¿Notas ‘cosas raras’ en tu corazón? Podrían ser extrasístoles

¡Cuidado! el sobreentrenamiento o el estrés pueden hacer que tu ‘motor’ no vaya del todo fino…
Ezequiel Bellido Verdú -
¿Notas ‘cosas raras’ en tu corazón? Podrían ser extrasístoles
¿Notas ‘cosas raras' en tu corazón?

Ser un corredor dedicado a tu deporte, estricto y sano no te exime de pasar por épocas en las que tu chasis o motor no anden del todo finos. Seguramente serás de los que alguna vez has sentido alguna cosilla extraña en tu corazón, como que este no va del todo rítmico. Si es así tranquilo, muchas personas sedentarias o bien bastantes runners como tú dicen haber experimentado más de una vez como ‘la patata’ se les ha acelerado más de lo esperado, han sentido como esta se paraba por un segundo y volvía a latir con fuerza o han percibido que por un momento su latido no era regular.

Si estás pasando por una época en la que experimentas estos síntomas con más frecuencia de la que te gustaría posiblemente tu corazón esté cansado y sufriendo lo que se llama ‘fatiga cardiaca’. El estrés y esfuerzo generado por competir o entrenar de forma continua, durante muchas horas, a una alta intensidad y sin un descanso que lo compense debidamente, podría generar un descenso en la contractilidad cardiaca, implicando ese pequeño desorden en los latidos al que antes nos referíamos. Ojo, periodos de estrés o la toma de excitantes también podrían ocasionarte este tipo de reacción.

Publicidad

En este sentido, lo más común a lo que suele abocar este ‘cansancio’ es a la extrasistolia –sufrir extrasístoles-. Hablamos de ellas cuando el corazón se adelanta en su latido respecto a la frecuencia cardiaca normal que tiene en ese momento. Este suele percibirse como un salto en los latidos unido a un vacío –llamado pausa compensatoria- o palpitaciones. Aunque este fenómeno suele ser transitorio y normalmente benigno, las extrasístoles son molestas, hay personas que las tienen y que nos las notan y suelen crear inseguridad en aquellos individuos que sí que se las detectan.

Normalmente, todo esto se suele recuperar con descanso y en principio no tiene mayor trascendencia. Si reposando debidamente e intentando seguir una vida más tranquila sigues padeciéndolas no hace falta que te digamos que deberías pasar un reconocimiento médico con un cardiólogo de confianza –mejor si este trabaja con deportistas- para que sobre todo te someta a una ecocardiografía para que verifique que tanto a nivel estructural como funcional tu corazón está perfectamente. Si luego y para rizar el rizo te sugiere someterte a una prueba de esfuerzo, genial. Si este profesional lo considera oportuno, también podría colocarte un holter –aparato que registraría tu actividad cardiaca durante varias horas- para ver el tipo de extrasístoles que son así como la frecuencia de las mismas.

Tras estos chequeos y si todo está en orden, lo más normal es que puedas volver a reiniciar tus entrenos, plantearte nuevos objetivos atléticos y lo más importante, quedar te tranquilo porque sabes que tu ‘motor’ está en perfecto estado para darle caña.

En las siguientes páginas encontrarás artículos de interés:

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...