Heroínas Anónimas: María Luisa Ruiz

“Creo que es muy importante marcarse objetivos y retos en la vida y hacerlos frente con una actitud positiva", nos cuenta María Luisa
María Luisa Ruiz -
Heroínas Anónimas: María Luisa Ruiz
Heroínas Anónimas: María Luisa Ruiz

Mi nombre es María Luisa y soy géminis, eso ya os puede decir un poco más de mi persona. Soy amante de la montaña y del mar desde pequeñita, y la familia siempre me llamaba cariñosamente “motoret”.

Ya en mi infancia practiqué natación, ballet, tenis y esquí y, ya de adolescente, había hecho alguna carrera popular puntual de 10k de asfalto tipo “Corte Inglés” con mi hermano y mi padre, aunque en ese momento no llegó a cautivarme pues me encantaba madrugar para irme al gimnasio por las mañanas y encontrarme a mi grupo de amigos para hacer clases de step y aerobic. En esta época contaba con 22 a 24 años.

Lo alternaba con mis estudios de estética y posteriormente los de fisioterapia, que debo decir que si volviera a nacer hubiera vuelto a estudiar los mismo. En mi casa teníamos un negocio familiar, una perfumería, con la suerte de contar con una cabina de estética en la que yo ya trabajaba mientras estudiaba, y más tarde me interesé por la fisioterapia, mi otra gran pasión. Acabé la carrera y, después de trabajar en el Hospital de l’Esperança y varias mutuas, decidí emprender el camino profesional por mi cuenta. En el año 1998, un pequeño local se convirtió en lo que ahora es Alfabia Estètica i Fisioterapia.

Con 28 años me casé y, a partir del nacimiento de mis dos hijos David y Marta (hoy 10 y 7 años), dejé todas mis actividades deportivas. Eso tampoco nos impidió salir a hacer alguna excursión de senderismo o alguna ascensión con nuestros hijos a la espalda.

 

Más tarde cuando Marta tuvo dos años, un día mi hermano me propuso ir a trotar con él y su pareja por una pista de atletismo cercana a casa, y desde ese momento me empezó a gustar.

Empecé a correr primero cada fin de semana de madrugada para ver salir el sol desde el asfalto. Más tarde empecé a participar en carreras populares de diez kilómetros y, un buen día “descubrí” que cerca de casa había montaña. Me calcé unas zapatillas de trail y comencé a experimentar lo que era poder “volar” por la montaña. Así ya no sólo entrenaba el fin de semana, sino que empecé a aprovechar mis tiempos libres para desconectar y liberar tensiones en la montaña.

 

Publicidad

He tenido la suerte también de conocer a muchos compañeros a través de la práctica del running de los que he podido aprender mucho y de los que todavía puedo aprender más.

 

Publicidad

Ahora acabo de cumplir 43 años y hasta ahora sigo alternando mi vida familiar, profesional y mi gran afición por el running.

Me encanta la velocidad, sentir que soy capaz de lograr objetivos, de que si insisto puedo conseguirlo. Creo que es muy importante marcarse objetivos y retos en la vida y hacerlos frente con una actitud positiva. Hasta ahora he tenido la suerte de lograr muchas victorias y podios y rodearme de grandes personas.

 

Publicidad

Mi objetivo actual es alternar la montaña y el asfalto, disfrutando el momento porque estamos de paso, somos únicos y diferentes, teniendo la suerte de poder vivir.

 

¡Y así es como debe ser María Luisa, disfrutar de todo lo que hacemos y si es posible, con alegría!

Muchas gracias por compartir tu historia con nosotras y a seguir cosechando objetivos, retos y victorias, ¡a por ellos campeona!

Publicidad
Te recomendamos

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

El nuevo tubular de BUFF® se fabrica a partir de microfibras que se obtienen de botel...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...

Analizamos a fondo esta lesión en atletas veteranos....