3 cenas fáciles para después de entrenar

Te presentamos tres opciones con las que volver a afrontar tus retos deportivos.
Nooddle app para RW -
3 cenas fáciles para después de entrenar
Tres recetas que no te van a dejar indiferente | Noodle App

Con la vuelta del verano, volvemos con nuevas metas deportivas y retomamos nuestras rutinas de entrenamiento. Conviene refrescar algunas pequeñas pautas para alimentarnos bien después cada entrenamiento.

La principal recomendación es procurar platos sencillos con un buen balance de nutrientes, especialmente ricos en hidratos de carbono y proteínas, para favorecer la recarga de glucógeno muscular, nos dice María Neira, nutricionista de Nooddle, app de recetas fáciles y saludables que te ayuda a comer sano con lo que tienes a mano.

También, es interesante incluir verduras y frutas, para aumentar el aporte de agua, vitaminas y minerales, todos ellos necesarios para una buena recuperación.

Algunos alimentos ricos en estos nutrientes:

  • Hidratos de carbono: cereales (arroz, pasta, cous-cous...), tubérculos (patata, boniato), pseudocerales (quinua).
  • Proteínas: huevos, carne, pescado y lácteos.
  • Hidratos y proteínas: legumbres. En forma de tofu, tempeh...se digieren mejor.
  • Hidratos, agua, vitaminas y minerales: verduras y frutas.

Te proponemos tres combinaciones de ingredientes que puedes usar para preparar tus cenas, si entrenas al final de la tarde:

  • Verdura + cereal + pescado + fruta
  • Verdura + tubérculo + pollo + fruta
  • Verdura + legumbre + fruta

A continuación tres ejemplos de recetas de Nooddle app muy fáciles y nutritivas siguiendo estas pautas.

ENSALADA DE QUINUA, ATÚN, UVAS Y AGUACATE

3 cenas fáciles para después de entrenar

Ensalada de quinua, atún, uvas y aguacate

Ingredientes. Dos puñados de lechuga, 1 aguacate, 1 puñado de uvas, 1 lata de atún en conserva, 1 taza de quinua, 2 tazas de agua.

Preparación. Lava la quinua debajo del chorro del agua. En una olla, pon dos tazas de agua por una de quinua y cuando hierva, viertes la quinua y la dejas cocinar durante 20 minutos aproximadamente, hasta que la semilla se abra, y cuela.

Mientras, lava la lechuga y córtala en trozos del tamaño que te guste. También, abre el aguacate y córtalo en rodajas o dados. Por último, lava las uvas y córtalas en mitades.

Coloca la lechuga en un recipiente. Esparce varias cucharadas de quinua por encima. Coloca el aguacate en un lado, el atún previamente escurrido en el centro, y las uvas lavadas y cortadas en el otro lado. ¡Ensalada lista!

Trucos y consejos. Añade un huevo cocido para un extra de proteína.

POLLO CON CALABACINES

3 cenas fáciles para después de entrenar

Pollo con calabacines

Ingredientes. 1 pechuga de pollo, 1 calabacín, 1/2 cebolla, 1/2 limón, 2 cucharadas de aceite de oliva, 2 pizcas de sal.

Preparación. Lava y corta en rodajas, no muy gruesas, el calabacín. Corta en láminas la cebolla y la pechuga de pollo en tiras tamaño medio.

En una sartén, echa un chorrito de aceite. Cuando esté caliente, cocina la cebolla un par de minutos. A continuación, vierte las rodajas de calabacín y un poco de sal. También, raya un poco la cáscara del limón y viértela en la sartén (con dos pizcas te basta). Saltea todo a fuego medio, 5-7 minutos.

En otra sartén, con un poquito de aceite, cocina el pollo que previamente has cortado en tiras. Échale una pizca de sal y dos cucharadas de zumo de limón. Cuando veas que el pollo ya está cocinado, viértelo en la sartén de los calabacines y, con suavidad, integra todos los ingredientes. Sírvelo en tu plato y coloca, a modo de decoración, alguna rodaja de limón.

Trucos y consejos. Acompaña la receta con una patata cocida.

GARBANZOS CON BERENJENAS Y CALABACÍN

3 cenas fáciles para después de entrenar

3 cenas fáciles para después de entrenar

Ingredientes. 1 berenjena, 1 calabacín, 1/2 zanahoria, 2 dientes de ajo, 1/2 cebolla, 200 gramos de garbanzos en conserva, 8 cucharadas de tomate frito, 3 cucharadas de aceite de oliva, 2 pizcas de sal.

Preparación. Pica muy finamente el ajo y la cebolla. Lava y corta en dados la berenjena y el calabacín. Y, por último, pela y corta en cuadrados pequeños la zanahoria; En una sartén echa el aceite. Cuando se caliente, agrega el ajo y la cebolla y cocínalo, a fuego medio, un minuto.

A continuación, añade a la sartén la zanahoria y saltéala dos minutos a fuego medio. Ahora vierte la berenjena y saltéala otros dos minutos más. Por último, incorpora el calabacín y lo salteas dos minutos a fuego medio.

Baja el fuego al mínimo y agrega la salsa de tomate, los garbanzos y un poco de sal, y cocina 10 minutos más. Después sírvelo en una bandeja y a la mesa.

Trucos y consejos. Añade espinacas al plato. Incorpóralas junto con los garbanzos, previamente lavadas y picadas. ¡Tendrás un plato de garbanzos con verduras aún más completo!

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...