Javi Guerra: "En Sevilla quiero acercarme lo máximo posible al récord de Europa y si todo sale bien intentar batirlo”

El mejor maratoniano español del momento piensa en grande de cara a 2018
Alberto Hernández -
Javi Guerra: "En Sevilla quiero acercarme lo máximo posible al récord de Europa y si todo sale bien intentar batirlo”
Javi Guerra: "En Sevilla quiero acercarme lo máximo posible al récord de Europa y si todo sale bien intentar batirlo”

Es nuestro número uno. La punta de lanza del maratón español. Así lo atestiguan sus últimas actuaciones en grandes campeonatos, todas ellas dentro del top 20; 15º en Moscú 2013, 4º en Zúrich 2014, 13º en Pekín 2015 y 17º en Londres 2017. Para el año entrante, el discípulo de Antonio Serrano tiene dos objetivos principales: atentar contra el crono a finales de febrero y darnos una sorpresa en el Europeo de Berlín (ojo, no precisamente en los 42,195 km).

Comencemos con lo que tenemos a la vuelta de la esquina, la San Silvestre Vallecana. ¿Con qué pretensiones la afrontarás?

Mira, si os digo la verdad estoy algo saturado tras el Campeonato de Europa de Cross y he pensado levantar un poco el pistón a todos los niveles. Imagínate, día 31 de diciembre, todos mis amigos por ahí celebrándolo y yo concentrado para tratar de estar delante en la mejor carrera de 10km del mundo… Pues no, esta vez será diferente. Falta arreglar algunos flecos pero quiero hacer la popular, con la gente de 45 minutos. Un rodaje tranquilo, ver el ambiente por dentro, sentir lo que sienten los populares y no llegar a casa fundido tras haberme enfrentado a todos los cracks.

Y luego, no mucho más tarde, Zurich Maratón de Sevilla.

Mi gran objetivo de la primera parte de la temporada. Un recorrido llano, con amplias avenidas, muy propicio para intentar hacer una buena marca. Si todo va como espero, si esta relajación de los últimos días del año cumple su función, llegaré a tope, con muchas ganas de hacer mi mejor registro y acercarme al récord de España de Julio Rey (2:06:52) y, por qué no, al de Europa del noruego Sondre Moen (2:05:47). Sé que puedo hacerlo, me niego a pensar en pequeño. Es difícil y quiero ser prudente y humilde, pero si soy capaz de gestionar todos los factores implicados en un reto de estas dimensiones lo conseguiré.

¿Cuál será tu planteamiento durante la preparación? Porque un reto de esas dimensiones exige unas palizas brutales…

Todo lo contrario. Bueno, matizo, palizas a nivel volumen no, en cuanto a ritmos sí. Pensándolo mucho hemos llegado a la conclusión de que si quieres ir a esos ritmos, por debajo de tres minutos el kilómetro, por narices debes correr muy deprisa todos los días. Así que de cara a Sevilla desterraremos los rodajes largos a paso controlado (ya tengo fondo de sobra) y nos centraremos en ritmos muy vivos. Las semanas normales no pasaré de 80 km. Alguna haré un poco más, lógicamente, pero incluso en las de mayor carga no creo que supere los 120-130 km. Ojalá salga bien, no soy tonto y sé que esto es una apuesta arriesgada. 

Habrá que compensar mucho ese déficit kilométrico con el llamado entrenamiento invisible.

2018 tiene que ser el año en el que abandone definitivamente todas esas obsesiones que nos rodean a los fondistas. Comeré sano, pero soy de Segovia. Hace ya unos meses que como torreznos y ceno cochinillo varias veces a la semana y, ¿sabéis qué? No pasa absolutamente nada. Está muy bien lo de los geles, las barritas y toda esa moda de llevar la nutrición al milímetro, pero creo que se nos ha ido de las manos. Hay que disfrutar corriendo y comiendo… ¿Te crees que me voy a ir a la cama después de un rodaje a 2:50 con una ensalada y algo de pasta? No, seguro que no. Y por supuesto, en Sevilla caerán buenos rebujitos… La duda ahora es si antes o después, eso habrá que negociarlo con Antonio.

Publicidad

¿Y el descanso?

Yo con cinco horitas bien dormidas ya voy servido. Como cualquier persona, si estoy viendo una serie o una peli no la voy a dejar a medias porque al día siguiente tenga que entrenar. Voy más tarde y se acabó. Lo de las 8 horas en la cama es uno de esos mitos que hay que empezar a desterrar. Durante mucho tiempo me quedaba quieto, sin levantarme, por la obsesión de llegar a ese tiempo, hasta que me di cuenta de que no hay dos personas iguales. Duermo poco pero no estoy cansado durante el día, así que perfecto.

Si logras certificar una marca tan espectacular como la que pretendes, ¿qué podremos esperar de ti en el Campeonato de Europa? Serías un claro aspirante al título.

Pues en la línea de lo anterior. Soy maratoniano pero ante todo soy un chico normal que quiere disfrutar. Si hago un marcón en mi cabeza está darme tregua y probar nuevas experiencias. ¿Sabéis qué? Mi marca en 1.500 es 3:49… Mucho peor que la de mi padre, Paco, que tiene 3:43. Todas la familia y los amigos cercanos siempre me dan la matraca con lo de que no tengo el récord de la casa en esa distancia tan mítica… Y me he cansado. Si Sevilla sale bien voy a probar por abajo. Ya voy cumpliendo años y no puedo dejarlo para más tarde. He hecho algunos test y no soy nada lento, así que no descarto hacer una cosa que de antemano sé que es casi imposible: ir al Europeo en 1.500 m. Vaya o no, creo que será atractivo para el aficionado ver el proceso. 

Esta sí que ha sido buena, como para esperársela… ¿Alguna sorpresa más relacionada con estos cambios tan drásticos que piensas introducir en el año que está a punto de arrancar?

Dos detalles quizás. Uno, el material. Siguiendo el ejemplo de los nadadores, que entrenan con dos gorros para luego competir con uno solo y de esa manera obtener más aerodinámica y mejores sensaciones en el agua, llevo tres meses rodando (solo los rodajes tranquilos) con unas adidas Terrex, un modelo de trail running. La verdad es que parece que voy algo más atrancado, pero cuando me pongo las voladoras… pues eso, ¡parece que vuelo!

Otra variante serán los avituallamientos en carrera. Para Sevilla, a partir del kilómetro 30, utilizaré Red Bull. En ese punto siempre me falta chispa así que a ver si es verdad lo de que te da alas, ja,ja,ja. En serio, creo que me vendrá bien, el isotónico normal cumple su función, pero para llegar al nivel que quiero necesito innovar.

Para terminar, una que no tenga que ver con tu futuro a corto y medio plazo. Dinos un deportista de otra especialidad al que admires.

Sin dudarlo: Guti, el futbolista. Se le acusaba de correr poco, pero cuando lo hacía tenía mucho estilo, pura clase. Es un ejemplo de lo que os decía antes, disfrutar con lo que haces. 

--

Si la entrevista te ha parecido interesante, debemos decirte que nada de lo descrito anteriormente es real. Por cierto, el propio Javi Guerra es cómplice de esta broma.

FELIZ DÍA DE LOS SANTOS INOCENTES.

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...