Todos Contra Guliyev en los 200 metros

Analizamos la prueba en la que Bruno Hortelano buscará reeditar el oro de Ámsterdam 2016.
SHR -
Todos Contra Guliyev en los 200 metros
Ramil Guliyev celebrando el título mundial que consiguió en Londres 2017 | Sportmedia

La disputa el cetro continental de la prueba del doble hectómetro contará con algunos de los mejores velocistas de la reciente historia europea del siglo XXI y tal vez también de siempre. Si bien es cierto que Europa no ha vuelto a producir astros de la velocidad como Valeri Borzov, Pietro Mennea o Allan Wells, al menos en lo que a las marcas se refiere, los sprinters de la actualidad se muestran superiores. Esta contradicción actual (mejores marcas que antaño, menor impacto global) no termina de desplegarse por entero en la disciplina de los 200 metros lisos.

Sí, el récord europeo de Mennea (19.72 en altitud) sigue intacto y ningún europeo ha vuelto a ser campeón olímpico salvo el rocambolesco caso del sospechosísimo griego Kederis. Pero el flamante y vigente campeón mundial de la prueba en la era post Usain Bolt es europeo. Hablamos del azerbaiyano con pasaporte turco Ramil Guliyev, cuya plusmarca personal son unos buenos 19.88 segundos, registro más que interesante que, en cualquier caso, no termina de reflejar su excelente competitividad.

Junto a Guliyev, Europa ha presentado en los últimos años un ramillete de especialistas que se han repartido los últimos títulos continentales desde 2010: Christophe Lemaitre, Churandy Martina, Adam Gemili y Bruno Hortelano.

El holandés Martina, campeón en Helsinki en 2012, compitió antes bajo el estandarte de las Antillas Neerlandesas. Muy veterano y holandés con todas las de la ley tras la definitiva incorporación del micro Estado caribeño a la corona de los Países Bajos, sigue siendo un rival terrible por mucho que despiste su actual rendimiento (20.28). Cuenta ya con 34 años, pero hace sólo dos batió su mejor marca: 19.81. Si no fuera por una descalificación por pisar el límite de su calle, él sería el vigente campeón de Europa. En cualquier caso, es un atleta muy experimentado, curtido en mil y una lides que siempre da la sensación de ser dificilísimo de vencer en las grandes ocasiones.

Publicidad

El inglés Adam Gemili, un futbolista metido a sprinter, es un excelente velocista, campeón de Europa de los 200 m en 2014 y campeón del mundo en 2017 con Gran Bretaña con el relevo 4x100 m. Sus marcas de 9.97 y 19.97 en las pruebas de velocidad confirman su capacidad, sin duda más allá de los 20.21 que ostenta esta temporada como mejor crono. Si Gemili, Guliyev y Lemaitre representan talentos precoces de explosión juvenil, el caso del español Bruno Hortelano es un tanto diferente, por cuanto su mejor prestación se produce a partir de 2016, cuando ya contaba con 24 años.

Bruno Hortelano exhibe un formidable rendimiento tanto en los 200 como en los 400 metros

En la actualidad y tras un grave accidente del que felizmente está plenamente recuperado, exhibe un formidable rendimiento tanto en los 200 como en los 400 metros, cuyos récords nacionales le pertenecen con 20.04 y 44.69, respectivamente. Esta última marca, la de los 400 metros, es difícil de calibrar. Es un gran registro ejecutado por un atleta no especialista en la distancia. Sólo el devenir del tiempo aclarará si su valía augura una marca de clase mundial en los 200 metros o si, por el contrario, la verdadera prueba del español es en realidad la vuelta al óvalo.

Bruno Hortelano tras batir el récord de España de 200 metros

Bruno Hortelano tras batir el récord de España de 200 metros | Sportmedia

La mala noticia para el atletismo en general y los 200 metros de Berlín en particular es la baja para estos campeonatos del francés Christophe Lemaitre, sin duda el mayor talento de la velocidad europea surgido en décadas. Campeón de Europa de 100 y 200 m, medallista olímpico y mundial, 9.92 y 19.80 como mejores marcas, un talento innato encerrado en un cuerpo longilíneo y alérgico a las pesas… Pero con propensión a sufrir lesiones musculares. Éstas, sus auténticas rivales, privarán al público berlinés de un fantástico duelo de poder a poder con los corredores anteriormente citados, una pugna ya imposible que se vislumbraba capaz de amenazar el viejo récord de Mennea.

