El líder masculino del atletismo ruso

Entrevista exclusiva a Yuri Borzakowski: campeón olímpico de 800 metros
Sergio Hernández-Ranera -
El líder masculino del atletismo ruso
Borzakowski, líder del atletismo ruso

Hablar del campeón olímpico Yuri Mijailovich Borzakovski es levantar pasiones. Es innegable que el talento de este corredor ruso parece tocado por la varita de los dioses, pero también es cierto que su enorme potencial no siempre le ha reportado los máximos éxitos. Su táctica de correr en la cola del grupo para luego lanzar un furioso sprint en la recta final, a veces vale una medalla de oro olímpica (Atenas’04), y otras sólo una plata mundial (París’03 y Helsinki’05). Táctica contumaz, pasión por la adrenalina, exceso de confianza, elementos imprevisibles…

Sea como fuere, la genial figura del atleta del sur de Moscú (Kratovo, 1981) parece ir en consonancia con el carácter nacional que adorna a toda figura surgida en el gigante euroasiático. Parafraseando a Dostoyevski, se diría que el talento de un ruso como Borzakovski es demasiado grande como para encontrar unas formas aceptables, en este caso una carrera de 800 m. Pero la victoria no entiende de idiosincrasias nacionales. Sin embargo, en un país quijotesco como el nuestro, este flirteo tan humano con la arriesgada línea que divide el triunfo y la derrota, tal vez no sea difícil de entender: Borzakovski tiene legiones de admiradores.

Yuri Borzakovski es el atleta de la zancada fácil, como de goma. Sólo la elegancia de su potente sprint final nos recuerda que no está sacado de una película de dibujos animados. Puede que le venzan en carreras que debería ganar, o que renuncie por motivos personales a participar en campeonatos importantes (Europeos de Estocolmo’06). Pero con él, la prueba de los 800 m siempre contará con un componente extra de emoción impagable. Aprovechando que Yuri es todo afabilidad, alguien que jamás niega unas palabras, un autógrafo o una foto, Runner’s tiene la oportunidad de conversar con él y Viacheslav Makárevich Evstratov, su entrenador, tras una sesión de entrenamiento en el coquetón estadio “Meteor” de la ciudad de Zukovski, a 19 km al sur de Moscú y muy cerca de su Kratovo natal.

Publicidad

P: Contigo la adrenalina está asegurada. ¿Siempre te gustó correr así, en las últimas posiciones, o es un estilo diseñado con tu entrenador?

R: Borzakovski: Bueno, yo no diría que siempre corro así. En principio, la táctica que empleo va siempre en función de cada carrera, depende también de quiénes sean los otros corredores.

R: Makárevich: Cada persona tiene unas cualidades físicas determinadas. Yura, que tiene unas cualidades extraordinarias y es muy rápido, aún tiene que trabajar mucho la resistencia. Por eso parece que se rezaga demasiado en carrera. Pero, en realidad, corre bien. Si lo hiciera al revés, es decir, corriendo más rápido y en posiciones de cabeza, no conseguiría los resultados que obtiene. Su conducta en carrera es un reflejo de sus cualidades físicas.

La competencia en el 800 es feroz. Aunque ahora suene muy subjetivo, ¿quién crees que será tu rival más peligroso en Osaka?

B: Lo primero es llegar a la final, para lo que también la lucha será atroz. Una vez en ella, ya se verá.

M: La tarea fundamental es llegar a la final. Y allí, más que fijarse en los rivales, Yura tiene que fijarse en sí mismo. En carrera tiene que ser capaz de plasmar lo que aprende en los entrenamientos. Si lo hace, obtendrá un buen resultado. Últimamente parece que hay una naturalización masiva de atletas. Rusia es de los pocos países que compite exclusivamente con atletas nativos.

Publicidad

¿Sientes que compites contra más atletas de los que deberías?

B: Es cierto que nuestra federación no siente la necesidad de nacionalizar extranjeros. Es un tema que no me afecta, pues ahora en Rusia sólo estamos dos atletas de categoría internacional para el 800 m, Dima Bogdanov y yo. Además, también contamos con corredores jóvenes muy perspectivos que están entrenando muy duro, por lo que no hace falta acudir a extranjeros. Pero también es cierto que, por ejemplo, nuestras chicas de 400 m y 800 m de alguna manera se ven afectadas, pues son muchas las que tienen categoría internacional y siempre se queda alguna sin poder participar.

