Heroínas Anónimas: Jimena Martín

“No concibo mi vida sin correr, me hace ser mejor persona, lucho por mejorar y disfruto del camino”, nos cuenta Jimena
Jimena Martín -
Heroínas Anónimas: Jimena Martín
Heroínas Anónimas: Jimena Martín

Soy Jimena Martin, atleta de Burgos o Invernalia para mucha gente, diplomada en Magisterio de Educación Infantil y trabajadora de Ergodinámica (Centro de Estudio Biomecánico de la pisada) y sí, soy atleta profesional especialista en fondo y montaña, pero ahora mismo no se puede vivir del atletismo, así que hay que trabajar y seguir formándose, cuanto más mejor.

Publicidad

Comencé a correr un poco de casualidad, a los 16 años. Había hecho deporte toda mi vida, muchos años de ballet, seguidos de otros muchos de gimnasia rítmica y después baloncesto. Entonces llego el verano del 2001 cuando por mantenerme activa empecé a madrugar y a ir a correr por Fuentes Blancas (lugar típico de Burgos para pasear) todos los días, hacía entre 45 y 60 minutos y vi que no me costaba y me fue enganchando. Meses más tarde me apunte a un equipo de atletismo gracias a una amiga de clase que me comentó que sus primos corrían y lo pasaban muy bien.

En el equipo siempre entrenaba con una chica (Marta) que pasó a ser de mis mejores amigas. Los dos primeros años siempre me ganaba; la verdad que yo no era nada competitiva y me costaba hacer un sprint a tope, me gustaba ir a ritmo continuo sin más preocupaciones.

Fue en un Campeonato Regional Universitario en Ponferrada cuando di la sorpresa, especialmente a mí misma…. gané a todas las atletas con las que había competido en esos dos años y me proclamé Campeona Universitaria de Castilla y León. Fue la clave para creer más en mi misma y a volverme más competitiva. Supuso un cambio positivo pero también negativo, porque con la universidad ya no tenía los horarios del equipo, tenía que entrenar sola, madrugar mucho... y desde entonces así he formado mi rutina. Entreno temprano y luego a trabajar y generalmente siempre sola, por eso en carrera cuando voy sola mi cabeza trabaja bien, mientras que otras atletas se apoyan y disfrutan de una liebre, yo aún no sé lo que es eso.

Fui mejorando año a año y muy poco a poco, sin decantarme por ninguna prueba. De noviembre hasta marzo disfrutaba del cross y en abril ayudaba al equipo en las ligas, en la prueba que me pusieran, parecía el comodín… hasta que dimos con el 3000 obstáculos, que resultó ser mi prueba. El paso de la ría lo hacía y hago fatal, pero luego entre obstáculos me daba bastante maña en recuperar lo que me sacaban mis rivales, así en 2007 fui séptima en mi primer Campeonato de España de pista al aire libre. Después hasta el 2013 he seguido preparándolo pero combinándolo con otras pruebas, como son el 10.000 y el 5000. No dejé los obstáculos por tema de lesión ni mucho menos, de hecho solo me he lesionado una vez y fue porque me atropelló un coche. Estuve trabajando en Madrid varios años, del 2013 al 2016, y allí para entrenar las vallas tenía que ir a la pista, y como no estaban abiertas a las 7 de la mañana, tenía que ir en mi descanso de la comida, y en primavera- verano, con 30 grados, para mí era inconcebible, así que mis entrenos eran siempre por caminos o asfalto.

Publicidad

Muchas veces me paro a pensar y creo que soy una afortunada por no estar encasillada en una disciplina concreta. Tengo la libertad de moverme en distancias largas y disfrutarlas. Puedo correr carreras populares, empaparme del entusiasmo de los corredores populares y a la vez también tengo campeonatos para sufrir y hacer trabajar a la cabeza para en las peores circunstancias.

Son muchas carreras las disputadas al año, pero siempre tienes algunas marcadas en el calendario, y algunos momentos que no olvidaras nunca. Los míos son sobre todo los vividos estos últimos años. En 2014, cuando hice mi mejor marca personal en el Nacional de 10.000 en pista, en Lisboa. Ese día no había corredores populares para animar ni compartir kilómetros, ese día era yo sola contra el crono, 25 vueltas de pista y compañeras rivales luchando por un puesto. La felicidad y satisfacción que sientes en el momento de cruzar la línea de meta compensa todos los entrenos, madrugones y molestias en el camino. Lo haces por y para ti.

Mi mejor momento este año fue en Junio. Llevo ya tres años descubriendo poco a poco el mundo de la montaña, y con sinceridad es el medio que aporta más libertad y desconexión al corredor, la naturaleza influye de un modo extraordinario y positivo en nosotros, y la competición en estas pruebas es más sana que en otras disciplinas. Este año viajé al nacional de Carrera por montaña con mucha ilusión, era cerca de casa, en Molinaseca, León. Había sido cuarta dos años atrás en Ourense, en 2016 una gastroenteritis me impidió competir el propio día en Murcia, pero esta vez me encontraba genial y lo había preparado muy bien. Dos meses completos haciendo series en cuesta y rodajes por terreno variado dieron ese 24 de junio con su premio, Subcampeona de España, en un duelo muy bonito con la finalmente campeona Raquel Gómez. Entré en meta, la abracé muy emocionada y llamé a mis amigos, por la noche lo celebre con mi hermano que era el que me había llevado hasta allí en caravana y para mí fue un fin de semana inolvidable.

Publicidad

Otro lugar importante para mí es Valencia, allí hice mi mejor marca en media maratón, preparando la maratón de San Sebastián que al final no pude correr en 2014. Este año dentro de un mes espero poder realizar uno de mis sueños y debutar en maratón en la ciudad del Turia. Por eso he pasado un verano entretenido, disfrutando de largos rodajes y de algunas carreras populares. Lo más bonito del maratón es la preparación y yo la estoy disfrutando mucho.

 

Publicidad

Mi relación con el atletismo siempre ha sido muy positiva y beneficiosa; me levanto, me pongo mis zapatillas, hago mis kilómetros y voy feliz a trabajar. El 19 de Noviembre espero poder decir eso que muchas lectoras seguro que ya habéis dicho “soy maratoniana”. Mientras, seguiré disfrutando con cada zancada.

 

Y nosotras estamos seguras de que te convertirás en maratoniana y, además, lo harás, por la puerta grande, con una de esas marcas que “las mortales” vemos a años luz y una gran sonrisa en la meta.

Muchas gracias por compartir con nosotras tu evolución como atleta, ¡te seguiremos de cerca campeona!

Publicidad
Te recomendamos

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

La premiada Ride de Saucony, llega ahora con ISOFIT, mejora el ajuste y la amortiguac...

La práctica deportiva siempre se asocia a este tipo de dolores, pero has de saber que...

Cambia tu relación con la ciudad con la Yamaha NMax...

Vuelven las míticas 890v6 de New Balance, unas zapatillas versátiles y equilibradas q...