Cómo detengo esos molestos gruñidos de mi estómago

¿Por qué siempre sucede en esa reunión de todo el personal?
Elizabeth Millard -
Cómo detengo esos molestos gruñidos de mi estómago
Cómo detengo esos molestos gruñidos de mi estómago

No estás hambriento, pero sucede de todos modos, ese feroz gruñido de tu estómago que llena el silencio en una reunión de trabajo. O en una cita, o durante una entrevista de trabajo, o en cualquier momento, es un gran inconveniente que tu barriga suene como si estuvieras alojando dentro a una pequeña ballena tratando de aparearse.

Al menos ese gruñido de tu estómago tiene un nombre divertido. Esos crujidos del estómago son un proceso fisiológico normal, según Anish Sheth, M.D., jefe de gastroenterología del 'University Medical Center de Princeton'.

"Cuando no hemos comido durante un largo periodo de tiempo, nuestros intestinos activan una función de 'ama de llaves' que barre los desechos sobrantes", explica.

Este movimiento rápido de barrido de los intestinos es la manera en que tu cuerpo se prepara para su próxima comida. La forma en que funciona este proceso es empujando el aire y el líquido hacia abajo.

Entonces, esencialmente, es como si tu cuerpo se descargara como un inodoro cuando tiras de la cadena. Es un útil mecanismo de limpieza, pero, como los inodoros, no va a ser silencioso.

Aunque hemos llegado a asociar el sonido con el hambre, ese no es siempre el motivo, dice el Dr. Sheth. En cambio, es posible que descubras que sucede más en ese momento incómodo y lleno de reuniones entre comidas como la tarde -ya sabe, un tiempo después de haber comido, pero no lo suficiente para cuando se muera de hambre otra vez-.

Publicidad

Afortunadamente, hay una solución fácil, sugiere: "simplemente toma un refrigerio rápido. Incluso comer solo unos pocos bocados de comida evitará que la ama de llaves interna se ponga a trabajar, asegura el Dr. Sheth. El agua u otro líquido puede funcionar, pero no tan rápido como la comida".

¿Qué no funciona tan bien?

Apretar el estómago o aguantar la respiración, que a menudo es nuestro instinto al intentar amortiguar este molesto sonido. De hecho, esta práctica podría empeorar la situación, ya que estarías forzando a tus intestinos a empujar más aire hacia abajo.

Una mejor solución, si tienes un estómago 'gruñón' es tener algunos refrigerios pequeños a mano, especialmente un par de horas antes de tu próxima comida.

Además, aunque en sí mismo es un ruido inofensivo, preste atención a si hay cambios digestivos que vayan asociados con esos estruendos estomacales, aconseja el Dr. Sheth. Por ejemplo, si se combina con ardor de estómago, náuseas, gases excesivos, estreñimiento o diarrea y esos cambios ocurren durante más de un par de semanas, acude a un médico especialista cuanto antes.

Publicidad
Te recomendamos

El periodo de inscripción para la 5ª edición de esta marcha (4 de agosto, sobre 3 dis...

Nunca nadie corrió tan rápido 10 km con 55 años cumplidos como el campeón vitoriano h...

La velocidad del escolta y la potencia del ala pívot. Dos de nuestros grandes jugador...

Analizamos las Skechers GoRun Ride 7...

Más protección con la nueva tecnología DRYFLX de Buff®...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...