M: Yo creo que las federaciones nacionales que naturalizan atletas extranjeros no se desarrollarán por culpa de esta práctica. Aunque Rusia nacionalizase atletas de élite y éstos consiguieran grandes resultados, el deporte de base y las categorías infantiles no obtendrían nada bueno a cambio. Por eso pienso que esa política es un error. Lo que hay que hacer es formar a los chavales de tu país.

Tu aspecto siempre sonriente y afable encandila a los amantes del atletismo, que te adoran no sólo en Rusia. Aparte de tus compañeros de selección, ¿te llevas especialmente bien con algún atleta extranjero?

B: Sí, con Wilfred Bungei. Fundamentalmente, claro, trato con los compañeros de selección. El caso es que no hablo inglés, pero me llevo bien con Bungei. Los keniatas son muy afables. Bungei incluso me ha invitado a ir a su país en enero a entrenarme con él. Estuvimos juntos durante el campeonato del Mundo del año pasado en Moscú, fuimos en mi coche al banquete de clausura y le enseñé un poco la ciudad.

M: Se lo tengo dicho a Yuri y siempre le estoy riñendo por eso: ¡Aprende inglés! (risas) Un muchacho tan sociable como él, que cae bien a todo el mundo, pero con el que es difícil comunicarse… Espero que aprenda idiomas. ¿No, Yura? (más risas).

Publicidad

¿Cuántas horas entrenas al día? ¿Cómo afinas tu punta de velocidad y cuántos km corres a la semana?

B: Entre cuatro y cinco horas. El sprint lo entreno en cada sesión no sólo físicamente, sino también psicológicamente. Hago unos 125 km a la semana, dependiendo del período de la temporada. Ahora quizá no esté haciendo más de 85 km.

M: Ahora simplemente mantenemos el tono aeróbico. Tu marca en los 400 m es interesante.

¿Cuánto tienes acreditado en 100 m?

B: Mi record en 400 m es de 44.84 segundos.

M: Lo importante para nosotros no es correr un 100 rápido, sino, sencillamente, correr rápido. Además, no entrenamos la velocidad saliendo desde los tacos, sino a velocidad corrida. Así, además, ahorramos posibles lesiones.

B: Hago series lanzadas de 150 m con un tiempo de 15,9 segundos, y mi tiempo en un 100 a velocidad lanzada es de 9.79 segundos.

¿Qué fue lo que te atrajo a la práctica del atletismo?

Practico atletismo desde los diez años. Siempre he jugado al fútbol, pero una vez competí en una carrera de 600 m, me gustó y he continuado hasta hoy.

Aparte del atletismo, ¿te gustan y / o practicas otros deportes?

B: Juego al fútbol dos veces por semana, además es un buen método para afinar la velocidad. También patino.

M: El fútbol es un buen entrenamiento para los obstaculistas, y también para Yura.

Publicidad

Tu objetivo inmediato es Osaka. ¿Pekín ´2008 también?

B: El mundial de Osaka es la competición más importante de este año, pero mi gran objetivo son los JJ.OO de Pekín. Sin duda alguna.

En los nacionales de Rusia últimamente corres los 1500 m y no los 800 m. De hecho, eres el campeón ruso de 1500 m. ¿Te pasarás en el futuro al 1500 m o sólo lo haces para ganar fondo y estrategia?

B: Bueno, soy el campeón ruso también de los 1500 m, pero eso es sólo circunstancial, pues desde Shabunin, que ya está en su recta final, no hemos tenido buenos especialistas.

M: Yura participa de vez en cuando en el 1500 para ganar en estrategia, es muy útil para él.

¿Qué comes habitualmente? ¿Comida típica de atleta o también alternas con platos nacionales?

B: Comida típica de atleta. Pero lo principal no es qué comes, sino cómo comes. Para mí lo fundamental es llevar un horario de desayuno-entrenamiento-comidasueñecito-entrenamiento, y no comer entre horas. Durante las competiciones como más ligero de lo normal. Lo mejor es no probar la carne en vísperas de la competición, dos o tres días antes. (Le enseñamos entonces un reportaje de Runner’s con Marta Domínguez mostrando un guiso propio con lubina. Sonríe). Puede que no sea lo correcto, pero no como pescado: no me gusta.

