Iraitz Arrospide: “La gente quiere ver a un guipuzcoano ganar la Behobia y estos días me está transmitiendo muchísimo cariño”

El primer vasco en cruzar la meta de la Behobia en 2017 reflexiona sobre sus posibilidades el domingo y la grandeza de la que para él es la carrera más especial.
Alberto Hernández -
Iraitz Arrospide: “La gente quiere ver a un guipuzcoano ganar la Behobia y estos días me está transmitiendo muchísimo cariño”
Iraitz Arróspide durante los test de lactato de la RFEA antes del Cto. de Europa de Berlín | Sportmedia

Anda atareado Iraitz estos días de mediados de otoño. Desde el pasado mes de agosto, cuando tomó parte en el Campeonato de Europa de maratón, no ha vuelto a prender un dorsal en su camiseta. Lo hará de nuevo en una cita que araña con dulzura el corazón de cualquier fondista, 20 km en paralelo al Cantábrico, un trazado testigo de miles de sueños, retos, apuestas…

Más de 30.000 corredores protagonizarán la una nueva entrega de la Behobia-San Sebastián. Entre ellos este treintañero que está “más ocupado que nunca, no sé si alguna vez he tenido tanto jaleo”. Al cuidado de Unax, su hijo de 8 meses, se suma su trabajo de ingeniero en Inglaterra y, las jornadas previas al disparo de salida, “visitar al fisio, al nutricionista, cena con la Federación Guipuzcoana de Atletismo, entrenamiento con Nike y Deportes Apalategui, charla en el Club de Natación de Tolosa (donde empecé a nadar), visita al stand de 226ers en la Feria del Corredor…”.

A pesar de tanto vaivén tiene tiempo para disfrutar el cosquilleo que supone estar a punto de culminar su octava Behobia. Las tres primeras fueron antes de emigrar, todavía como corredor puramente vocacional. Las tres últimas (15, 16 y 17), ya convertido en uno de los más destacados exponentes del largo aliento a este lado de los Pirineos. El año pasado cruzó la meta en 1:02:35, solo superado por Camilo Santiago y Carles Castillejo.

“Mi intención es mejorar ese crono, pero la meteorología tendrá mucho que decir al respecto; si hay lluvia y viento, sobre todo viento, será difícil”, apunta mientras reconoce encontrarse “mejor que nunca, descansé totalmente un par de semanas tras el Europeo y luego poco a poco retomé… Al mes ya estaba entrenando bastante serio, preparando el próximo Maratón de Valencia”.

Si hablamos de favoritos debemos poner a Jaume Leiva en primer lugar.

Pese a su conocida humildad, no tiene problemas en manejar el cartel de favorito: “Me han catalogado así, pero deben tener en cuenta que, aunque quieran verme ganar (así me los está transmitiendo mucha gente por la calle), está Jaume Leiva, que dio un espectáculo en el pasado Medio Maratón de Valencia. Así que para ganar hay que derrotar a un tío que acaba de correr en 1:02:29… Si hablamos de favoritos debemos ponerle a él en primer lugar.

Publicidad

Además corre Iván Fernández, que es el mejor fondista vasco de la última época”. Dicho esto, él ha puesto todo de su parte. Por esfuerzo, por palizas suministradas al cuerpo, no va a ser: “Llevo unas semanas muy exigentes, he tirado muy duro hasta la pasada. He bajado para recuperar y tener opciones de ir rápido en Behobia”.

Se habla más de la Behobia que de los Juegos Olímpicos.

Iraitz tiene muy claro que estamos ante “la carrera más importante para un atleta vasco, más todavía si eres guipuzcoano. Se habla de ella en la calle más que de los Juegos Olímpicos; entre los atletas populares no hay nada que la supere. Por eso fue algo muy grande subir al podio, porque empecé como un popular y para mí era y sigue siendo lo máximo. Soñaba con el podio pero no imaginaba que sería posible”.

¿Un consejo para los que debutan? “Que se lo tomen con calma. Dependiendo del nivel se puede hacer muy larga. Es dura, hay muchas cuestas y, sobre todo hasta media carrera hay que regular. Es muy fácil salir rápido porque el ambiente lo propicia, sales deprisa sin querer. Hasta pasar Gantxurizqueta hay que frenarse, aunque para mí el momento más duro es Miracruz, los que la han corrido saben que si llegas allí con las fuerzas justas vas a sufrir. Y mucho”.

Si le preguntamos por las zonas más bellas de la cita vuelve a salir la última rampa: “En el Alto de Miracruz sufres, pero te animan como si fuera una etapa del Tour en Alpes o Pirineos; luego viene la llegada en el Boulevard, donde la gente se amontona en filas de tres y cuatro personas para recibir a los corredores… Y experimentas una felicidad enorme”.

Iraitz Arrospide: “La gente quiere ver a un guipuzcoano ganar la Behobia y estos días me está transmitiendo muchísimo cariño”

Iraitz Arrospide en el maratón del Campeonato de Europa de Berlín | Miguelez
Publicidad

Debido a la localización de su lugar de residencia, no le ha hecho falta ningún entreno específico de cara a los desniveles guipuzcoanos: “Todos los días acabo mis rodajes en una cuesta de 1 km, así que estoy acostumbrado a correr en subidas similares a las que me voy a encontrar el domingo”.

Todo lo que se dice de la Behobia es verdad, sin duda.

Poniendo la mirada un poco más allá, concretamente el 2 de diciembre, nos comenta que: “en el Maratón de Valencia quiero mejorar mi marca, 2:16:24, y acercarme a 2:15. Pero ya sabemos todos lo que pasa, hay que sufrir mucho ese día, no importa lo bien que estés. Es mucho más complicado que en otras carreras hacer el tiempo que deseas”.

Regresando a Behobia para cerrar estas líneas: “Los que nunca habéis estado habréis escuchado que es una carrera única, espectacular, de las mejores a nivel nacional y con la mejor animación. Todo es verdad, sin duda”.

Iraitz Arrospide: “La gente quiere ver a un guipuzcoano ganar la Behobia y estos días me está transmitiendo muchísimo cariño”

Iraitz Arrospide durante una sesión para RW | Jaime de Diego
Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...