Publicidad

Más allá de estos candidatos, por supuesto que hay otros nombres que habrán de habitar la final y vender cara su derrota. Son el suizo Alex Wilson (20.14 como mejor marca y realizada el pasado mes de julio), el británico Nethaneel Mitchel-Blake (20.21 en julio y 19.95 de marca personal) y, atención, el joven eslovaco de 21 años** Ján Volko, en constante progresión y acreditado este mismo año en 100 y 200 metros en 10.13 y 20.24, respectivamente.**

EL FAVORITO | RAMIL GUILYEV

No es otro que Ramil Eldar Guliyev, habida cuenta de la ausencia del portento Lemaitre. Estamos hablando del actual campeón del mundo y de alguien que a los 19 años ya corría los 200 metros en 20.04 (récord europeo junior vigente). Hace los 100 m en 9.97 y su marca en la media vuelta a la pista parece valer más que los 19.88 que tiene acreditados. No en vano, esta temporada ha bajado ya tres veces de 20 segundos (19.99, 19.92 y 19.90), liderando el ránking continental. En general, Guliyev no posee un palmarés mejor debido a los grandes y dramáticos cambios operados en su vida a partir de 2010: fallecimiento de su padre Eldar (que era su entrenador), obtención de la ciudadanía turca en 2011 y diversas operaciones quirúrgicas (tendón de Aquiles, espolón calcáneo). El resultado fue una depresión, dos años sin competir a nivel internacional debido a la normativa cuarentena y un largo periodo de recuperación. De resultas, la carrera de Guliyev, tan prometedora como la de Lemaitre, se vio de pronto frenada en seco.

Publicidad

Mucho se habló de su cambio de nacionalidad. Guliyev nació en la URSS, en Bakú, capital de la República Socialista Soviética de Azerbaiyán, de padre azerí y madre rusa. Solía entrenar con su padre en Sochi (Rusia). Cuando estimó que la Federación Azerbaiyana no le aportaba los medios suficientes, empezó a sopesar un cambio de nacionalidad. Su primera opción fue solicitar la ciudadanía rusa, país que también siente como suyo (habla ruso sin acento, lengua que utiliza habitualmente en su videoblog, conoce el país y a los atletas rusos, etc.) Pero el trámite burocrático es denso y él tiene prisa.

Es entonces cuando Turquía, país de cultura y lengua muy similares a Azerbaiyán, se propone como opción igualmente atractiva pero menos lenta, aunque tiene que aceptar como condición la participación obligatoria en reuniones nacionales y en los Juegos Islámicos. Sea como fuere, su actual entrenador, Oleg Mujin, es ruso y también entrenan en Krasnogorsk, la legendaria base deportiva soviética en las afueras de Moscú. Aunque visto el posterior veto al equipo ruso, la opción turca no salió mal. “Todo esto me parece extraño. El deporte y la política son cosas diferentes, pero, a mi juicio, ahora parece que no es exactamente así. ¿Por qué un deportista que no tiene culpa de nada, que simplemente figura en una selección nacional, tiene que ser objeto de sanciones? ¿Alguien toma algo y el culpable soy yo?”, argumentaba en 2017 al diario ruso Sport Express.

El apretado final de los 200 metros del Campeonato del Mundo de Londres | Sportmedia

El apretado final de los 200 metros del Campeonato del Mundo de Londres | Sportmedia
Publicidad
También te puede interesar

El velocista correrá esta tarde la final del Campeonato de España en Getafe con la posibilidad de una nueva rebaja a su nueva plusmarca lograda en la sesión matinal.

Te recomendamos

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

La premiada Ride de Saucony, llega ahora con ISOFIT, mejora el ajuste y la amortiguac...

La práctica deportiva siempre se asocia a este tipo de dolores, pero has de saber que...

Cambia tu relación con la ciudad con la Yamaha NMax...

Vuelven las míticas 890v6 de New Balance, unas zapatillas versátiles y equilibradas q...