrera táctica sus opciones de medalla de dispararán, porque ninguna de sus rivales la iguala ni en 800 (1:55.27) ni en 400 (50.40).

La incógnita: la actual campeona del mundo, plusmarquista mundial (3:50.07) y plata olímpica Genzebe Dibaba. La etíope tuvo muchos problemas para entrar en la final; se clasificó por tiempos, 4:05.33 tras ser sexta en su semifinal hundiéndose en los metros finales de una carrera disputada a un ritmo que en circunstancias normales sería un entrenamiento para ella. Lógicamente, atendiendo a su talento y palmarés, descartarlo supondría un error gravísimo.

Publicidad

La favorita del público: la multitud ruge de una manera especial cuando sale al tartán esta chica de cara amable y piernas diabólicas, un par de cohetes de alta propulsiónque este año le han ayudado a batir 7 marcas personales, tres al aire libre (800, milla y 3.000) y cuatro en pista cubierta (1.000, 1.500, 3.000 y 5.000). Laura Muir Fue 5ª en Pekín 2015 y 7ª en Río, pero este invierno demostró que las medallas no le son ajenas: conquistó el oro en el Campeonato de Europa de Pista Cubierta tanto en 1.500 como en 3.000 m.

Las posibles sorpresas: nobleza obliga mencionar primero a la campeona mundial en 2011 (plata en 2013) y bronce olímpico en 2016, la estadounidense Jennifer Simpson. Esta veterana de las pistas (8ª en 3.000 obstáculos en Pekín 2008) ha corrido este año en 4:02.57 ( su mejor registro es 3:57.22, 2014) pero en semifinales ya dejó claro que su capacidad competitiva y estratégica está intacta.

Meraf Bahta (Suecia) tiene como mejor resultado internacional un sexto puesto en los Juegos de Ríos y una marca personal de 4:00.59, pero  ha llegado a Londres en un estado de forma óptimo, como demostró en su semifinal (segunda tras Hassan y delante de Simpson). Mucho ojo a ella en una carrera a ritmo medio. 

Las sorpresas mayúsculas: que pillasen chapa la campeona de Europa Angelika Cichocka, la alemana Hanna Klein (debutante), la británica Laura Weightman (9ª en los Juegos de Londres y 11ª en Río) o la marroquí Rababe Arafi (4ª en los 800 m del Mundial de Pekín 2015 y poseedora de una mejor marca de 1:58.55).

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...