¿Por qué siempre estoy cansado?

¿Bostezas y te sientes mal todo el día? Puede que aquí estén las causas.
Julie Evans (Prevention) -
¿Por qué siempre estoy cansado?
6 razones por las que siempre estás cansado

Solemos culpar al estilo de vida actual de nuestra fatiga. Y quizá casi siempre sea así. Pero si siempre estás cansado o te preguntas “¿por qué estoy tan cansado?” no lo dejes de lado. Concédete 2 o 3 semanas para hacer algún cambio en tu estilo de vida: duerme más, deja de lado las actividades sociales, come más frutas y verduras, bebe más y deja la cafeína y el alcohol.

 “Si después de hacer todos estos cambios sigues notándote cansada necesitas ayuda profesional”, en palabras de Sandra Adamson Fryhofer, doctora de medicina interna de Atlanta. Demasiado cansancio puede ser el síntoma de un problema médico mayor que debería ser tratado de moda consecuente.
 
Estos son los 7 problemas más comunes que deberías tener en cuenta.
 
Anemia
 
El cansancio causado por la anemia es el resultado de una falta de glóbulos rojos, que se encargan de llevar oxígeno de los pulmones a tus tejidos y células. Te puedes encontrar mareado después de una carrera, o sentirte débil y sin aliento. La anemia puede ser causada por un déficit de hierro o vitaminas, pérdida de sangre, hemorragia interna o una enfermedad crónica como la artritis reumatoide, cáncer o fallo renal. Las mujeres en edad fértil son más propensas a sufrir anemia debida a la falta de hierro debido a la pérdida de sangre en la menstruación y la necesidad corporal de hierro durante el embarazo y la lactancia, según la doctora Laurence Corash, profesora adjunta del laboratorio de medicina de la Universidad de California, San Francisco
 
 
Los síntomas: Sentirte cansada todo el tiempo es el principal. También una debilidad extrema, problemas para dormir, falta de concentración, taquicardia, dolores en el pecho y dolor de cabeza. Incluso el más mínimo ejercicio, como subir las escaleras o caminar un poco, te puede hacer sentir cansada.
 
Detéctalo: Para evaluar la anemia debes hacerte un chequeo médico y análisis de sangre, incluyendo la medición sanguínea completa para comprobar los niveles de glóbulos rojos. También es común detectar si hay pérdidas de sangre.
 

Publicidad
Enfermedad del Tiroides
 
Si tus hormonas tiroideas no funcionan como deberían, incluso las actividades del día a día te pueden desgastar. La glándula tiroides, que tiene el tamaño aproximado del nudo de una corbata, se encuentra en la parte frontal del cuello y produce hormonas que controlan tu metabolismo. Si tienes mucha hormona tiroidea (hipertiroidismo) tu metabolismo subirá. Si tienes mucy poca (hipotiroidismo) tu metabolismo se estanca.
 
Los síntomas: El hipertiroidismo causa fatiga muscular y debilidad, algo que notarás antes en las piernas. Montar en bicicleta o subir escaleras se complican. Otros síntomas incluyen una pérdida de peso inexplicable, notar calor todo el tiempo, aumento de la frecuencia cardiaca, periodos menstruales más cortos y menos frecuentes y mayor sed. El hipertiroidismo se diagnostica mucho más en mujeres en la década de los 20 y 30 años, pero también puede suceder en mujeres algo mayores y en hombres, según el doctor Robert J. McConnell, codirector del Centro de Tiroides de Nueva York en la Universidad Médica de Columbia. El hipotiroidismo causa fatiga, dificultad para concentrarse, dolor muscular, incluso si estás haciendo poco ejercicio. También subes el peso debido a la retención de líquidos, sientes frío siempre (incluso en verano), experimentas periodos menstruales más fuertes y más frecuentes y estreñimiento. El hipotiroidismo es más frecuente en mujeres de más de 50 años: de hecho, un 10 por ciento de las mujeres de más de 50 años sufrirán como mínimo un hipotiroidismo medio, según McConnell.
 
Detéctalo: La enfermedad del tiroides se detecta con un análisis de sangre. “Los problemas de la tiroides son tan sencillos de tratar que cualquiera que sufra de fatiga o de debilidad muscular debería hacerse la prueba”, según Mc Connell.
 

Publicidad
Diabetes
 
A más de un millón de personas al año se les diagnostica diabetes tipo 2, pero hay muchos más que incluso no saben que la padecen. El azúcar, también llamado glucosa, es la gasolina que necesita tu cuerpo para seguir adelante. Y eso es un problema para los pacientes con diabetes tipo 2, que no pueden aprovechar la glucosa del modo correcto, con lo que crece en la sangre. Sin la energía suficiente para que el cuerpo funcione del modo correcto, los diabéticos se encuentran a menudo cansados como uno de los primeros síntomas de preocupación, según expertos del Centro de Investigación Clínica General de a Universidad de Medicina Johns Hopkins
 
 
Los síntomas: Además de sentirte cansado todo el tiempo, también tienes mucha sed, orinas más a menudo, tienes hambre, pierdes peso, te notas irritable, sufres infecciones bacterianas y visión borrosa.
 
