Higuero: "Me alegra más que pillen a los tramposos que me concedan el bronce olímpico"

Los atletas Juan Carlos Higuero y Manuel Olmedo valoran el positivo del keniano Asbel Kiprop, que en ambos casos pudo perjudicarles seriamente.
Álvaro Rodríguez | Fotos: Rafa Gómez y Miguélez -
Higuero: "Me alegra más que pillen a los tramposos que me concedan el bronce olímpico"
Higuero: "Me alegra más que pillen a los tramposos que me concedan el bronce olímpico"

El positivo por dopaje del keniano Asbel Kiprop ha caído como un jarro de agua fría en el panorama atlético mundial. El campeón olímpico en Beijing y tres veces campeón mundial de los 1.500 metros ha sido el mediofondista de referencia en la última década, dada su larga y exitosa trayectoria, ahora puesta en entredicho. Han sido muchos los atletas internacionales que se han mostrado sorprendidos, indignados o decepcionados con un atleta que parecía destinado a suceder a Hicham El Guerrouj, y que se quedó en 2015 a sólo 69 centésimas de su récord mundial.

Y de nuevo, como en cada caso de dopaje, oculto tras el incierto brillo del campeón impugnado queda un reguero de deportistas que se han podido ver afectados por su presunto fraude, privados en algunos casos de éxitos que nunca les serán restituidos.

Hablamos con los dos mediofondistas españoles principalmente damnificados por un historial inevitablemente emborronado. Ambos se vieron privados en su momento de sendas medallas internacionales que en otras circunstancias pudieron colgar de sus cuellos. Ellos son el arandino Juan Carlos Higuero -5º en la meta de la final de 1.500 metros en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, y 4º posteriormente tras la descalificación del sancionado Rashid Ramzi-, ya retirado de la competición; y y el sevillano Manuel Olmedo -4º en la misma distancia en el Campeonato del Mundo de Daegu 2011-, que reaparecerá en el Meeting de Ibiza el próximo día 12 de mayo tras dos años lastrado por las lesiones.

Pregunta: ¿Os esperabais este nuevo mazazo para la credibilidad del atletismo?

Higuero: No, para nada. Después de lo de Ramzi de verdad creía que el resto iban limpios. Nadie esperábamos esto de Kiprop porque además es un atleta que se ha prodigado mucho, con una larga trayectoria y que compite cada año en muchos 'meetings' de la Diamond League. Pero esto demuestra que el sistema funciona, sea el atleta que sea, y quiero felicitar a los responsables de la lucha antidopaje que han actuado en este caso concreto. Estoy incluso más contento de que pillen a los tramposos de que pudieran concederme la medalla olímpica.

Olmedo: En este mundo no se puede poner la mano en el fuego por nadie. Kiprop no era mi ídolo, ya que no tengo, pero sí un referente. Sorprende porque con su trayectoria y su participación en tantos campeonatos y meetings tenía que ser un atleta muy controlado. Pero estamos viendo que pocos se van de rositas. Llevo ya 20 años en esto y los atletas que vamos limpios vemos como van cayendo aquellos de los que se puede llegar a dudar.

P: ¿Creéis que ahora toda su trayectoria queda en entredicho?

Higuero: Por supuesto. Y de hecho le deberían eliminar todo su historial. No digo que le quiten el apellido, pero sí todos los títulos, medallas y marcas desde que se puso un dorsal, o al menos desde su primera internacionalidad absoluta que fue en el Mundial de Osaka en 2007. Hacen falta castigos ejemplares, ya que sólo dos años de sanción a partir del positivo no es ir en la dirección correcta.

Olmedo: Para mí, en cualquier atleta que dé positivo ya cabe la duda de todo lo que haya conseguido anteriormente.

P: ¿Qué os vino a la cabeza cuando os enterasteis de este bombazo?

Higuero: Me enteré por las redes sociales, y lo primero que me vino fue la imagen de los Juegos Olímpicos de Pekín, de la última vuelta. Sentí impotencia. La carrera cambió completamente con Ramzi y Kiprop, quizás sin ellos no hubiera sido tan estirada… Ellos se jugaron el oro, eran inalcanzables, y ahora se intuye por qué.

Olmedo: Acababa de terminar de entrenar en el CAR de Sierra Nevada donde estoy concentrado y me encontré con más de 70 ‘whatsapps’, ya que nunca toco el móvil mientras entreno, en los que me informaban del caso y hacían alusión a mi cuarto puesto en Daegu. Quise contrastar la noticia en las redes sociales y los diferentes medios ya que me gusta ser precavido antes de posicionarme con estos temas. Mi sentimiento fue de que me habían quitado un sueño.

P: ¿Veis alguna solución a la lacra del dopaje?

Higuero: Aparte de quitarles todo el palmarés, habría que considerarlo como un delito. A los dopados hay que darles un tratamiento de delincuentes, como al que roba. Es la única manera de que la gente se lo piense. Puede parecer una solución severa, pero es la única manera que se me ocurre de luchar contra ello.

Olmedo: Lo único que funcionaría son sanciones a perpetuidad para las sustancias o infracciones más graves. Soy partidario de exigir la restitución del perjuicio económico provocado por vía judicial si fuera necesario, pero sin llegar a tratarlos como delincuentes, ya que la cárcel debería estar reservada a otros casos de delitos más graves.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...