Publicidad

En Helsinki quedaste segundo por detrás de Ramzi, pero diste la impresión de ser muy superior. ¿Cómo se repone un gran atleta de una decepción así? ¿Cómo es el trabajo psicológico?

B: Es verdad, era el más fuerte de la final. Pero mi abuela había muerto unos días antes. Fue enterrarla y salir para Helsinki. Estaba muy afectado. Aunque iba muy bien preparado, psicológicamente estaba tocado. No tenía ni ganas de correr. En la final, cuando ya me disponía a lanzar el sprint, Medhi Baala se puso delante y me tapó. Perdí velocidad y sólo pude acabar segundo.

M: Cuando vi que Baala le cerraba, pensé: “¡ni medalla ni nada, acaba quinto!” Por eso, cuando, con todo, ganó la plata, quedé muy satisfecho.

B: Yo también quedé contento: llegué a meta muy fuerte. En cuanto a la segunda pregunta, me repuse rápido. ¡Me quedan muchas carreras y toda la vidapor delante!

M: Las personas se equivocan y yo no tengo derecho a enfadarme con Yura por que cometa un error. Faltaría más.

Publicidad

BORZA, EN BREVE…

Atleta actual preferido: Wilson Kipketer (sin dudarlo)

Atleta de todos los tiempos: Wilson Kipketer (aún con más rotundidad). Es una persona muy singular, muy simpático. Es muy cortés. Enseguida, ¿cómo te diría? Enseguida te das cuenta de que es muy inteligente. Y, mira, nada  más ganar la medalla de oro en Atenas, Kipketer se acercó a nosotros en la zona mixta y nos felicitó.

M: ¡Nos hizo una reverencia! ¿Te acuerdas? Nos dio la mano, nos felicitó… (suspira). Un deportista de verdad.

Aparte de Rusia, ¿qué país te gusta más?

Alemania, Francia, España (Sevilla me gusta mucho) y, por supuesto, Grecia.

Una película: ¡Uy, muchas! No puedo decidirme por una en concreto.

Un color: El azul.

Un libro: No leo mucho, pero me gustan los libros de historia sobre Esparta y la antigua Grecia. ¡Menudos follones y batallas había ya en aquella época!

¿Cuándo nos honrarás con tu presencia en algún meeting en España? ¡Cuando me inviten! (risas) En serio, depende del calendario, de la preparación y todo eso. Es difícil elegir las competiciones.

Publicidad

Curiosidades del campeón olímpico de 800

Yuri Borzakovski debe su nombre en honor a que nació exactamente veinte años después del vuelo al espacio del primer cosmonauta de la Humanidad, Yuri Gagarin (12 de abril de 1961). Vive y entrena en la localidad de Zhukovski, famosa por organizar un espectacular salón aeronáutico bianual en su gigantesco aeródromo (Nikolai Zhukovski está considerado como el padre de la aerodinámica como ciencia).

Viacheslav Makárevich Evstratov, un hombre menudo con aspecto de viejecito honorable, es su entrenador y también el de Dmitri Bogdanov. Ambos están muy satisfechos de poder entrenarse en las instalaciones del estadio Meteor, un complejo deportivo nuevo dotado con todas las comodidades en el que, según Makárevich, (“llámame así, por mi atronímico, todo el mundo lo hace”) se basa todo el éxito de la preparación de Yuri Borzakovski. “Si el gobernador de la región de Moscú, Borís Gromov, no se hubiera implicado personalmente en la construcción de todo esto, Yura no se habría mantenido en la élite”. Ambos preguntan por Reina y se interesan por su estado. “¿Ha vuelto ya a los entrenamientos?” pregunta Makárevich.

Mejores marcas

800 m 1.42.47

1000 m 2.20.13

1500 m 3.40.28

400 m 45.84

Palmarés destacado

Distancia      JJ.OO                      Mundiales                       Europeos

800 m           Oro (Atenas’04)      Plata (París’03)

                                                     Plata (Helsinki’05)

4x400 m                                                                               Plata (Munich’02)

Publicidad
Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...