Detéctalo: Hay dos pruebas clásicas para la diabetes. El test de la glucosa en plasma en ayuno, que es el más común, mide tus niveles de glucosa en sangre después de ayunar durante 8 horas. En la prueba oral de tolerancia a la glucosa te extraen sangre dos veces: antes de beber un jarabe de glucosa y dos horas después.
 
 

Publicidad
Depresión
 
Más allá de “la tristeza”, la depresión es una enfermedad importante que afecta al modo en que dormimos, comemos y nos sentimos en sociedad. Sin el tratamiento adecuado los síntomas de la depresión podrían durar semanas, meses o incluso años.
 
 
Los síntomas: No todos sufrimos la depresión del mismo modo. Habitualmente la depresión puede hacer que te falten fuerzas, duermas peor y tengas problemas alimenticios, de memoria y concentración, además de falta de esperanza, bajones de autoestima y mucha más negatividad. 
 
Detéctalo: No se detecta con un análisis de sangre, pero tu médico puede identificarlo preguntándote varias cosas. Si notas cinco o más de estos síntomas durante más de dos semanas o si están muy presentes en tu día a día acércate a tu médico o profesional de la salud mental: fatiga o pérdida de energía; dormir muy poco (o demasiado); una sensación de tristeza, ansiedad o “vacío” constante; falta de apetito y pérdida de peso; más apetito y ganancia de peso; pérdida de interés o placer en las actividades que antes te divertían; irritabilidad o poco descanso; problemas físicos que no responden al tratamiento, como el dolor de cabeza, enfermedades crónicas, estreñimiento y otros problemas digestivos; dificultad para concentrarte, recordar o tomar decisiones; sentimiento de culpa, falta de esperanza o de valor; pensamientos de suicidio.
 

Publicidad
Artritis Reumatoide
 
Esta enfermedad autoinmune es difícil de diagnosticar en el periodo precoz, pero hay algunos indicios sutiles que podrían auydarte. La artritis reumatoide ocurre cuando tu sistema inmunológico se vuelve contra sí mismo y ataca al tejido articular sano, lo que a veces acaba por ser un daño irreversible al hueso y al cartílago.
 

Los síntomas: Muchos síntomas (como la fatiga, la pérdida de energía, de apetito y dolor articular) también son comunes a otros problemas de salud, incluso a otros tipos de artritis como la fibromialgia o el lupus. La anemia y los problemas de tiroides, que también provocan fatiga, son más comunes en aquellos que sufren artritis reumatoide, según el doctor John Kilppel, presidente y consejero delegado de la Fundación de la Artritis de Atlanta. Los reumatóloos buscan cuatro de estos criterios cuando diagnostican la artritis reumatodide: rigidez articular al levantarte que dura aproximadamente una hora, el menos tres articulaciones con hinchazón del tejido blando o de los fluidos, al menos una articulación hinchada en muñeca, nudillos o la falange intermedia de un dedo; situación similar de las mismas zonas articulares en ambos lados del cuerpo, bultos de tejido debajo de la piel y erosión ósea en las articulaciones de la muñeca y la mano detectados por rayos X.

Detéctalo: Un examen concienzudo realizado por un reumatólogo puede mostrar pruebas evidentes de la enfermedad, pero también hay una prueba de la presencia del factor reumatoide, un anticuerpo que se encuentra en la sangre. Cerca del 80 por ciento de la gente que se realiza la prueba tiene un resultado positivo, pero no es concluyente.

Publicidad
Apnea del Sueño
 
Puede que tengas este problema de interrupción del sueño si te levantas cansado, da igual el descanso que creas haber tenido. La apnea del sueño es una problema caracterizado por interrupciones breves de la respiración durante el sueño. En el caso más común, la apnea del sueño obstructiva, tu zona respiratoria superior se cierra o comprime unos segundos en los que alerta a tu cerebro para que te despierte y volver a respirar. Los pacientes de apnea del sueño obstuctiva pueden dejar de respirar docenas o cientos de veces en una noche, según la doctora Roseanne S. Barker, ex directora médica del Instituto Baptista del Sueño de Knoxville.
 
 
Los síntomas: Un claro caso de la apnea del sueño es el ronquido, seguido de cansancio al día siguiente. La apnea del sueño puede ocasionar enfermedades cardiacas, aumento de la presión sanguínea e incluso un infarto, así que es importante chequearla.
 
Detéctalo: Tendrás que pasar una noche en una clínica del sueño, en el que te someterás a un polisomnograma, un test indoloro que monitoriza tus patrones del sueño, cambios respiratorios y actividad cerebral.
 
El artículo 7 Reasons You’re Tired All The Time se publicó originalmente en Prevention.
 

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...